jueves, julio 18, 2024
InicioVisiónCulturalPalestina, corazón del mundo

Palestina, corazón del mundo

El Movimiento Poético Mundial ha convocado a estadistas, ministros, parlamentarios, pensadores, activistas y poetas para propiciar reflexiones sobre la crítica situación y evocar la heroica saga de su pueblo

Fernando Rendón (**)

En nombre del Movimiento Poético Mundial expreso nuestro cálido saludo a Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, al vicepresidente sectorial Freddy Ñáñez y a los destacados invitados e invitadas a esta Conferencia Mundial virtual por Palestina. Quiero agradecer a la Cancillería venezolana que aloja con generosidad este encuentro y al sólido grupo organizador en Caracas, en cabeza de Ana María Oviedo.

La humanidad necesita introducir profundos cambios en su cultura global. Una rebelión espiritual y el despliegue de un lenguaje creador son inevitables para restaurar la unidad del espíritu humano y evitar la hecatombe final. La cuerda se ha roto y cuarenta mil nuevos mártires han partido a causa del fuego invasor. El dolor no nos ha arrancado la lengua. No nos quedamos sin palabras contra el delirio exterminador de cada día. Los pueblos arden y renacen en el fuego del sacrificio. La matanza sionista continúa y muchos gobiernos permanecen cruzados de brazos a la espera de nuevas cifras de muertos.

Detener la guerra y la ocupación

Los pueblos se alzan contra el genocidio y se movilizan contra los gobiernos que ignoran la matanza. El Estado de Israel sobrelleva una grave derrota política. Cada palestino asesinado nos acerca a la muerte de la humanidad. Debemos introducir más formas de presión para contribuir a detener la guerra y la ocupación. Palestina será reconocida como Estado autónomo integrante de las Naciones Unidas. Sobre los escombros de Gaza recomenzará el sueño del mundo.

El Movimiento Poético Mundial, integrado por algunos miles de poetas, fue creado hace trece años para acompañar a los pueblos en sus luchas por la liberación, la paz mundial y la justicia poética. Es enorme la importancia y el impacto de la palabra en la sociedad contemporánea. Nuestra estrategia será llevar la poesía al mundo entero. La Conferencia Mundial por Palestina es vital para afirmarnos en nuevas certezas. Puesto que el objetivo de la guerra infinita no conducirá a eliminar la guerra, también extinguirá la vida sobre la tierra.

Palestina es el paradigma de la resistencia humana. La historia que se debate entre incendios y despojos cambiará. Los niños palestinos vivirán. Al olivar de su pueblo llegará el agua fresca de la inmortalidad. Palestina vivirá para ver su sagrada victoria y su resurrección. Si la guerra cesa, será la victoria de la existencia. En las llamas del genocidio se purifica y se afina el espíritu humano. La poesía nutre con vigor nuestro tiempo. La patria del mundo será libre. El verdugo se irá.

Somos la conciencia y la sensibilidad

La tierra tiembla por los cambios que se avecinan y fluye como un río de lava. El agua está hecha de fuego. El viento se lleva la historia que fue y llegan nuevos siglos. Por la fuerza de la verdad nos estamos fundiendo a la tierra, que se desliza en el espacio como un cuerpo vivo. La historia está instalada sobre un volcán. Mientras la tierra tiembla queremos seguir construyendo nuestras casas. Nuestros pensamientos sobre la existencia se ajustan cada instante. Los caracteres de la historia se escriben sobre el libro de un ciclón.

Las víctimas de los terremotos comprenden bien las edades de la tierra. Los palestinos conocen las edades de la guerra. El mundo originario desdeña la destrucción de los seres vivientes y repudia a la bestia apocalíptica que quiere morir matando. Los pueblos pertenecemos a la unidad. Más que de la prehistoria venimos del fuego del origen, de la constitución de las capas de la tierra. Somos la conciencia y la sensibilidad, el espíritu creador de la tierra en formación. Los pilares de la vieja arquitectura de la historia, frágiles en sus comienzos, han sido sustituidos por el proyecto de un sólido devenir humano.

Diez mil niños palestinos resisten

Ni hay matanza sin castigo, ni solidaridad del mundo que no alivie el dolor de un pueblo. La valerosa esperanza vive. El mundo no puede dormir tranquilo mientras combaten el amor y la muerte. Aunque en medio de la realidad belicosa Dios parece no existir, el diablo se alza de hombros. Todo bombardeo sucede cerca de nuestras casas.

Cuarenta mil palestinos asesinados habitan las moradas del vacío. Diez mil niños muertos que deambulan entre ruinas nos están hablando. Diez mil niños muertos cantan bajo el rocío de la mañana. Diez mil niños que resisten muertos esperan la victoria de la luz. El triunfo de Palestina será la certeza de toda vida sobre la Tierra. Sobreviven el amor y la poesía. El animal de la guerra se agota. La infancia brota entre los escombros. El mundo puede empezar de nuevo.

(*) Poeta, fundador y director del Festival Internacional de Poesía de Medellín

(**) Palabras del poeta colombiano en la sesión inaugural de la Conferencia

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula