Hacia las energías renovables

0
280
El parque eólico Vientos Alisios es el proyecto costa afuera más ambicioso del país que generará energía para unas 180.000 familias y reducirá las emisiones de CO2 en 136 toneladas, modelo para acelerar la transición energética.

Susana Muhammad, recién designada ministra de Ambiente, ha reiterado que se prohibirá la explotación de yacimientos no convencionales. Para eliminar gradualmente las fuentes contaminantes, no se harán los pilotos de fracking

Iván Posada P.

La transición energética hacia el uso masivo de energías limpias o renovables en reemplazo de las fuentes fósiles (carbón, crudo) fue uno de los ejes sobre los cuales giró la campaña electoral del Pacto Histórico. Por lo estratégico de la propuesta ha sido objeto de debates, controversias, y hasta de descalificaciones por parte del empresariado del sector minero–energético del país y también por los gremios económicos.

El objetivo a largo plazo es poner fin al uso de las materias primas de origen fósil como fuentes de generación de energía. El carbón y la minería a cielo abierto (que se practican en Colombia), son consideradas como dos de las actividades que más impactan el medio ambiente. El gas de efecto invernadero metano (CH4), es uno de los que más contribuyen al calentamiento global, incluso más que el dióxido de carbono (CO2). Otras actividades humanas que generan este letal gas son la ganadería extensiva; la industria del crudo y gas; basuras y aguas residuales y la minería del carbón. El 25 por ciento del calentamiento global se debe a las emisiones de metano.1

El reto de la transición

Como resultado de la inserción de la economía colombiana en la globalización, las exportaciones minero energéticas representan hoy día, un alto porcentaje del total, a tal punto que el café y otros productos del sector agropecuario, que durante varias décadas eran el principal renglón exportador, pasaron a un tercer plano con respecto al total de la canasta exportadora del país.

A diciembre de 2021 el carbón representó el 13,7 por ciento del total de las exportaciones colombianas y el 58,1 de las mineras. (Minería Sostenible, julio 2/2022, pág.110). Los ingresos por este concepto en 2021 fueron de cerca de cuatro billones de pesos y para 2022 se estima que se dupliquen a ocho.

Con los compromisos adquiridos por los países en el marco del Acuerdo de París en 2015 de disminuir el uso de energías de origen fósil este carbón que exporta hoy día Colombia, dejará de ser adquirido por estos países en los próximos 10 – 20 años, lo que implica la búsqueda de nuevas fuentes de ingresos, entre las cuales se ha propuesto reindustrializar el país; modernizar el sector agropecuario, con lo cual se generará trabajo asalariado digno y alimentos baratos para millones de colombianos; el turismo sería otra fuente de ingresos e impuestos.

Cuba, por ejemplo, hizo la transición de la exportación de caña de azúcar, hacia el turismo, del cual obtiene gran parte de las divisas necesarias para mover su economía. No se eliminaría la minería cien por ciento, empezando porque algunos minerales son a su vez materia prima para la transición energética. Un vehículo eléctrico requiere en promedio, seis minerales más que el movido por gasolina, entre ellos el litio, silicio, cobre, níquel, cromo y otros. El tema es que en el marco del gobierno del Pacto Histórico, se revisen las actuales reglas de juego con las multinacionales de la minería y el crudo en cuanto a impuestos y regalías, consulta con las comunidades y el impacto ambiental y humano de estas actividades.

El papel de Ecopetrol

La estatal petrolera con la mayoría accionaria de 88,5 por ciento, sería la llamada a iniciar en gran escala el salto hacia las fuentes no contaminantes mediante su reingeniería gradual hacia una empresa enfocada en la producción, transporte y distribución de la energía eólica (marina y terrestre), solar (fotovoltaica) y de hidrógeno verde2. En ese sentido el presidente electo Gustavo Petro ha esbozado algunas líneas que se deben reflejar en los respectivos proyectos de ley y medidas administrativas desde el Ministerio de Minas y Energía que plasmen en la realidad esta propuesta. Unas serán de corto, otras, a mediano y largo plazo.

Ecopetrol cuenta con dos megaparques solares en el Meta con 120 megavatios de capacidad, además del proyecto “Vientos Alisios” offshore (costa afuera) en el Mar Caribe cuyo costo se estima en 1.000 millones de dólares, con una capacidad instalada de 200 megavatios. El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa afirma por su parte, que “el país ya cuenta con 20 granjas solares en operación y 3.000 proyectos solares de pequeña escala”. (El Tiempo, junio 30 de 2022, pág. 1.4) Estos proyectos serían la plataforma de lanzamiento de producción de energías limpias para uso industrial y doméstico, además del transporte eléctrico y así, de este modo, acelerar la transición.

Exploración y explotación

Desde el inicio de la campaña se dejó claro que los contratos de exploración vigentes a la fecha, cerca de 180, algunos a 20 años, tendrán plena vigencia hasta su vencimiento, lo cual asegura que no se presenten traumatismos en la demanda interna. Por el lado de las reservas probadas, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (diciembre de 2021) estima que estas van hasta 7,6 años equivalentes a 2.309 millones de barriles y las de gas a 3.164 giga pies cúbicos3; en promedio.

Habría reservas de hidrocarburos y gas hasta el 2034, cuando las empresas productoras de automóviles suspenderán la producción de estos con base en gasolina. Susana Muhammad, la recién nombrada min Ambiente ha reiterado que se prohibirán la exploración y explotación de yacimientos no convencionales, y en consecuencia los pilotos fracking, lo mismo que los proyectos costa afuera, todo encaminado a la eliminación gradual de las fuentes contaminantes.

Está planteado pues el reto para el gobierno del Pacto Histórico de iniciar la transición en gran escala, hacia las energías no contaminantes, para lo cual será necesario invertir los recursos humanos y económicos requeridos para lograrlo. Sería el aporte del entrante gobierno a las metas globales de reducir el 51 por ciento las emisiones de efecto invernadero a 2030 y las de carbono cero a 2050.

No todo está dicho en materia de la esperada transición energética, la administración del Pacto Histórico que inicia su gestión está dando los primeros pasos en la construcción de esta gran apuesta por una sociedad sostenible ambientalmente.

1 Naciones Unidas, Global Methane Initiative, Agencia de la Atmósfera y los Océanos de E.U.
2 Hidrógeno verde. Mediante un proceso químico, la electrólisis, se separa el hidrógeno del agua para producir energía, por lo cual es una fuente limpia, no contaminante.
3 3.164 giga pies cúbicos = 90 millones de metros cúbicos.