martes, junio 25, 2024
InicioOpiniónEditorialSanitas: mentiras y excusas

Sanitas: mentiras y excusas

Editorial VOZ 3198

Mentiras y excusas para seguir ocultando la evidente corrupción que campea en el sistema de salud y en las finanzas de las Entidades Promotoras de Salud, EPS, finanzas cuyo único fondo son los recursos públicos del Estado, es decir, de los y las colombianas.

Está demostrado que los seres humanos, que el sistema llama “usuarios”, no son la verdadera preocupación de los dueños y administradores de las EPS; su verdadero y principal interés es la ganancia, es el acumulado de capital en un negocio redondo y beneficioso para ellos porque no invierten un solo peso, no arriesgan nada, cobran comisiones por todo y, encima, los recursos se esfuman y no hay poder que controle sus movimientos e inversiones. Eso es lo real y concreto.

Las excusas y las mentiras de los negociantes de la salud abundan. La gente del común, trabajadora y que pagan sus impuestos, tiene saturado el PQRSF, Proceso de Quejas, Reclamos y Solicitudes, Sugerencias y Felicitaciones, no precisamente por felicitaciones. La gente se queja por demoras en la atención, tanto en la modalidad virtual como presencial. Las respuestas y excusas preferidas de las EPS en materia de atención son “el médico o especialista no ha agendado”.

Las respuestas y excusas en materia de suministros de medicamentos, por parte de droguerías y dispensarios, es “La EPS no ha girado los pagos, por lo cual no podemos comprar ese medicamento”. Las EPS se han inventado un repertorio de rimbombantes excusas ante las personas y pacientes, estas disculpas van desde supuestas fallas en el sistema por los ciberataques que afectan sus servicios informáticos, sus plataformas y canales digitales, los cuales pueden durar horas y días sin funcionar, afectando a millones de colombianos.

En el caso específico de Sanitas, las mentiras ante la opinión pública de parte de esta EPS son realmente descaradas.  El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, ha asumido a nombre del gobierno el desenmascaramiento y la verdadera causa de la crisis en el suministro de medicamentos a las personas. En rueda de prensa ante los medios de comunicación, el ministro explicó la situación que atraviesa Sanitas. Esta EPS, de manera irresponsable, no ha cancelado varias deudas pendientes con la cadena de droguerías Cruz Verde. Señores de Sanitas, no hay excusas, el Gobierno está al día en el pago de los recursos destinados a los presupuestos máximos, ¿qué hacen los recursos? ¿Hacia dónde se van? ¿En qué los invierten? ¿Quién los tiene? ¿Estarán en Miami, en lujosas mansiones de los dueños de Sanitas? O ¿al estilo de Duque y el exfiscal Néstor Humberto Martínez, en cuentas bancarias en paraísos fiscales?

La situación con Sanitas es más grave aún, cuando es la que más recibe recursos por la Unidad de Pago por Capitación, UPC. Y tiene el cinismo de afirmar sin sonrojarse que los recursos que recibe no alcanzan. “Vayan a trabajar vagos”, pronunció una tristemente célebre senadora.

Lo que hacen las EPS es inhumano. Las personas se mueren en la puerta de un hospital, esperando un medicamento en una droguería, o en sus casas desahuciados, abandonadas por quienes tienen el deber de atenderlas. El cáncer, que no da espera y avanza aceleradamente, es una de las enfermedades más comunes y letales que padecen hombres y mujeres adultas, niños, jóvenes y adolescentes en Colombia. Estas EPS, de manera criminal, retrasan los procedimientos, se burlan del paciente y le aplican el paseo de la muerte.

Este atropello y violación al derecho fundamental a la salud, ¿debe ser aceptado de manera apacible por la sociedad? La sociedad debe levantarse, protestar, organizarse y denunciar; debemos apoyar la Reforma a la salud, propuesta establecida en el Programa de gobierno y el Plan Nacional de Desarrollo, “Colombia, potencia de vida”, consultado a los y las colombianas y aprobado en el Congreso de la República.

La lucha, como dijo el presidente Petro, “es entre el capital y la vida”. Es necesaria una gran movilización social y popular en contra de los atropellos de las EPS y en respaldo a la Reforma del sistema de salud. El pueblo colombiano merece respeto, ¡carajo!

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula