domingo, julio 14, 2024
InicioOpiniónEditorialBesan la mano del amo

Besan la mano del amo

Editorial VOZ 3182

Dos hechos marcaron el debate en las últimas dos semanas en Colombia sobre la comunicación, la política y los poderes. El servilismo, la obediencia a gamonales, clanes políticos corruptos y descompuestos y el cumplimiento ciego de órdenes, atraviesan hoy el debate sobre el papel del periodismo, las casas editoriales y los poderes tradicionales colombianos.

Además de todo el rol de suciedad y tergiversación de la cual hizo gala la revista Semana, cuando ya creíamos que habíamos visto todo lo negativo de un periodismo sin asomo de criterios éticos, un periodista que quiere ser alcalde de Soledad, Atlántico, a nombre del clan Char por el partido Cambio Radical, superando la ficción iconoclasta del cine como lo fue la película “El Padrino”, Joao Herrera, le besa la mano a Fuad Char en agradecimiento por el aval que le acababa de entregar.

Esclavos así, son funcionales a la perpetuación de los poderes corruptos, “periodistas” así, rebajan una de las más altas y complejas profesiones: la del comunicador y periodista que se debe a su propia ética y búsqueda de la verdad. El pueblo de Soledad está notificado. No serán ustedes los jefes de su alcalde, ni este trabajará para ustedes. Su jefe es Fuad Char y trabajará para beneficiarlo a él.

Como la más destacada y poderosa de las familias mafiosas, los Char, junto a la Editorial Planeta son ahora protagonistas en otro caso aberrante contra la comunicación, la literatura y el periodismo investigativo. Cabría en este momento retomar el debate sobre el tratamiento indignante que estas dan a los autores y sus trabajos, sometiéndolos e imponiéndoles leoninas e ilegales condiciones donde el que menos gana es el autor o autora. Otra forma de pedir que se le bese la mano a la mafia editorial.

Después de tener un acuerdo con la escritora Laura Ardila, la Editorial Planeta decidió echarse atrás y se negó a publicar el libro “La Costa Nostra”, libro que devela con detalle y con base en una investigación seria la putrefacta familia que domina las instituciones y la economía costeña. ¿Están amenazados? Denuncien. Si no es así, su decisión solo demuestra que no son una editorial sino una vulgar ficha más del engranaje corrupto que besa la mano del amo.

Y es que hay varias formas de ser esclavos. Por ejemplo, a Héctor Abad Faciolince, otro de la comunicación, la literatura y el mundo editorial siempre al lado del poder, que junto al exnegociador de paz Sergio Jaramillo y la periodista Catalina Gómez, casi le cae «un misil del cielo» por estar besando la mano guerrerista de la OTAN. En esta guerra, el Semanario VOZ está del lado de la paz y el respeto de la soberanía de los pueblos y las naciones que se niegan a ser parte de un engranaje de guerra global como la OTAN.

Pero algo más grave y espeluznante se divisa en el horizonte de este tipo de casos de servilismo y connivencia entre los poderes mafiosos y los poderes editoriales y periodísticos. Y es que las mafias ya no solo compran lujosas mansiones y guardan sus capitales en paraísos fiscales, sino que está en pleno auge una compra acelerada de medios, periódicos y revistas. Para la muestra, en el 2019 el Grupo Gilinski pagó unos US$20 millones adquiriendo el 100% de Semana. Precisamente hablando de la “Costa Nostra”, está a punto de comprar El Heraldo de Barranquilla. Pero no contentos con esto, ahora están entrando a comprar editoriales, es decir, ellos y sus mafias determinarán dentro de poco los autores, novelas, ensayos, crónicas, poesía e investigaciones que leeremos. Allí seguro saldrán algunas y algunos escritores muy cercanos al poder, a besar la mano del amo.

En el caso de Planeta, en general se creía que por ser una empresa trasnacional no estaba en condiciones de besar la mano y arrodillarse ante un clan de tan baja calaña como los Char. Es claro que está sobrevalorada, a tal punto que escritores y escritoras que trabajaban con esta casa política, perdón, “editorial”, han renunciado como Juan David Correa y Ana Cristina Restrepo, quienes junto a Laura Ardila merecen toda nuestra solidaridad y apoyo en este momento.

Nos sumamos a la propuesta que ha hecho el analista y escritor Felipe Prías de desarrollar “un plantón del círculo literario-periodístico del país en frente de las oficinas de Planeta”.

Adenda. Ponemos a disposición de Laura Ardila nuestra casa editorial, semanario VOZ y Editorial Teoría & Praxis, en la idea de unirnos con otras editoriales serias, alternativas e independientes para publicar y sacar a la luz “La Costa Nostra”. La verdad debe salir a luz.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula