Recuerdo de Hilario José Ariza Gómez

0
297
Hilario José Ariza Gómez

Homenaje al escritor y abogado guajiro, recientemente fallecido, cuyas obras reflejaron, recrearon y revelaron a su amada patria guajira, así como la más fiel resonancia del hermoso pueblo wayuu

José Luis Díaz-Granados

En marzo de 2022 partió a la eternidad mi querido pariente, el admirado escritor guajiro Hilario José Ariza Gómez, de quien tuve el privilegio de disfrutar su noble amistad durante muchos años en Bogotá, donde ambos residíamos.

Además de los fuertes y profundos lazos familiares, compartíamos el amor por el oficio literario, en el cual se destacó con sus excelentes novelas Ciudadano del tiempo, El rostro del tatuaje, En un pueblo sin nombre (Premio Yotojoro de Oro), Tatuajes del poder y El hijo de la dama de San Lorenzo.

Sabiduría guajira

Fueron todas sus obras -con excepción de la novela inicial-, reflejo, recreación y revelación de su amada patria guajira y la más fiel resonancia del hermoso ancestro wayuú. No obstante, siempre que nos encontrábamos, le insistía que Ciudadano del tiempo era quizás su mejor logro narrativo, no sólo por su espontánea reinvención de tantos sueños y vivencias cosmopolitas sino por la frescura de cada expresión literaria allí consignada.

Le recordé que en alguna ocasión el célebre crítico uruguayo Ángel Rama había escrito que muchas veces la primera novela se convertía en la obra más representativa de un escritor, porque allí no solamente ese autor apasionado, arbitrario y febril, habría exorcizado todos los demonios interiores, y así había otorgado a los lectores lo mejor de sí mismo, sin inhibiciones de índole alguna. Y, por lo general, eso ocurría cuando ese joven y desconocido escritor “no era nadie, pero quería serlo todo”.

Hilario José me agradecía el concepto con una sonrisa escéptica, pues estaba convencido que sus novelas posteriores afirmaban la rotunda sabiduría guajira y al mismo tiempo enaltecían cada milímetro de la prodigiosa geografía de la Península, a la que amó de manera incondicional y definitiva.

La biografía Hilariza 

Hilario José Ariza Gómez había nacido en Riohacha en 1952. A los 13 años se trasladó a la capital de la República donde realizó estudios secundarios en el Colegio Mayor del Rosario. En 1969 recibió el grado de Bachiller de Filosofía y Letras, en momentos en que ya había decidido que su destino era la literatura.

Cursó estudios de medicina hasta el cuarto semestre y poco después se matriculó en la Facultad de Jurisprudencia en el mismo claustro rosarista, donde terminó su carrera en 1976. Allí se graduó con la tesis titulada Aportes al sistema judicial colombiano, publicada en 1978.

Hijo de Hilario Ariza (“Hilariza”, como firmaba sus corresponsalías del diario El Tiempo desde la capital de La Guajira), y de Betulia Gómez, nuestro recordado escritor fue el segundo de tres hermanos, siendo el mayor Amílkar (uno de los más respetados profesionales de la odontología, pionero de la implantología, y notable pintor y escultor) y Edgardo Mario, abogado, también como Hilario José.

Jamás se desvinculó

Contrajo matrimonio con Inés Margarita Soto, mujer culta, excepcional, con quien tuvo cuatro hijos y con quien fundó la Editorial Macuira (la cual publicó todos sus libros). Inés Margarita fue su amorosa compañera incondicional cuya adhesión sentimental la convirtió en la esencia de su vida creadora.

Hilario José Ariza desempeñó importantes cargos en el sector público tanto en el Insfopal como en la Caja de Crédito Agrario y el Ministerio de Educación Nacional. En varias ocasiones le fueron ofrecidos los cargos de Alcalde de Riohacha y de Gobernador de La Guajira, los cuales el escritor siempre declinó.

Acompaño con el corazón en la mano a todos los suyos en esta hora de dolor, sentimiento que hago extensivo a la bella familia Pugliese Sánchez y a todos sus amigos y colegas tanto de Bogotá (donde vivió más de 60 años) como de La Guajira, su amado terruño del que jamás se desvinculó.