jueves, mayo 30, 2024
InicioVisiónCulturalLas artistas, la Escuela de Bellas Artes y la República

Las artistas, la Escuela de Bellas Artes y la República

La primera exposición anual de artistas tuvo la intención de provocar la sensación de cambio y de progreso en la historia social del país. En ella se observó la presencia significativa de las mujeres artistas del momento

Jaydivi Colorado

El 20 de Julio de 1886, durante el gobierno de José María Campo Serrano, fue fundada la Escuela de Bellas de Artes, como una institución encargada de construir el discurso estético de la República de Colombia, la cual se preparaba para su primer centenario.

El primer director, el General Alberto Urdaneta, propuso una visión del mundo y del arte desde la perspectiva occidental de la modernización social, con la cual se desarrolla el concepto de ascenso social en un territorio y sus élites.

Esta estrategia oficial del arte representó la expresión plástica del ideal civilizatorio, impuesto por el paradigma de la modernidad, resultado de los análisis de los movimientos intelectuales del Iluminismo y la Ilustración.

La transición del siglo XIX al XX parecía marcada por la intención de un proyecto social dirigido a la modernidad. Este se vio opacado por los cambios políticos y las contradicciones sociales que posteriormente se evidenciaron en la guerra de los mil días y la pérdida de Panamá.

La primera exposición de artistas

Volviendo al siglo XIX, es claro que las instituciones públicas cumplieron un rol oficialista desde la construcción de un discurso nacional (los Estados Unidos de Colombia, como se llamaba entonces la República), evidenciando la necesidad de identificarse con referentes de la política internacional para reafirmar las seis décadas de independencia y avanzar en las expectativas del nuevo siglo.

La primera exposición anual de artistas tenía la intención de provocar esa sensación de cambio y de progreso en la historia social de Colombia. En ella se observa una presencia significativa de las mujeres artistas del momento. Este acontecimiento tuvo lugar en el Colegio Mayor de San Bartolomé y se abrió el 4 de diciembre de 1986 por cerca de quince días.

La exposición anual contó con la participación de 78 mujeres de 107 participantes, de las cuales 29 se encontraban en el salón de Señoras y señoritas, cinco en la galería de autores modernos extranjeros, cinco en autores contemporáneos y otras como propietarias de colección.¹

Las críticas

De los 36 galardones de la exposición, 24 fueron merecidos por las artistas, sin embargo, la crítica del momento se expresa desde una posición machista y de menosprecio hacía las participantes. Comentarios alusivos al pudor, la disciplina de lo inútil, la invisibilización del salón, los límites técnicos, entre otros prejuicios, demuestran la visión patriarcal de la época.

Mucho tiempo después la academia no solo confrontó la crítica del momento, sino que destacó las distintas técnicas expuestas en aquel momento:

“En la guía de la primera exposición anual pueden identificarse las técnicas artísticas empleadas por las mujeres. Estas recurrieron a la acuarela, tinta china, óleo, pintura al pastel, fotografía iluminada, miniatura y dibujo a la pluma, al carbón, al lápiz y a la aguada. Pintaron sobre diferentes superficies como porcelana, terracota o raso y aplicaron dorado sobre vidrio. Realizaron bordados en seda y caligrafía sobre pergamino y también usaron materiales no convencionales como las espinas de pescado, algas marinas o los recortes de papel. Los géneros y técnicas artísticas abordados por las mujeres superan ampliamente la camisa de fuerza impuesta por la historiografía tradicional, la cual las constreñía a las temáticas religiosas y a las técnicas consideradas como menores”².

Otro evento importante de final de siglo fue la Exposición de Bellas Artes de 1899, en la que se destaca la participación de 66 mujeres artistas. Igualmente, el liderazgo de la primera maestra de dibujo y pintura de la Escuela, Rosa Ponce de Portocarrero 1907-1911 y algunas estudiantes talentosas como Eliza Gutiérrez, Rosalbina de Greñas y Amelia Durán. Finalmente, es evidente la construcción del discurso nacional desde los aportes estéticos de las mujeres artistas.

1 Carlos García Galvis. La presencia femenina en la primera exposición anual de bellas artes. Revista Credencial. Octubre, 2020.
2 Ibídem.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments