Huelgas en Hollywood

0
377

Eder Maylor Caicedo Fraide

La protesta expresa la contradicción entre el capital y el trabajo en el marco de la Inteligencia Artificial. Desde hace 63 años no se presentaba una huelga simultánea de libretistas y actores en Hollywood. En aquel momento el presidente del sindicato de actores y actrices, Ronald Regan, peleaba para que las productoras cinematográficas pagaran a los actores beneficios económicos después de que una película fuera estrenada, pues al actor o a la actriz se le pagaba por realizar la película, no por las ganancias posteriores que generara el film. Producto de esta lucha, los actores empezaron a recibir lo que se conoce actualmente como “residuales” (ganancias por reestreno de o publicidad).

¿Qué características tiene el actual paro de Hollywood?  Confluyen en él, guionistas, que ya completan tres meses, y el Sindicato de Actores de Cine-Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión (SAG-AFTRA), por sus siglas en ingles) que decidieron parar el pasado 14 de julio y representan alrededor de 160.000 miembros. Como contraparte están las plataformas digitales de streaming (Disney, Amazon, Universal, Netflix, Paramount, entre otros) que no quieren acordar nada con los actores y guionistas.

Las exigencias de los trabajadores de la industria cultural hollywoodense son concretas: cobrar un bono adicional en caso de que su trabajo en una plataforma de streaming sea muy exitoso y proteger su imagen frente a los avances que está presentando la inteligencia artificial (IA). Las plataformas han sido intransigentes. Se oponen a cualquier exigencia de los sindicatos porque saben que si acuerdan beneficio para los actores, tienen que hacer lo propio con los guionistas y viceversa. En un discurso que le dio la vuelta al mundo, la líder de la huelga, Fran Drescher (conocida en Colombia por ser protagonista de una serie del noventa conocida como “La Niñera”- The Nanny) indignada manifestó frente a las productoras que “Es asqueroso. Me avergüenzo de ellas. Están en el lado equivocado de la historia. Las empresas dicen que pierden dinero cuando ganan miles de millones. Si no nos mantenemos firmes, todos vamos a estar en problemas. Todos vamos a estar en peligro de ser reemplazados por máquinas y grandes empresas”.

El problema nodal que están peleando los trabajadores de la industria es del futuro. La tecnología no solamente está socavando los derechos de los trabajadores, sino que se podría prescindir de ellos por un programa de IA que los reemplazaría en un futuro no muy lejano. En la dinámica cinematográfica actual, las productoras pueden utilizar el trabajo de toda una vida de un guionista para recrear nuevos libretos o reconstruir la imagen de un actor en una nueva película. Todo ello en el marco de la inteligencia artificial y violando a todas luces los derechos de autor.

Reciente estudios sobre las profesiones que más peligran con el desarrollo de la IA. La actuación es quizás una de las que más riesgo corre en el futuro próximo. Lo que estamos evidenciando con esta huelga, y por esta razón es necesario apoyarla, tiene que ver con la confrontación que se está teniendo entre el capital y el trabajo. No podemos ser ciegos a los avances que esta nueva etapa del capitalismo está teniendo con la instrumentalización de la IA. Se avecinan nuevas huelgas en diversos sectores económicos. Debemos estar preparados para asumir formas novedosas de resistencia.