Situación del desempleo

0
401
El desempleo global aumentó en 28 millones de personas.

★ Gerardo Esteban Vargas
Economista e investigador del CEIS

El proletario es libre, decía Marx parodiando el lema de la revolución francesa, es en realidad libre en un doble sentido: libre (o sea carente) de medios de existencia y de medios de producción (y por tanto si no vende su trabajo no sobrevive), pero libre de venderle su fuerza de trabajo al capitalista que él elija de entre los interesados en comprarla[1. http://es.wikipedia.org/wiki/El_capital].

La población en edad de trabajar, carece de empleo.
La población en edad de trabajar, carece de empleo.

Desempleo, problema social y económico

La población en edad de trabajar que carece de empleo, y por ende de ingresos provenientes de la venta de su fuerza de trabajo para la obtención de un salario, es un problema económico y social. Por un lado el despilfarro en tiempo y oportunidades para la población en conjunto e individual, visto desde una perspectiva de cuerpo colectivo socialmente integrado.

Por el lado social, es una enfermedad que obliga a los trabajadores desempleados a someterse a competencias con sus pares por salarios o ingresos bajos, pero que son convenientes a sus empleadores en esa dinámica de contratación laboral, que por ende genera una mayor brecha de desigualdad, menores ingresos a los trabajadores que significa mayores ganancias para el empresariado.

En estados de crisis económicas como la que se vive actualmente y desde el año 2007, se intensifica la avaricia del sistema financiero. Es lo que ha llevado a un periodo elevado de desempleo en varios países del globo, generando dificultades que afectan la subjetividad de los cesantes en cuanto a sus emociones, vida familiar, subsanar sus condiciones materiales de existencia en lo domestico y en lo social.

Estas causas de un modelo neoliberal de acumulación de capital individualista, conllevan unas consecuencias en temas sociales como los elevados índices de suicidios (actualmente la segunda causa de muerte en el mundo) y violencia debido al incremento de la pobreza, por ende de los problemas para sobrevivir dignamente, como lo son la falta o poca capacidad para una buena alimentación, salud, educación, vivienda entre otros.

Situación del desempleo mundial

El 20 de enero del presente año, la agencia de la ONU sobre el empleo estimó para el 2013 que la desocupación aumentará en 5,1 millones de personas, llegando a una cifra cercana a los 202 millones de desempleados. Alcanzando así, cifras récord en la historia laboral.

Al igual, hay que aclarar que la cifra real de desocupación es mayor, debido a la medición que se hace al respecto. La OIT ajusta a la baja todos los años sus cifras de desocupación, ya que a las personas que dejan de buscar trabajo, que también crece cada año por diversas razones como “la gravedad de la crisis, debido a estar un largo tiempo desempleados, ya no tienen esperanza, han decidido dejar de buscar trabajo y por lo tanto ya no son contabilizados como desempleados sino como desalentados”[2. José Manuel Salazar-Xirinachs, director ejecutivo del sector empleo de la OIT.].

Así las cifras ajustadas dicen: desde el 2007, con el inicio de la crisis económica, el desempleo global aumentó en 28 millones de personas, y en el mismo periodo de tiempo el grupo de “desalentados” aumento en 39 millones de personas que se retiraron del mercado laboral, para un total de cesantes de 67 millones de personas.

Desempleo nacional

El 31 de enero del presente año, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) emitió las cifras promedio del desempleo en el año 2012, las cuales se situaron en un 10,4%, bajando cuatro décimas comparado con el desempeño en el año 2011, año en que se situó por el orden del 10,8%. En cifras absolutas, el número de desocupados promediados en el año 2011 fue de 2.261.000 personas y para el año 2012 de 2.222.000 personas y muestra una diferencia de 39 mil puestos de trabajo.

Esto no refleja el buen ánimo económico ni social que pretende vender como imagen el gobierno de turno. Sus locomotoras minero-energéticas no son los enclaves de generación de empleos. Las reformas tributarias son lesivas al conjunto de la población por la baja en los pagos de parafiscales por parte de las empresas; cuestión que significa una subida en las ganancias de las mismas.

Los bajos incrementos salariales no compensan el poder adquisitivo de los hogares colombianos para poder tener un mínimo vital digno. Entre otras reformas que terminan beneficiando la acumulación de capital de unos pocos particulares y empresas foráneas en detrimento de la población desempleada, desalentada, informal y subempleada, que presenta el país.

El desempleo global aumentó en 28 millones de personas.
El desempleo global aumentó en 28 millones de personas.