“Vamos a fortalecer el Pacto por la diversidad”: Nemias Gómez

0
368
Nemias Gómez en el lanzamiento del PH. Foto Mónica Miranda

En la lista cerrada del Pacto Histórico al Senado, hay un hombre que ha dedicado su vida a los movimientos sociales, la lucha por la cultura y las diversidades sexuales. VOZ habló con él sobre su aspiración al Congreso de la Republica

Mónica Andrea Miranda Forero
@Emedemoni_

¿Quién es Nemias Gómez?

-Es un cartagenero nacido en los barrios populares de la ciudad con formación política desde lo social comunitario. Participé de las JAL y de los grupos juveniles y cuando estaba en la Licenciatura de Ciencias Sociales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, entré a la Juventud Comunista Colombiana, JUCO. En esta misma Licenciatura, fui candidato al Concejo de Facultad de Ciencias y Educación y terminados mis estudios, incursiono en el desarrollo del arte y la cultura y hago mi maestría en Investigación Social e Interdisciplinaria y ahora soy candidato a doctor en Estudios Sociales también en la Distrital.

¿Cuál es el acumulado político del movimiento LGTBIQ+?

-El movimiento tiene sus bases a finales de los 70 y principios de los 80 cuando un grupo de personas gay se comenzaron a reunir para armar un grupo de estudio que se les llamó “Los Filipitos” y empezó a generar todo un tema de discusión en cuando a los sectores diversos y homosexuales en Colombia. Sin embargo, cuando se enteraron que existía ese movimiento, empezaron a ser perseguidos y amenazados y les tocó salir del país y al irse siguieron luchando, pero no fue lo mismo.

Entones, el movimiento no estuvo activo entre finales de los 80 y principios de los 90, momento en que se comienzan nuevamente a mirar las disidencias con una organización que fue muy importante que se llamaba Planeta Paz y que comenzó a hacer uniones de personas que practicaban artivismo de personas LGTIBQ+ y conformaron un proceso entre movimientos y organizaciones sociales.

El movimiento LGTBIQ+ y la Paz

¿Cuándo fue eso?

-Eso se dio durante las negociaciones de paz del Caguán en los noventa. Comenzaron a unificar organizaciones sociales, campesinas, sindicatos, mujeres, jóvenes y pues se les propuso que porque también no invitaban a los sectores LGBTIQ y entonces los invitaron y nosotros hicimos parte de ese proceso. Aunque fue al principio muy difícil entrar como organizaciones sociales porque no se nos veía como tal, ahí estuvimos apoyando la paz.

Después, cuando Lucho Garzón se lanza a la Alcaldía nos empezamos a reunir con él, y todo el país empieza a hablar de un documento que hicimos que se convirtió en Política Pública y que les sirvió a otras ciudades como base para crear la suya propia. Después de eso en Bogotá el candidato más fuerte era Samuel Moreno y entonces nos acercamos también a él y nos abrimos puerta en el Polo, creando lo que se llamaba el Polo Rosa. Con esto logramos que se hiciera un acuerdo vinculante y que lo dejara dirigido y promulgado desde el Concejo de Bogotá para que se cumpliera con lo pactado. Posterior a eso, creamos el Colectivo León Zuleta que es el Colectivo que agrupa a las disidencias sexuales del Partido Comunista, de la Juventud Comunista y afines.

Pacto LGTBIQ+

¿Existe un Pacto LGTBIQ+ dentro del Pacto Histórico?

-En este momento no te puedo decir que existe un pacto dentro del Pacto de las diversidades, creemos que con todo el trabajo acumulado que se ha hecho estamos presentes. Pero los sectores LGTBIQ+ estamos diciendo que no queremos únicamente que nos señalen un párrafo y ya, porque igual como ya hemos contado, Gustavo Petro ha sido parte fundamental de nuestro trabajo.

De hecho, en el evento de lanzamiento del Pacto Histórico eso se vio y se reconoció cuando se dio el discurso, Gustavo Petro estuvo muy atento, presente y receptivo en la propuesta que se le hizo en esos dos minutos que teníamos nosotros como sectores diversos.

Se va a hacer un evento para firmar el pacto de la diversidad, lo más probable es que sea la tercera o cuarta semana de febrero, va a ser en un bar de nuestro sector en donde la idea es que asistan los precandidatos a las consultas y los candidatos al Senado y podamos firmar ahora así ese pacto de los sectores LGBTIQ+.

¿Cuál es tu aspiración en cuanto al movimiento LGTBIQ+ desde el Congreso?

-La idea de firmar el pacto que se estaba hablando es que vayan unas ideas concretas. La primera la Política Pública de Identidad de Género que busca desde el Senado podamos nosotros realizar o plantear y erigir una ley donde se comience a englobar todo lo que hemos ganado desde las Cortes. Por ejemplo, la pensión de las personas del mismo sexo, la adopción, el matrimonio, el cambio de nombre.

La idea es que esa Ley condense todo lo que las Cortes nos han dado como derecho y se conviertan en leyes además de tener todos los componentes de salud pública por ejemplo con las compañeras trans y puedan dejar de inyectarse aceite de carros o aceite de cocina para poder hacerse transformaciones en sus glúteos o en sus pezones. Que los cambios corporales no sean estéticos, como se considera hasta ahora, porque si se consideran estéticos, la persona tiene que pagar por aparte y eso tiene que seguir sumamente costoso, sino que nosotros podamos tener un sistema de salud en el cual las transformaciones corporales en temas de identidad de género son cubiertas por el Estado como se avala en muchos países.

Lo otro que nosotros queremos promulgar es que ya nosotros ganamos a nivel nacional una política pública que está en el Ministerio del Interior. Esa política pública lo que se quiere es que comience a concentrar todas las políticas públicas que están territorialmente y que sea también un proyecto de Ley a nivel nacional, en el cual haya un lineamiento a nivel nacional sobre la misma política pública y no que cada territorio tenga una parte.

Un nuevo ministerio

¿Cuál es la importancia de crear un ministerio de la Mujer, las diversidades y géneros?

-Si se llega a un gobierno progresista se debe crear ese ministerio, así como cuando estuvo Lucho Garzón en la Alcaldía de Bogotá que se creó la Secretaría de la Mujer. Nosotros creemos que un Ministerio como este es importante para el desarrollo y el avance de la política pública para el desarrollo y avance de los sectores LGTBIQ+ a nivel distrital y nacional.

También se debe crear la Ley de Hacedores y Actores Culturales en donde la intención sea fortalecer la Ley general de Cultura porque un gobierno progresista no debería estar derogando leyes, sino fortaleciendo las que ya están. Esa ley pretende que se protejan a los artistas, formadores, cultores, a quienes tengan que ver con la cultura en el país.

Así entonces, se pretende desde las entidades territoriales y desde el Ministerio de Cultura, fortalecer a quienes hacen cultura de modo que ellos tengan subsidios o beneficios que se les dan a las personas para que puedan actuar en pro de la cultura. Esto que sea descentralizado de Bogotá. Se deben organizar las bases de datos para recibir los subsidios culturales, que son como bonos, con el fin de poder hacer su trabajo. Que los artistas no tengan que pasar más hambre, no tengan que vender sus cosas ni empeñarlas ni nada, sino que tengan cómo trabajar.

Muchos artistas por culpa de estas entidades están pensando es en el papel y en la burocracia y en lo que toca entregar y descuidan su arte, eso no puede seguir pasando. Terminan haciendo algo más administrativo que cultural. Si ellos no estuvieran pensando en eso, sino en que recibieron un bono para hacer su cuadro, para contratar su vestuario, para ensayar su obra, en cómo hacer la escultura, estarían pensando en el arte y en cómo hacer el contratitis para poder estar dentro de la rosca.