Jaque mate, pocos recursos, mucho talento

0
Entrenamiento equipo Kallpa. Foto AHM.

El club de ajedrez bogotano Kallpa, campeón de Cundinamarca, lleva un proyecto que fomenta la formación social de jóvenes y niños.

Andrey H. Martínez

El ajedrez es un juego para dos personas que recrea una batalla, sus orígenes presuntamente se encuentran en la India, actualmente es un juego con diferentes categorías las cuales son: aficionado, experto y maestro.

En nuestro país es un deporte que es practicado por apasionados jugadores, los cuales dedican mucho de su tiempo para desarrollarlo profesionalmente. Es una disciplina en los Juegos Nacionales e internacionales. Sus practicantes representan tanto a sus instituciones como al país en los diferentes torneos locales e internacionales. Todas estas ligas nos representan con gran esfuerzo debido a que los recursos para la práctica y participación en los torneos son muy limitados, en la mayoría de ocasiones la participación de dichos torneos son financiados por los mismos deportistas o en el caso de los menores de edad, por sus padres.

Este es el caso del Club de Ajedrez Kallpa, situado en Bogotá, fundado por los estudiantes de ciencias sociales Miller Domínguez perteneciente a la Liga de Ajedrez de Bogotá y Carmen Giraldo, enfermera de la Universidad Nacional, ajedrecista de la liga de ajedrez de Antioquia.

Kallpa, en la lengua quechua significa fortaleza. La fortaleza es enseñada a los niños para llevar acabo sus tareas diarias, sus participaciones profesionales y capacidad para llevar adelante sus propósitos, ya sean personales o a nivel de la competencia, pero con respeto por el rival, además de humildad y nobleza.

La fundación de este club surgió como una propuesta social con la intensión de prevenir los diferentes problemas socio-económicos que afectan nuestra sociedad a través del deporte, cuidando y fomentando la salud física y mental de los niños. Esta escuela de ajedrez tiene cinco años en los que ha fomentado en sus alumnos valores como el respeto, la tolerancia, saber ganar y perder, compañerismo, lealtad, entre otros.

Potenciar capacidades intelectuales tales como la concentración, la memoria, el análisis, la creatividad y la toma de decisiones. Generar en el ajedrez un espacio sano de aprendizaje, la sana competencia y esparcimiento, con el fin de posibilitar alternativas para el aprovechamiento del tiempo libre en los niños y jóvenes. Llevar el ajedrez a niños que viven en territorios socialmente difíciles, con el objetivo de prevenir el mal uso del tiempo libre.

Miller Domínguez, es también entrenador de Kallpa y ha participado en el Campeonato Mundial Amateur, en el XIII Panamericano de Ajedrez Juvenil, Gran Prix Categoría Sub 20, representante de Colombia en la Segunda Fiesta Internacional de Ajedrez Unam, entre otros. Él define al ajedrez cómo: “Arte, belleza que se ha producido en algunas partidas, o la belleza que se puede llegar a producir a través de jugadas inesperadas, como al sacrificio de la dama para dar captura al rey enemigo, le otorga al ajedrez un carácter muy estético, digno de admiración”, explicó Domínguez quien añadió que el ajedrez es más que una entretención, tiene bases científicas: “El carácter competitivo que se refleja en los torneos, además, de la preparación de un ajedrecista profesional es tan estricta como la de cualquier otro deporte, la cual se compone de disciplina, buena alimentación, extensas rutinas de entrenamiento en la parte táctica y estratégica, adicionalmente un ajedrecista debe estar físicamente bien preparado para poder resistir las largas jornadas. También es considerada una ciencia ya que a un alto nivel, un minúsculo error puede ocasionar la pérdida de la partida. Los grandes maestros se esfuerzan siempre en encontrar la verdad absoluta, lo cual le da al ajedrez un carácter científico”.

Los frutos del esfuerzo para Kallpa se ven reflejados en su más reciente participación en el Torneo de Escuelas de Cundinamarca, en el que se coronaron campeones. El club ha participado en varios torneos distritales donde acumulan campeonatos. Torneos internacionales cómo: Panamericano juvenil Cali 2011, (20 participantes), Panamericano juvenil Lima Perú 2012, (5 participantes), Panamericano México 2014, (1 participante), Centroamericano San Salvador 2014, (2 participantes), medalla de bronce sub 7 masculino. Medalla de bronce sub 11 masculino. Centroamericano y del Caribe, Palmira Valle 2014. 10 participantes. Panamericano Juvenil, Cali 2015, (7 participantes).

Uno de sus alumnos es Mateo González un destacado ajedrecista juvenil de Bogotá. Un excelente estudiante, muy buen hijo y compañero, alcanzó un puesto destacado entre las pruebas ICFES en el distrito e ingresó a la Universidad Nacional, en la que actualmente estudia Química Farmacéutica.

Así es cómo el ajedrez ha cambiado la vida de muchas personas, alimentando sus destrezas y capacidades mentales, enseñando disciplina y valores. Un deporte conocido pero poco practicado, que si tuviera un mayor reconocimiento y recursos para su desarrollo, tendríamos más jóvenes como Mateo González, jóvenes prometedores con formación social, quienes ayuden al desarrollo integral de nuestro país.