10 años sin El Sayayín, la leyenda de la champeta

0
257
Jairo Sayas Díaz, El Sayayín

Se cumple una década sin Jairo Sayas Díaz, conocido como El Sayayín, uno de los máximos exponentes de la música ancestral que emergió de los barrios populares cartageneros y se convirtió en una influencia de lo que hoy conocemos como música urbana

Redacción Cultural

El 15 de julio de 2012, Jairo Sayas Díaz conocido popularmente como El Sayayín, falleció a la corta edad de 30 años luego de sufrir un atentado mortal en Sincelejo, Sucre.

La noticia cayó como un baldado de agua fría en Cartagena, si se tiene en cuenta que El Sayayín y otros artistas de los nuevos sonidos de la música caribeña, fueron los principales exponentes del género de la champeta que finalizando la década de los noventa se popularizó no solo en la capital turística de Colombia, sino en todo el ámbito musical latinoamericano.

Diez años después de este fatal suceso, del cual hay pocas claridades en la investigación judicial, los barrios marginales de Cartagena, así como los amantes del género musical, recuerdan a El Sayayín como una leyenda musical del Caribe colombiano.

Del “picó” para el mundo

En los convulsionados años ochenta, la champeta surgió como un movimiento musical, artístico y cultural. El epicentro fueron los barrios marginales de Cartagena de Indias, donde se combinaron influencias caribeñas y africanas, donde se resalta la herencia afrocolombiana que llegaba de Palenque de San Basilio.

Artistas como Mr. Black o Viviano Torres presentaron las primeras canciones que estremecieron los “picó” de la ciudad (grandes sistemas de sonido heredados de Centroamérica) haciendo posible la difusión de la champeta en las barriadas. No obstante, las principales emisoras ignoraron esta realidad cultural y se resistieron a emitir masivamente los sonidos champeteros.

Ante la negativa, el promotor musical Moisés de la Cruz invitó a Larry “El Pupilo” Ortiz de la emisora Olímpica Estéreo a dar un recorrido por el mercado Bazurto. Entre platos de pescado y queso, el locutor pudo evidenciar la fiebre de la champeta. Con este decidido impulso desde la industria musical, artistas como El Encanto, Eddy Jay, Elio Boom, El Maki, Boris García, entre otros, tuvieron la posibilidad de entrar al estudio y grabar producciones discográficas de alta factura.

La tormenta musical

Las primeras grabaciones de El Sayayín fueron capturadas en estudios improvisados en el barrio cartagenero de Bazurto cuando apenas tenía 14 años. De aquella época se recuerda la canción El Escándalo, dedicado a un primo que andaba en malos pasos y que refleja la cotidianidad de la juventud cartagenera.

De hecho, está pieza llamó la atención del productor José Quessep, permitiendo que en 2001 El Sayayín y otros colegas pudieran grabar para Sony Music el compilado ‘La champeta se tomó Colombia’. En este trabajo discográfico, Sayas presentó la canción La voladora (conocida popularmente como La nube voladora), éxito que lo hizo mundialmente conocido, al punto que el videoclip fue emitido en el canal MTV como principal exponente de la champeta en Colombia.

Champeporro

Con la popularización del género musical en América Latina, en 2003 la disquera lanzó el álbum ‘De nuevo El Sayayín’, el primer long play del artista cartagenero. Este trabajo le posibilitó su primera gira como solista, seguir grabando en estudio y masificar la champeta como uno de lo más originales sonidos urbanos del Caribe colombiano.

De El Sayayín son recordados éxitos como Paola, La píldora, El extracto de mango, Gato por liebre, entre otros himnos que aún se escuchan en las discotecas. En los últimos años de su vida, trabajó con músicos de Sincelejo en un proyecto experimental que se llamó Champeporro. Precisamente fue en esta ciudad sabanera donde fue atacado en un bar con arma de fuego el 28 de junio de 2012.