sábado, junio 15, 2024
InicioInternacionalEl arrollador triunfo socialista en Portugal

El arrollador triunfo socialista en Portugal

En las elecciones parlamentarias del pasado 30 de enero en Portugal, el gobernante Partido Socialista, del presidente António Costa, obtuvo una arrolladora victoria, que le permite al mandatario asegurarse un segundo período presidencial.

En la que fue calificada como una histórica mayoría, los socialistas consiguieron el 41.68 por ciento de la votación, que le permite asegurar 117 escaños parlamentarios, de 230, y por consiguiente la elección de Costa. En estas condiciones contará con la mayoría parlamentaria suficiente para gobernar en solitario y no necesitaría, como en el periodo anterior, contar con el respaldo del Bloque de Izquierda, que integran una coalición de fuerzas, incluyendo a los comunistas portugueses.

Las distancias con las restantes fuerzas políticas son grandes. El Partido Social Demócrata, PSD, obtuvo el segundo lugar, con el 27.80 por ciento de los votos; el partido de extrema derecha Chega, el tercer lugar, con el 7.15 por ciento; el Bloque de Izquierda, el cuarto lugar con el 4.46 por ciento y la Coalición Democrática Unitaria, CDU, de la que esta vez hizo parte el Partido Comunista, el 4.39 por ciento de la votación.

De acuerdo a análisis diversos en el país, ni siquiera el partido de Costa esperaba unos resultados semejantes, pues, que se mantuviera en el poder era factible, pero alcanzar una ‘mayoría absoluta’ era menos probable.  Varias encuestadoras hablaron del miedo del elector a grandes cambios que prometían otros candidatos.

Papel de los comunistas

La explicación posterior es que el elector promedio optó por la preservación de un modo de vida probado y garantizado, que, pese a que persisten problemas sociales, ha brindado estabilidad.

Habrá que estudiar más adelante el ‘voto castigo’ a la izquierda tradicional, especialmente el papel de la bancada del Partido Comunista que se negó a aprobar el presupuesto general de la nación para 2021, lo que obligó al presidente a disolver el parlamento y convocar elecciones anticipadas.

Los comunistas expresaron diferencias con relación al monto del salario mínimo para los trabajadores, las pensiones de jubilación, la legislación laboral y la política de seguridad pública, a la que calificaron de poco garantista. Ahora, el bajón electoral del Bloque de Izquierda y del Partido Comunista podría contribuir a cierto desequilibrio en el sistema político portugués.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula