“Las mujeres colombianas en el mundo serán protegidas”

0
465
Karmen Ramírez Boscan

Karmen Ramírez Boscán, candidata por el Pacto Histórico, es feminista, defensora de derechos humanos y de las indígenas quiere llegar al parlamento para representar a la colombianidad que ha decidido migrar

Renata Cabrales

La candidata por los colombianos y colombianas en el exterior es indígena wayuu, se cataloga como feminista y tiene una trayectoria en la defensa de los derechos humanos y de las mujeres indígenas.

Fundó en el año 2020 la organización ‘Fuerza de Mujeres Wayuu’; en 2007 fue compiladora del libro ‘Desde el desierto’, conjunto de textos basados en el conflicto armado en territorio Wayuu y los impactos de las multinacionales presentes en el territorio. Con la publicación del texto las amenazas de muerte se intensificaron. Debido a esta situación de persecución se vio en la obligación de huir de Colombia para proteger su vida. Fue en el año 2011. Allí empezó una nueva vida, al lado de su esposo.

Por la colombianidad

Estando en el país helvético, inició el programa «CEDAW Indígena». En 2013 el Fondo Global de Mujeres homenajeó a la candidata por colombianos y colombianas en el exterior gracias a su trabajo con mujeres indígenas en América Latina y fue galardonada con el Premio Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (2017).

Para mostrar sus propuestas como candidata, Karmen ha hecho una gira por diferentes países de Europa. En la plaza Nelson Mandela de Madrid, España, advierte que ella no es una mujer política, que jamás ha hecho proselitismo electoral, pero que su aporte viene desde su lucha histórica por la defensa de los derechos humanos: “El derecho al agua, el derecho a la vida, el derecho a la vivienda, el derecho a no morir de hambre. Colombia está expulsando a la gente, sobre todo a la juventud, porque no tiene posibilidades de estudiar o crear un futuro en un país que a pesar de haber firmado la paz sigue en guerra. Nos persiguen, nos expulsan, nos señalan, incluso las amenazas han trascendido las fronteras”.

Insiste la candidata en que, “vamos a seguir luchando por Colombia, por esa colombianidad que ha decidido migrar, vamos a seguir construyendo desde el exterior en juntanza con todo el movimiento migrante”.

Desde el desierto

La candidata del Pacto Histórico en el exterior no solamente se ha dedicado a defender los derechos humanos y de las mujeres, en general, de la comunidad Wayuu, sino que además, desde hace tiempo se ha dedicado a investigar sobre el paramilitarismo en el departamento de La Guajira, lo cual la ha convertido en víctima de diversas amenazas de muerte.

El libro Desde el desierto: notas sobre paramilitares y violencia en territorio Wayuu, de la media Guajira´’, comprende una selección de diversos artículos donde se recuperan fragmentos de la memoria sobre la violencia paramilitar y el conflicto armado en este territorio. “El propósito de la publicación es simple: llamar la atención sobre el accionar del paramilitarismo y sus nefastas consecuencias en algunas de las comunidades del pueblo Wayuu y aportar para hacer visible su tragedia”, afirma la compiladora.

Así mismo, explica Ramírez, en la introducción de su compilación, los temas principales de los textos que hacen parte de su obra, dividida en varios capítulos, por ejemplo, el primero es: ‘Paramilitarismo en la media Guajira’, que pretende, “hacer una aproximación panorámica a las dinámicas que paramilitares y autodefensas despliegan en La Guajira, con énfasis especial en Maicao y su entorno. El segundo, ‘Esas voces que vienen del desierto’, está construido a partir de dolores y penas plasmadas en testimonios que aún nos hacen requebrar la voz y descomponer el semblante cuando se leen. El tercero, ‘Crónicas para una memoria’, busca reconstruir a partir de pedazos hallados en dispersas crónicas periodísticas, parte de la memoria del pueblo Wayuu víctima y sobreviviente de la barbarie paramilitar”.

Son seis capítulos que vale la pena leer con el fin de entender cuál es la tragedia del pueblo Wayuu, que ha sido protagonista histórico de la violencia y la injusticia social en Colombia.

Propuestas

Las principales propuestas que la candidata a la Cámara de Representantes en el exterior, viene proponiendo a viva voz desde diferentes países en los que ha estado en gira, haciendo campaña por el Pacto Histórico son, entre las más importantes, las siguientes:

1) ¡Diplomacia sin mermelada, clientelismo o corrupción! Se propone en este punto que, “las Embajadas y los Consulados deben estar al servicio de colombianas y colombianos en el mundo, nuestra acción de cambio propone un Proyecto de ley con una reforma estructural a los Consulados y Embajadas para que estén al servicio de la gente. Cónsules y embajadores deben ser profesionales de la carrera diplomática en aras de representar los intereses de la ciudadanía colombiana de a pie residente el extranjero, además de estar deslindados de investigaciones judiciales, especialmente de aquellas relacionadas con corrupción, violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario”.

Por otro lado, en vista de que los procesos migratorios son difíciles y demorados, y en muchos casos, la situación empeora en el caso de las mujeres, sobre todo, las que son madres y se encuentran solas con sus hijos e hijas menores de edad, dependiendo del país de llegada, la candidata propone: “Se deben ofrecer servicios consulares de información y orientación que faciliten procesos migratorios y de integración en los países de acogida, atender de manera adecuada casos de víctimas de violencias basadas en género, así como dar acceso a la información sobre cuestiones como la reunificación familiar, o sobre los servicios de salud y de protección social en los países de acogida. Además, deben apoyar a las personas retornadas en los trámites para su viaje de vuelta, su reintegración, reinstalación a nivel individual y comunitario en Colombia”.

2) Las mujeres colombianas en el mundo serán protegidas y construirán nuestra historia. Como se mencionó anteriormente, la situación de migración es difícil es por eso que la candidata Ramírez hace énfasis en la protección especial de los derechos de las mujeres migrantes:Promoveré una migración segura, libre y voluntaria para las mujeres, luchando por la participación igualitaria en todas las esferas de la vida…Trabajaré por la eliminación de las violencias basadas en género en la comunidad colombiana dentro y fuera del país, a través de, por ejemplo, programas de formación en género para migrantes y funcionarios de embajadas y consulados”.

A propósito del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, Karmen propone buscar una solución viable a las dificultades que enfrentan muchas mujeres que salen del país, con el fin de ejercer el trabajo doméstico, oportunidad para la mayoría de las mujeres migrantes en situación de desempleo: “Procuraré atención especial a la población de trabajadoras domésticas en el extranjero, para proteger sus derechos y su dignidad”.