Recordando a Valerio Méndez

0
139
Vario Méndez. Foto Archivo

Falleció en La Habana, Cuba, el recordado dirigente sindical del Partido Comunista Colombiano. Su labor destacada en el movimiento obrero y en la protección de dirigentes revolucionarios lo llevaron al exilio

Alfonso Velázquez

En la madrugada del 21 de abril murió en la ciudad de La Habana, Cuba, el camarada Valerio Méndez, quien se asiló allí debido a las persecuciones y amenazas recibidas por su eficaz labor en el Organismo de Seguridad del Partido Comunista Colombiano en los 80, años del sistemático exterminio de los militantes del PCC y la Unión Patriótica. Para informar sobre la situación en Colombia fundó el periódico VOZ Colombia, medio que circuló hasta un poco antes de su fallecimiento.

Valerio trabajó en Croydon a finales de la década de los 60 del siglo anterior. Creó Partido en un sindicato afiliado a la CTC, ocupó el cargo de fiscal. A raíz de su activa participación en un paro contra la política represiva de la empresa Croydon fue despedido. Afortunadamente los compañeros del sindicato de Eternit, lo contrataron en calidad de funcionario. Labor que desempeñó en las oficinas y salones de reuniones de la sede del sindicato mencionado.

Allí una vez más se destacó el sindicalista comunista ya que estimuló las reuniones de estudio sobre los mecanismos de explotación capitalista de los trabajadores y como neutralizar esa explotación y contribuir a la solidaridad estimulando la unidad de acción y la solidaridad. En esta labor contó con el apoyo del camarada Teófilo Forero.

Valerio y Teófilo al lado de otros camaradas crearon el Comité Intersindical del Sur de Bogotá. Soacha y Sibaté que contaba con setenta sindicatos, que amplió sus actividades solidarias, deportivas. Fundaron el periódico “Avance Sindical”, medio que contribuyó a elevar el nivel de conciencia y lucha por las reivindicaciones de los trabajadores e incrementaron la solidaridad recolectando dineros, alimentos, y otros elementos necesarios para sostener las huelgas y paros. En diciembre conseguían juguetes y otros artículos que se repartían en los barrios más pobres de ese sector.

Cuando ascendió al Comité Central y el Ejecutivo del PCC se le dio la responsabilidad para que cualificara las actividades relacionadas con el Organismo de seguridad del Partido. Procuró textos pedagógicos para comunicar actividades que potenciaran las acciones para incrementar la seguridad de los camaradas. Era la época de máximas tensiones, de persecución, desaparición de los más destacados cuadros comunistas y de la Unión Patriótica.

Se destacó en la preparación, organización y realización del Paro Cívico de septiembre de 1977. Al lado de Teófilo Forero y otros camaradas hicieron posible la masiva participación de trabajadores de la zona industrial del sur y de la población del cordón industrial de Soacha, Sibaté y la Sabana.

Como secuela de este histórico paro la fuerza represiva aumentó la persecución y el encarcelamiento y la patronal incrementó los despidos. En estas condiciones se destacó la defensa y la solidaridad de los trabajadores agenciada por el Comité Intersindical del Sur de Bogotá, Soacha y Sibaté.

En Cuba siempre estuvo pendiente de los jóvenes que asistían a la escuela de cuadros Lázaro Peña. Valerio es uno de los cuadros señeros del Partido que marcan la senda a los jóvenes comunistas que se inician en la lucha partidaria.

El Ejecutivo y el Comité Central del PCC expresan sus condolencias y solidaridad a Hilda Ide Matos Samón, su esposa quien reside en La Habana y quien lo acompañó en los últimos momentos de su vida; hacemos extensivas estas condolencias a sus hijos y familiares.