jueves, mayo 30, 2024
InicioPaísEl ruso que puede ser alcalde de Tunja

El ruso que puede ser alcalde de Tunja

Ojo, no es el ruso que conocemos como el trabajador de la construcción. No, este es un ruso de verdad. Uno que de manera seria habla un español con erres atravesadas, pero que, al dirigirse a las personas, antepone un “sumercé” clarito, aunque raro

Zabier Hernández Buelvas

Mikhail Krasnov, nació en la comunista Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas – URSS, allí estudió lo mismo que en la Alemania Oriental de ese momento, hijo de una ucraniana y un ruso. Economista y sociólogo, con 4 maestrías más, 2 especializaciones y un doctorado en sociología económica y demografía. Dice con orgullo, “soy profesor, soy académico, no soy político, vengo del mundo de la academia”.

Tiene 45 años de los cuales lleva viviendo en Tunja 15. Llegó en un intercambio como estudiante interesado en aprender bien el español y “me enamoré de la ciudad, me gustó. Es difícil de explicar, pero me siento a gusto aquí”.

A la pregunta de ¿porque quieres ser alcalde de Tunja?, respira profundo y explica con decisión: “su merced, es el juego de tres factores, uno, la madurez personal, cuando en tu vida quieres producir una obra personal, un aporte a la humanidad; Dos, atendiendo la inconformidad de la ciudadanía con la corrupción, en la que los politiqueros invierten inmensos recursos y roban; Y tres, el hecho de tener una triple condición ciudadana, Tunja, Rusia y Europa son parte de mí, esto me permite ser un puente y tener una visión comparativa de modelos de desarrollo de ciudades como Tunja, que tiene todo el potencial para ser competitiva, equitativa, empresarial y justa”

Le indago por los sectores o partidos que lo apoyan, me cuenta lo que pasó. “yo me fui a inscribir por firmas, recogí las que exige la ley y allí me doy cuenta que había que pagar una póliza de 43 millones de pesos” hace una pausa y lanzó una expresión muy del interior “puchas” yo abro los ojos, pero él no me deja interrumpirle y prosigue, “con 43 millones hago la campaña completa”. Entonces, ¿qué partidos te apoyan? “Entonces, por respaldo formal y jurídico, me inscribí por el Partido La Fuerza de la Paz” y sigue, “pero en realidad no tengo partido, no puedo decir que un sector específico me apoya, lo que, si tengo y es mi gran apoyo, es la ciudadanía tunjana, gente de todos los colores y los estratos inconforme con los malos gobiernos. Mi perfil es muy amplio, no soy de derecha ni de izquierda”

¿Y el Pacto Histórico? “cuando salí de inscribirme en la registraduría, hice un llamado a unirnos en torno de esta propuesta y no hubo respuesta, entonces decidí avanzar con la gente en la calle, los barrios y todos los que crean que esto hay que cambiarlo” y precisa, “pero su merced, con el Pacto Histórico somos cercanos, hay mucha gente del Pacto que me apoya”, su merced debe entender que acá no es tanto las alianzas ni las estructuras, sino, los simpatizantes y la ciudadanía. Si alguien que sea del Pacto Histórico o del Centro Democrático y le gusta mi programa, pues que vote por este programa”.

Le pregunto si en medio del debate han surgido, expresiones discriminatorias, xenofóbicas por ser de origen ruso y me responde tranquilamente. “Al principio, recién llegado, cuando participaba de debates y no estaba de acuerdo con algo me terminaban diciendo “si no le gusta, pues vallase”, ahora que ya soy también de aquí, que llevo tantos años, que soy un nacional colombiano, eso ya no se ve y yo impulso una visión global Cosmopolitan de la ciudad.

He visto que utilizas mucho esta expresión muy de esta tierra y muy autóctona “su merced”. ¿Es parte de un sincretismo cultural natural, o es una táctica electoral para captar apoyo de los nativos? “No, no, no es táctica ni estrategia, es parte natural de la apropiación cultural y lingüística de vivir y convivir, pero también es chévere, es parte del cariño y el respeto que profeso por esta tierra, la gente y su cultura boyaca y tunjana”.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments