martes, julio 16, 2024
InicioVisiónCulturalLa increíble historia de Víctor Noir

La increíble historia de Víctor Noir

La peculiar historia que entremezcla poder, política, luchas populares y hasta un mito sobre la fertilidad de una tumba en el Cementerio Père Lachaise de París

Zabier Hernández Buelvas

Como todo poder impuesto, la monarquía de la época construyó, a su conveniencia, un relato sobre el asesinato del periodista, republicano, radical y crítico de los herederos de la monarquía bonapartista del periodo de 1852 hasta 1870, Víctor Noir. El relato de la monarquía cuenta que Napoleón III envió a su sobrino a tratar de convencer al periodista para que atenuara la crítica, quien reaccionó violentamente y, en un forcejeo, el arma del sobrino se disparó, resultando el republicano herido de muerte. ¿Muy conveniente, no?

La verdadera historia es que el periodista y escritor se había convertido en un crítico que ganaba terreno en la sociedad francesa, que escribía con estilo, seriedad y pedagogía convincente y que, con sus análisis, profundizaba la crisis del poder y atizaba al pueblo para tumbar al bonapartismo. Con su pluma, él era un agitador de las masas; era un hombre peligroso para el régimen, por lo que el monarca lo mandó a asesinar. Fue un crimen político, perpetrado un primero de enero de 1870.

El asesinato tuvo consecuencias. Reactivó la movilización popular y republicana francesa. Cien mil personas asistieron al funeral de Noir; convirtiéndolo en una gran manifestación política que inauguraría varios estallidos sociales contra la monarquía durante meses. Ese mismo año se desarrolló la guerra franco-prusiana, que terminó derrocando al emperador el 4 de septiembre de 1870. Diecinueve años después nacería la Tercera República Francesa y Víctor Noir fue recuperado para la memoria de las luchas populares de Francia. El cementerio Père-Lachaise, su nuevo hogar, empezaría a convertirse en un lugar de producción de historias jamás pensadas.

El escultor y sus detalles

Una máxima freudiana afirma que “La inmortalidad significa ser amado por mucha gente anónima”; Noir es hoy amado por miles de mujeres en el mundo.

Jules Dalou fue el artista que fundió en bronce la escultura hiperrealista de Víctor Noir. Su nueva vida en el cementerio de Père- Lachaise, su pose verosímil, con perfectos acabados, produjo un viraje inesperado. La posición de la estatua, acostada en su propia tumba, tiene un detalle: es visible un abultamiento protuberante en su miembro viril. Cuando fue asesinado, Noir quedó bocarriba en el piso, con un enorme bulto en la entrepierna que se nota bajo la tela del pantalón. El artista, en su concepto hiperrealista, decidió que la escultura debía ser un fiel reflejo de la imagen que presentaba el periodista en el momento justo de su muerte.

El mito falocrático

Noir estaba destinado a ser inmortal; su detalle viril se constituyó en una superstición, en un mito imparable. Para muchas mujeres, que visitan su tumba diariamente, existe la creencia que frotar su órgano garantiza la fertilidad y ayuda a tener hijos. Incluso, algunas mujeres, al parecer con urgencia y necesidad, se suben a la estatua en la posición del misionero y frotan su parte vaginal sobre el miembro de bronce. Algunas más recatadas, lo soban con la palma de su mano, otras sólo lo besan. El mito crece y avanza en el cuerpo de bronce de Noir. Además de esta parte de su cuerpo, ahora acarician su corazón, su boca y, últimamente, dicen que, si una mujer quiere tener gemelos, debe sobar su pie derecho. Sin duda, una distorsión de la realidad y un mito falocrático y machista sobre el tamaño y la virilidad de los hombres.

El periodista es ahora un símbolo de lo que no fue; un anti-relato. Pero, recuerden, Víctor Noir fue un revolucionario, un escritor y periodista crítico, antimonárquico y republicano.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula