Lilith, maldecida por Yahvé

0
413

La figura legendaria es considerada como la primera mujer en la historia de la de la humanidad que se rebela contra las imposiciones patriarcales y machistas de Yahv y del Homo Sapiens

Arlés Herrera (Calarcá)

Fue el mítico paraíso terrenal, escenario de varios acontecimientos que conmocionaron el mundo. Uno de ellos fue el asesinato de Abel por su querido hermano Caín. Cosa que la «gran prensa» convirtió en un boom mediático de tipo amarillista generándoles abultados dividendos. Otro suceso escandaloso fue la expulsión arbitraria y violenta de Adán y Eva del paraíso, ordenado por Yahvé. Esto causó gran indignación en todos los organismos internacionales defensores de los derechos humanos.

Cuentan los estudiosos de las sagradas escrituras, que don Adán y doña Eva no fueron expulsados por aquello de haber pecado, sino por haber presentado un pliego de peticiones a Yahvé, donde pedían mejores condiciones de vida, vivienda digna, vestidos para no seguir andando por ahí desnudos expuestos a los mosquitos y zancudos. También, exigían un puesto de salud, alumbrado, acueducto y alcantarillado.

Esto enfureció a Yahvé y como todo gobernante de derecha, calificó a la pareja de “castrochavistas, terroristas, comunistas, putin-petristas”. La gran prensa como siempre al servicio de los capitalistas y terratenientes recibió el cheque para que sirviera de caja de resonancia a tales afirmaciones mentirosas.

Yahvé no aceptó dialogar y prefirió enviar un escuadrón de ángeles armados con espadas de fuego, espadas que habían sido fabricadas por la empresa Monsanto. Como es de conocimiento esta empresa pertenece a la muerte, fabricó lanzallamas con las que el ejército gringo quemaba aldeas enteras junto con sus habitantes en Vietnam.

Otro hecho importantísimo que se dio en el Edén fue el caso de una mujer llamada Lilith, nombre que fue borrado de la Biblia para no escandalizar a los creyentes católicos cristianos. Se trata nada menos que de la primera esposa de Adán llamada Lilith. Lilith es considerada como la primera mujer en la historia de la humanidad que se revela contra las imposiciones patriarcales y machistas de Yahvé y del Homo Sapiens.

Según unos relatos dignos de credibilidad, Yahvé creó a Lilith de tierra impura mezclada con basura e inmundicias. Esta forma tan irrespetuosa en que fue creada esta mujer, deja mucho que pensar. ¿Yahvé es misógino? Recordemos que Eva también sufrió el maltrato divino.

El esposo barrigón

Ahora veamos, ¿en qué sitio de la tierra estaba ubicado el paraíso? Según los siete sabios de Grecia, estos aseguran que este existió en Colombia, quien lo creyera.

Afirmaron estos sabios que Lilith era antioqueña, mujer de singular belleza, y su compañero sentimental Adán, el cual era valluno. Lilith era una mujer emprendedora, tenía un negocio de ropa con hojas de parra de llamativos diseños. Se preocupaba de los animales domésticos curándolos de enfermedades, atendía hasta los dinosaurios. Dejaba listo el desayuno, el almuerzo y cena para su esposo Adán, recolectaba las cosechas. Como es natural, terminaba rendida de la extenuante jornada del día.

Mientras ella se reventaba el lomo al sol y al agua, Adán se la pasaba todo el día acostado viendo televisión, sobre todo partidos de fútbol. Y sin ninguna consideración por Lilith, a las dos de mañana la llamaba: “Lili, mi amor, tráeme un cafecito con pandebono que tengo una gurbia tenaz, pero mira ve, que el café esté bien caliente, oís”.

Adán por su vida sedentaria se volvió obeso. Era un fanático hincha del Cali, Lilith era hincha del Deportivo Independiente Medellín. Esta diferencia por los equipos conllevaba a fuertes enfrentamientos de pareja. La confrontación se desarrollaba con piedras, garrotes, cuchillos y algunos tiros de revólver, eran como las “barras bravas” pero entre dos. Tanto así que Yahvé tenía que intervenir enviando un piquete de ángeles armados con fusiles como los que utilizó el Esmad para masacrar a los jóvenes que protestan por las injusticias en Colombia.

“Me largo de acá”

Pero llegó el momento en que Lilith dijo: “¡esto se acabó!, no seguiré siendo la pendeja de siempre, yo matándome y el zoquete de mi marido sabroso echando barriga”. Estaba Lilith reflexionando, cuando oyó la voz de Adán: “Lili, mirá ve, mi amor, tráeme un caldito de costilla aquí a la cama, es que este guayabo me tiene loco”. Lilith con enfado le respondió, “levántese y sírvase, no me joda, ya dejé de ser su sirvienta, vaya que lo atienda su madre”. Adán respondió: “mira ve, pero si yo no tengo mamá”.

“Entonces vaya a que lo ‘lamba un gato’, ya dejé de ser la pendeja de siempre. Me voy ya a jugar una partida de tenis con Chita el hijo putativo de Tarzán. Así es que levántese y sírvase si le da la gana”, dijo Lilith. “Mirá ve ¿y a vos que bicho te picó? ¿es que tenés mosaico?” anotó Adán un poco enfadado.

Un día Lilith le dijo a Adán: “Adán, yo quiero ir a estudiar y terminar mi bachillerato”. Y el hombre respondió: “mirá ve, ¿se te corrió el champús?, acaso no sabés que el destino de la mujer es tener hijos, cocinar, además, atender y obedecer a su marido, es un mandato de Yahvé nuestro señor”. Esta respuesta de Adán agrió más las relaciones de pareja.

Lilith ya cansada de la agobiante situación en el paraíso, decidió decirle a Adán: “oime, he tomado una decisión, me largo de aquí”. El hombre la miró y respondió: “mirá ve, ¿y quién me va a hacer la comida?”.

Lilith comenzó a empacar su ropa, es decir hojas de parra en la maleta, tomó un taxi y le dijo al chofer: “hágame el favor y me lleva a las orillas del mar rojo”. El conductor respondió: “señora, pero ahí residen son los demonios”. Y Lilith le dijo que para allá quería llegar. Allí la emancipada mujer se entregó con estos seres a escandalosos desenfrenos pasionales.

Maldecida

Adán afectado por la ausencia de Lilith, se dedicó a beber días enteros y a escuchar las canciones del rey del despecho, Darío Gómez. Dicen que estaba tan acongojado que decidió contarle a Yahvé su tragedia. Este le dijo: “tranquilo parcero, yo me encargo de resolver ese problema. Pero no llores, que un ‘hombre macho no debe llorar’, lo dice Carlos Gardel en uno de sus tangos”.

Yahvé convocó a tres ángeles de confianza, Snevi, Snsvi y a Smnglof: “muchachos váyanse para el mar rojo y localicen a una mujer llamada Lilith y díganle que regrese de inmediato al lado de su esposo Adán al paraíso, que es una orden mía”.

Los ángeles localizaron a Lilith y le comunicaron el mensaje. Ella, sin pensarlo dos veces, contestó de manera contundente: “que vuelva yo al tal paraíso con ese barrigón de Adán, ni loca que estuviera, ni por el chiras regresaré allí”.

Cuando Yahvé conoció la respuesta de Lilith se enfureció y procedió, convirtiéndola en un ser demoniaco y además le lanzó una maldición: “centenares de tus hijos demonios perecerán”.

Lilith ha sido motivo de inspiración para organizaciones de mujeres y bandas rockeras. En Colombia hubo una agrupación llamado rock alternativo, con el nombre de Lilith. Lilith fue tema para los Comics, bellas obras pictóricas fueron realizadas en el siglo XIX, literatura, etc. Todas estas expresiones fueron de admiración y solidaridad por la valentía de esta mujer que se reveló contra el sometimiento de un sistema patriarcal y machista liderado por Yahvé.