Carta de una persona de Bien a nuestro queridísimo presidente Duque

0
Juan David Aguilar Ariza My President, nuestro Duque, our Lord, porque es así como lo llamamos nosotros, las personas de bien, invocando a nuestra verdadera estirpe, la de las castas, la de las familias de...

Prácticas budistas en bicicleta

0
Juan David Aguilar Ariza En una historia apócrifa de Cien años de soledad se narra que Melquíades llegó pedaleando sinuosamente un extraño armazón de metales herrumbrosos, que una de las ruedas era más grande que...

Crece, escritor joven, crece

0
Juan David Aguilar Ariza Y cuando los ves es inevitable exclamar: «¡He aquí el escritor joven!». Son aquellos que bajo el signo del escritor maldito deciden beber de la absenta del mal por la eternidad,...

La literatura en cuarentena

0
Juan David Aguilar Ariza @JDaguilarA Por lo menos dos cuarentenas atraparon a Balzac en posadas u hoteles de paso, entre las tantas correrías que llevaron al escritor a perseguir obstinadamente a mujeres aristocráticas que le prometían,...