Ricardo Alarcón vive en la consciencia del pueblo

0
125
Ricardo Alarcón. Foto cuba debate

“Se va, pero no se va. Lo vi desfilar hoy primero de mayo, multiplicado en miles”

José Ramón Llanos

Falleció el primero de mayo en Cuba Ricardo Alarcón Quesada, destacado militante del Partido Comunista Cubano y exministro de Relaciones Exteriores. Todavía imberbe fue militante de la lucha revolucionaria e ingreso al Movimiento 26 de Julio. Por su excepcional militancia y su lucha en el Movimiento Estudiantil en la Universidad de La Habana en 1959 se convirtió en el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria. Como la mayoría de los jóvenes cubanos apoyó la lucha de Fidel Castro y su guerrilla en las montañas de Cuba.

En 1962 fue nombrado director de América del Ministerio de Relaciones Exteriores, posteriormente fue elegido embajador de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas. Perteneció al Comité Central del Partido desde su II Congreso e hizo parte del Buró político del Partido desde su V Congreso. Durante 20 años fue presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. En todos los cargos que ocupó en el gobierno revolucionario se destacó por su total entrega, su gran eficacia, sus iniciativas, especiales elogios recibió por la forma exitosa como condujo los diálogos con Estados Unidos que culminaron en los acuerdos migratorios entre ambos países.

Ricardo Alarcón también fue columnista de Cubadebate. Y con frecuencia publicaba artículos en los distintos medios en Juventud Rebelde en Granma, precisamente en este medio en el 2016 escribió un perfil de Fidel Castro en donde lo presentaba como un líder excepcional con unas características difícil de encontrar en los más destacados revolucionarios cubanos. Entre otras características destacó: “Fidel es un personaje sumamente raro. Rarísimo. Casi irrepetible. Ningún jefe de Estado en la historia (quizá Lenin) ha tenido ese “defecto que es ser incapaz de dejar algo a medias, esa necesidad de llegar hasta el último detalle de las cosas. Ni la insaciable cultura que lo caracteriza. Ni su apasionado sentido del trabajo”.

Las condolencias de la dirigencia y del pueblo

Su fallecimiento fue lamentado por los altos funcionarios, por sus compañeros de trabajo y por el pueblo. Múltiples fueron las calificaciones positivas emanadas de todos aquellos que conocieron su labor. El ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla expresó: “Todo nuestro homenaje al querido Eduardo Alarcón en la lealtad a la Revolución, al Partido, a la política exterior y a la gloriosa tradición de la cancillería”.

La viceministra de Relaciones exteriores Josefina Vidal manifestó: “A Ricardo Alarcón de Quesada el Maestro de los diplomáticos de nuestra generación, le guardaremos siempre profundo respeto e infinito afecto. Gracias por el privilegio y honor de haber sido sus discípulos”.

En Cubadebate se recogen las condolencias de cubanos del común. Oscar Pérez Pérez dijo: “Se ha ido otro de nuestros íconos, excelente político, digno continuador de Raúl Roa en materia de política internacional y defensa de la revolución en todas las tribunas internacionales, vaya a su familia, amigos y compañeros de lucha y de trabajo nuestras sentidas condolencias, también a nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular que hoy está de luto”.  Yunier dijo: “!Gran pérdida para Cuba¡ Luchador incansable junto a Fidel por el regreso de los 5. Una voz firme y conocedor de las Relaciones de Cuba y Estados Unidos. Orador magnífico. Se le va a extrañar en esta lucha continua por mejorar el proyecto revolucionario que comenzaron desde la universidad. Condolencias a su familia, amigos, compañeros de lucha y de trabajo”. David dijo: “Quienes lo conocimos sabemos de su integridad inquebrantable, su inteligencia innata y su valentía política. Se va, pero no se va. Lo vi desfilar hoy primero de mayo, multiplicado en miles”. Como se ve un revolucionario de gran reconocimiento en el pueblo que es lo que anhela cualquier comunista en el mundo.

La dirección del Partido Comunista Colombiano, la directora y el Comité de Redacción del Semanario Voz expresan sus condolencias al gobierno de Cuba, a la legación diplomática en nuestro país y a sus familiares.

Como homenaje póstumo transcribimos el discurso de Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, leído en la Asamblea General de la ONU el 7 de septiembre de 2005.

“Señor Presidente:

Fuimos convocados a examinar «los avances logrados en el cumplimiento de los compromisos contraídos en la Declaración del Milenio» y aquellos «derivados de las grandes conferencias y cumbres de las Naciones Unidas», pero ese fin ha sido completamente desvirtuado.

Eran 8 objetivos y 18 metas que deberían cumplirse en su mayoría en el año 2015. Eran en verdad modestos. Erradicar la extrema pobreza y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el VIН/SIDA y otras enfermedades transmisibles, garantizar la sostenibilidad ambiental y desarrollar alianzas globales para el desarrollo.

Muy poco se ha hecho para alcanzarlos. En varios de ellos hay un franco retroceso. Eso era lo que había que discutir aquí y ahora para emprender acciones enérgicas y urgentes que permitieran avanzar. Esa era la obligación de esta Cumbre. Pero estamos ante un fraude imperdonable. El objeto de esta reunión fue secuestrado en medio de tortuosas manipulaciones. Quienes se imaginan dueños del plantea no quieren siquiera recordar aquellas promesas, que fueron proclamadas con hipócrita fanfarria.

Peor aún. Tratan de imponer una supuesta reforma de la ONU que sólo busca dominar totalmente la Organización y convertirla en instrumento de su dictadura global.

Pretenden hacer de la guerra y el hegemonismo normas que el mundo entero debería acatar sin rebelarse. En el camino, con el auxilio de dóciles corifeos, hacen polvo de la Carta, quieren reducir la Secretaría a herramienta servil, insultan a la Asamblea y al mundo que ella, sólo ella, representa.

¿En nombre de qué? ¿De un poderío al que su ignorancia les impide ver los límites? ¿Dе una falsa oposición al terrorismo para masacrar poblaciones enteras y llevar a la muerte a miles de jóvenes norteamericanos? ¿De una política que, al mismo tiempo, protege cínicamente a un terrorista convicto y confeso como Luis Posada Carriles y mantiene en prisión, violando sus propias leyes, a Cinco inocentes que castiga porque, ellos sí, supieron combatir el terrorismo?

La codicia, el egoísmo, la irracionalidad nos llevarán a la hecatombe de la que no se salvarán tampoco los que se niegan a aceptar otro mundo diferente, fruto de la solidaridad y la justicia.

Un mundo sin hambre ni pobreza, que a todos dé salud, educación y dignidad, un mundo libre de la opresión y la discriminación, sin guerras ni bloqueos genocidas, en el que desaparezca la explotación de los más débiles. Aunque los poderosos finjan no creerlo los pueblos pobres tienen derecho al desarrollo y seguirán luchando por él.

Continuarán buscándolo más allá de estas paredes, fuera de esta sala. Pese al bloqueo, el hostigamiento y las amenazas se levanta la Alternativa Bolivariana para las Américas ejemplo de solidaridad que a muchos devuelve la esperanza, construye la verdadera integración y el desarrollo y anuncia otro mundo mejor que sabremos conquistar.”