lunes, abril 15, 2024
InicioInternacionalGuerra en Ucrania, la Unión Europea se pone el casco

Guerra en Ucrania, la Unión Europea se pone el casco

El presidente francés Emmanuel Macron atizó la hoguera anunciando que tropas de la OTAN se alistan para cruzar la frontera ucraniana y atacar a Rusia

Ricardo Arenales

La Organización del Tratado Atlántico Norte, OTAN, los países miembros de la Unión Europea y el Pentágono norteamericano, trabajan febrilmente por articular una guerra frontal con Rusia. Ante el desastre en que ha resultado la llamada contraofensiva ucraniana y la inutilidad del envío de costoso armamento occidental, que día tras día ha venido destruyendo la artillería rusa en el terreno de operaciones de Ucrania, las fuerzas militaristas de occidente, desesperadas, alientan la idea de una confrontación frontal con Rusia, lo que llevaría a una extensión del conflicto, de proporciones inimaginables.

La cereza del pastel fue puesta por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien, en el marco de una cumbre de potencias occidentales sobre la situación en Ucrania, citada en París en enero pasado, dijo, de manera por demás inconsulta e imprudente con sus socios, que la OTAN, y desde luego fuerzas francesas, estudian el momento de cruzar la frontera ucraniana para apalancar al régimen de Zelenski, en la pretensión conjunta de derrotar a las tropas rusas en el escenario del conflicto.

Emmanuel Macron, inspirado en
sus antepasados colonialistas, sueña
con la derrota de Rusia y China

Macron hizo una declaración en la que señaló que “no hay que excluir” el envío de tropas occidentales a Ucrania para para apoyar a este país en su guerra contra Rusia.

No, pero sí

Las afirmaciones del mandatario francés produjeron una avalancha de reacciones. Una de las más relevantes es el desacuerdo entre Macron y el premier alemán Olaf Scholz. Entre los dos gobernantes hay diferencias en torno a una salida final a la crisis ucraniana. De hecho, varios gobernantes europeos han hecho pública la opinión de que antes que escalar el conflicto hay que ensayar el camino del diálogo civilizado y la búsqueda de la paz. A la cabeza de quienes se inclinan por esta vía se encuentra el pontífice de la Iglesia católica, el papa Francisco.

Varios países europeos, que rechazaron las declaraciones de Macron, indicaron que no hay hasta ahora planes de envío de tropas de la OTAN a Ucrania.

Pero una cosa son las declaraciones y otra los hechos, que se reclaman tozudos. El primer ministro eslovaco, Robert Fico, dijo la semana pasada que varios países de la OTAN y de la Unión Europea sopesan enviar tropas a Ucrania. Añadió que esta medida provocará “una enorme escalada de tensiones”. Esos países, recalcó, “están considerando la posibilidad” de enviar tropas a Ucrania “de manera bilateral”.

Matices

“Esto no redunda en interés de esos países, y deberían tener cuidado. En este caso (de enviar tropas) no debemos hablar de la probabilidad, sino de la inevitabilidad de un conflicto directo entre la OTAN y Rusia. Así es como lo evaluamos”, dijo Dmitry Pescov, secretario de prensa del presidente ruso, respondiendo a la anterior versión y a las palabras de Macron.

En medio de esta discusión fueron apareciendo matices. El canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que ningún soldado de la OTAN sería desplegado desde el servicio activo a Ucrania. El propio secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, se pronunció en igual sentido.

El premier eslovaco, Fico, aseguró por su parte que su país no desplegará sus fuerzas en la zona de conflicto. “Ningún soldado de Eslovaquia irá a Ucrania”, afirmó, señalando que Bratislava está dispuesta a ayudar a Kiev “en términos de desescalada”, como, por ejemplo, en el desminado de sus territorios.

Las declaraciones van por un lado y las acciones por otro. En la primera semana del presente mes de marzo, la OTAN inició maniobras militares a gran escala en el norte de Polonia, las más grandes después de la Guerra Fría, que indudablemente apuntan a un conflicto militar con Rusia. De hecho, las tropas atlánticas se despliegan a lo largo de una extensa zona de frontera con Rusia.

Escenario de enfrentamiento

Una denuncia sobre la gravedad de tales maniobras fue hecha por el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Patrúshev, quien precisó que con estas maniobras militares “se está ensayando un escenario de enfrentamiento armado con Moscú, sin duda aumentan las tensiones y desestabilizan la situación en el mundo”.

Según su apreciación, el “papel destructivo” de Estados Unidos, líder de la alianza, “es evidente en la historia moderna”, ya que ningún otro país en el mundo “ha desencadenado tantas guerras y conflictos militares y provocado tantas crisis económicas devastadoras”.

Patrúshev subrayó que una de las herramientas de la influencia de Washington es el “agresivo” bloque militar. “Durante sus 75 años de existencia como supuesto garante de la paz y la democracia, la OTAN ha desencadenado más de cien guerras y conflictos militares en todo el mundo, y se prepara para los próximos”, puntualizó. Indicó, además, que el hecho de que los países miembros sigan aumentando sus gastos militares “subraya una vez más el carácter cada vez más agresivo de esta alianza”.

Esta apreciación ha sido corroborada por medios de prensa occidentales, que la semana pasada indicaron que Europa llevó semanas estudiando un plan para enviar tropas a Ucrania y en todo este tiempo Estados Unidos respaldó la idea. Con el agravante de que, como asegura el jefe del Pentágono, “si Ucrania cae, la OTAN estará en un enfrentamiento directo con Rusia”.

Razones de la guerra

En este punto, coinciden las autoridades rusas y las occidentales. El Kremlin ha dicho en diversas oportunidades que cualquier despliegue de tropas occidentales en Ucrania desencadenaría un conflicto directo entre Moscú y la OTAN.

Algunos medios de prensa occidentales indican que, tras los resultados de la confrontación en Ucrania, en la que las tropas rusas han dado nuevos y contundentes golpes a la contraparte, convirtiendo a Ucrania en un verdadero cementerio de tanques de las fuerzas occidentales, ya hay fuerzas militares de estos países combatiendo sobre el terreno.

La verdad es que, indican estas fuentes, los gobiernos europeos, que representan los intereses de una burguesía integrada por los grandes fondos de inversión, bancos y empresas multinacionales y el imperio sionista anglosajón, no renuncian a la guerra porque sueñan con enfrentar y desmembrar a Rusia, para después adueñarse de China.

Esta es la verdadera razón para que Occidente y la OTAN persistan en la confrontación en Ucrania, pese a que el régimen de Zelenski se desmorona aceleradamente en medio de la corrupción y la desmoralización de sus tropas ante los golpes recibidos.

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments