Sandra Hüller por la sorpresa

0
132
En Anatomía de una caída (2023), Hüller encarna a Sandra Voyter, novelista y madre acusada de asesinato

La actriz alemana está en la carrera de los Oscar para alcanzar el premio como mejor actriz principal. Algunos vaticinan que podría sorprender con triunfo sobre las favoritas a priori, Lily Gladstone y Emma Stone

Prensa Latina

La protagonista del film Anatomía de una caída, dirigido por la francesa Justine Triet, nunca ha sido nominada al premio de la Academia, pero este año hace doblete gracias también a la candidatura de la cinta La zona de interés, de Jonathan Glazer, en la cual actúa y por tanto figura en dos películas de autor europeas.

En Anatomía de una caída, ganadora de la Palma de Oro a mejor película en el Festival de Cannes, Francia, Hüller de 45 años, encarna a Sandra Voyter, novelista y madre acusada de asesinato.

Voyter enviuda en extrañas circunstancias, y mientras la investigación determina si su esposo fue asesinado, es arrestada y acusada por su posible implicación, exponiendo de paso su relación y extraña personalidad.

En Europa resaltan la versatilidad impresionante de la actriz alemana, con desempeño en una película de juicios que da una clase de actuación a cada momento, sosteniendo toda la trama con una veracidad conmovedora.

Hüller saltó a la fama internacional en 2016 con el film Toni Erdmann, de Maren Ade, que cautivó al público de Cannes en su estreno, e incluso fue nominado al premio de la Academia.

Ha eslabonado su carrera con títulos importantes y actualmente recoge los resultados más significativos, premios incluidos, y el reconocimiento del gran público europeo e internacional. Sin dudas para esta actriz 2023 ha sido extraordinario.

En La zona de interés, cinta sobre el Holocausto ganadora del Gran Premio de Cannes -ahora con varias nominaciones al Oscar- ella encarna a Hedwig Höss, la esposa del comandante de Auschwitz Rudolf Höss, uno de los asesinos en masa más famosos de la historia.

Pero tal como consideran quienes más aplauden a Hüller, aún con sobrados méritos no le será nada fácil alzar la estatuilla dorada en una categoría codiciada, y tradicionalmente también de oro para las estrellas de Hollywood.

Sus contrincantes Lily Gladstone, Emma Stone, Carey Mulligan y la experimentada Annette Bening igualmente han bordado sus actuaciones, arrancando elogios y buenos augurios por doquier.

En una entrevista anterior a estas nominaciones la actriz alemana confesó que ambas obras, Anatomía de una caída y La zona de interés, son muy importantes para ella, personal, artística y profesionalmente.

“Me llevaron a un lugar como actriz al que nunca pensé que podría llegar. Así que soy muy afortunada de haber trabajado con estos dos equipos y de haber podido rodar estas dos películas tan diferentes entre sí y tan serias”, resaltó.

Como se sabe, habrá que esperar al 10 de marzo próximo cuando se abra el sobre con el nombre de la ganadora en Mejor actriz principal, en una ceremonia repleta de estrellas con sede en el Dolby Theater de Los Ángeles, y con transmisión en vivo.