Peñalosa saca a miles de trabajadores

0
320
Palacio Liévano, en la Plaza de Bolívar, sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Foto J.C.H.

Con diversos pretextos y aprovechando la vulnerabilidad en las formas de contratación, el actual Alcalde sale de personal que venía de anteriores administraciones para montar a su gente, denuncia Sintradistritales

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

Alrededor de 15 organizaciones sindicales de trabajadores de la administración distrital firmaron un acuerdo con la Alcaldía de Bogotá, el pasado 15 de junio. En este no participó Sintradistritales, entre otras cosas porque se establecieron puntos que no los benefician realmente, como la no salida de miles de trabajadores temporales o provisionales con las reestructuraciones que se adelantan.

VOZ habló con Isaías Garzón, presidente de Sintradistristales, para conocer su punto de vista acerca de la salida de miles de trabajadores de diferentes entidades de la Alcaldía de Bogotá.

–En las últimas semanas se ha hablado de la salida de miles de trabajadores de la Alcaldía de Bogotá. ¿Sabe por qué lo hacen?

–Dicen que el 30 de junio van a salir cerca de 3.300 empleados porque pertenecen a proyectos del plan de gobierno anterior. Les dijimos que eso era falso porque cuando salió Mockus, Peñalosa siguió con más de 10 mil de los que dejó la administración; los empleos que dejó Lucho Garzón siguieron con Samuel y luego con Petro. Entonces, por qué esta administración dice que no puede seguir con ellos. Además muchos proyectos no se acaban, solo cambian de nombre.

Había una oficina de seguridad ciudadana que pertenecía a la Secretaría de Gobierno; hoy se crea la Secretaría de Seguridad y ahí había 98 funcionarios de los cuales solo 13 eran de carrera, el resto provisionales. Entonces, no es por el plan de gobierno sino por reestructuraciones en las que se pretende sacar a unos para meter a su gente.

Aun así, le hemos dicho que hay un pronunciamiento de la Comisión Nacional del Servicio Civil acerca de que cuando se crea una planta y hay una reestructuración, no es con contratistas. De aquí a octubre saldrán alrededor de cuatro mil contratistas de la Secretaría de Integración Social. Contratistas que son contrato realidad, porque están cumpliendo funciones de trabajadores de carrera administrativa, como maestros, psicólogos y abogados.

Dinero sí hay

–¿Cómo se podrían haber protegido o se pueden proteger estos puestos?

–Ese fue otro de los errores de Petro; no haber ampliado las plantas sino haber dejado contratos. Debió haber hecho lo que manda la Ley 617, lo que significa que había que recortar los gastos de funcionamiento, y a él se le dijo durante los cuatro años. Era algo que se había pactado con Samuel Moreno. Había que crear seis mil empleos inicialmente. No los podía nombrar ni dejarlos con estabilidad, pero podía dejar en provisionalidad a toda esa gente que están echando y entregar los cargos a la Comisión del Servicio Civil para que adelantara los respectivos concursos. No lo hizo porque terminó igual que los políticos tradicionales de este país.

–Los alcaldes siempre dicen que no hay presupuesto para eso. ¿Hay los recursos?

–Claro, o si no cómo meten 35 mil contratistas, muchos de los cuales con 10 o 12 millones de pesos. Con lo de cada uno se podían contratar tres profesionales de nivel medio para cada una de las entidades. Plata había, pero no voluntad. Hay sentencias de la Corte Constitucional que autorizan aumentar las plantas de personal en cargos permanentes. Desde Lucho Garzón, todos se han burlado de eso.

Petro recibió la Alcaldía con cerca de 20 mil contratistas y la entregó con 35 mil. Sólo en dos entidades hizo ampliación de planta, en Secretaría de Gobierno y Secretaría de Integración. En esta última, en 200 cargos en el programa de LGTBI. Estaba el estudio técnico para ampliar la planta en 1.750 maestros, y Petro no lo quiso hacer.

En los SuperCades nombraron 200 para atender público, le dijimos que se necesitaban 800, pero no quiso y esos son los que hoy está sacando Peñalosa. Esa es la masacre laboral de hoy, consecuencia de las pésimas administraciones pasadas en el tema laboral.

Aumentó más en Integración Social, nosotros fuimos unos críticos porque es cierto que hay desempleo en la ciudad, pero no se puede resolver a punta de contratos y menos de inestabilidad. Cuando Samuel Moreno salió dejó 3.900 contratistas en Integración y en cuatro años subió esa contratación vertiginosamente hasta llegar hoy a 12.500.

Clientelismo

–¿De dónde sacó a los contratistas que tiene en la Secretaría de Seguridad que acabó de crear Peñalosa?

–Son los mismos, vienen de Petro, de Secretaría de Gobierno, los pasa a Secretaría de Seguridad. La Secretaria de Gobierno queda dividida en dos, y de ahí salen en promedio 1.500.

–¿De qué otras partes van a salir trabajadores?

–De los colegios van a salir más de tres mil maestros, va a haber una masacre laboral, la educación de los niños acaba en diciembre, pero no, según él se acaba en junio. ¿Si ven las mentiras que nos dice la administración Peñalosa?

Los 3.300 que salen en junio son temporales y provisionales. Son de Secretaría General que son los SuperCades, Secretaría de Gobierno, Secretaria de Educación, Integración Social. Más o menos en octubre van a salir 20 mil contratistas. Como sindicato decimos que lo que se hace es una rotación del empleo: cambia un joven por otro, pero un joven peñalosista y el otro joven se va porque era petrista o de izquierda. Desde enero a la fecha, van despedidos, y la gente no lo sabe, cerca de cinco mil personas que estaban por Orden de Prestación de Servicios, OPS, el rubro no desaparece, pero sí contratan otras personas.

–¿Qué otras explicaciones da la administración Peñalosa para esos procedimientos?

–La administración ha venido diciendo que tuvo que reducir el presupuesto y que a todas las entidades, incluyendo la Secretaría de Salud le quitó el 20%, y por eso tiene que salir de un poco de funcionarios. Nosotros le decimos, “¿Por qué no salir de un poco de contratistas y un poco de compras irrisorias?”.