miércoles, mayo 22, 2024
InicioOpiniónEditorialInversamente proporcional

Inversamente proporcional

Editorial VOZ 3180

Una semana intensa la que acaba de concluir. La próxima no lo será menos, porque el país ha entrado en una dinámica de decisiones y avances en políticas sociales. Se sienten de manera vivaz los impactos de la aplicación del programa del Pacto Histórico y la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo.

El avance y dinamismo que ha tomado el proceso de cambio nacional e internacionalmente es inversamente proporcional a la debacle y la desesperación de la derecha opositora. Gustavo Petro, Francia Márquez y todo el equipo ministerial, hicieron más por La Guajira en una semana, que lo que hicieron en 20 años Uribe, Santos y Duque.

La corrupción que todos los días se va destapando, en la que son protagonistas uribistas que lideran el golpe contra las reformas, muestra la podredumbre sobre la que se sostenían los gobiernos y los partidos de la derecha.

Óscar Iván Zuluaga y su hijo David Zuluaga son hoy la avanzada del nuevo escándalo de corrupción relacionado con Odebrecht. Zuluaga padre, será imputado por los delitos de falsedad en documento privado, fraude procesal y enriquecimiento ilícito. El excandidato presidencial por el Centro Democrático, recibió dineros de la multinacional y no los reportó al Consejo Nacional Electoral.

El ventilador del uribista se prendió y ha echado al agua al actual registrador Alexander Vega. Con una actitud como si estos comportamientos fueran “normales”, Zuluaga cuenta que el registrador actual le propuso en ese entonces, que el escándalo y las denuncias que se venían sacando a la luz, era mejor que quedaran “en tablas”, es decir, “todos calladitos, todos comemos, la fiscalía también calladita y aquí no pasó nada”. Descarados, sinvergüenzas.

¡Renuncie registrador! Zuluaga diga toda la verdad desmovilícese de las estructuras criminales y entréguese junto a su cura del Opus Dei y el exasesor Daniel García Arizabaleta, hoy testigo clave.

Y el máximo jefe de toda esta cloaca Álvaro Uribe se pronunció en Twitter: “En medio de tantas tristezas, unas que dan rabia, otras que nos postran el alma, seguiremos este recorrido democrático por la patria”. ¿Triste o preocupado? Y a esto agréguele las confesiones del sargento (r) Fidel Iván Ochoa Blanco y otros 17 militares más que participaron en ejecuciones extrajudiciales ordenadas por Uribe y los generales de ese entonces, entre ellos, el tristemente celebre general (r) Mario Montoya.

Dabeiba, Antioquia, es en la actualidad el centro de la verdad. En dos audiencias públicas de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, se pone en evidencia que el asesinato de personas civiles, desarmadas y no combatientes, en el gobierno de Álvaro Uribe fue una “política pública” como lo afirmó el actual ministro de justicia Néstor Osuna. Aparece una y otra vez, como determinador en la sombra Uribe Vélez, quien en lugar de estar triste debería estar preocupado, si no lo juzga la justicia nacional, si, los tribunales internacionales.

La Paz Total, sufre una nueva arremetida jurídica. La procuradora Margarita Cabello, junto al demandante de la Ley 2272 Jorge Pava Quiceno y el magistrado Jorge Enrique Ibáñez, seguidos de cerca por el fiscal Barbosa, por los partidos Cambio radical, Centro Democrático y Conservador, en gavilla, adelantan la cruzada político-jurídica para tumbar la política de paz del Gobierno. No lo lograrán. Aún hay esperanza en la Corte Constitucional que sabrá dar prioridad a la necesidad y contenido de fondo de la ley y no se detendrá en aspectos de forma.

Los hechos son más fuertes y dicen del avance de la Paz Total. El ELN ha emitido las ordenes de cese del fuego y suspensión de acciones ofensivas de sus estructuras a nivel nacional, decisión que aportará a recuperar una gran parte de tranquilidad y protección de la población civil en los territorios.

Mientras tanto, en el salón de la justicia social, en el territorio de la gobernabilidad democrática, donde no hay miedos ni corruptos, donde lo que hay son retos, metas, ganas de trabajar, dificultades por vencer y problemas que solucionar, se continúa a fondo con el cumplimiento de lo prometido.

En La Guajira se sentaron las bases de lo que es gobernar con los territorios. En esta dirección se encarrila el Decreto 1085 del 2 de julio de 2023, por medio del cual se declara el Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica en el departamento de La Guajira.

En palabras del presidente Petro, la llegada al territorio es para “sentar las bases de lo que podría ser ponerse en otro carril. Del carril de la exclusión hacia el carril de la inclusión democrática”. Los corruptos que se sometan a la ley. Mientras tanto las fuerzas democráticas en dirección inversamente proporcional seguimos avanzando hacia la paz Total con reformas democráticas.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments