Pre-icfes Popular Nicolás Buenaventura

0
242
Primera promoción del Pre-Icfes Popular Nicolás Buenaventura. Foto cortesía

La iniciativa educativa es organizada por el Colectivo El Chola’o, la Unión de Jóvenes Patriotas y la JUCO al oriente de Cali. En el espacio se reconoce que la enseñanza y el aprendizaje es un proceso dialéctico, transformador y de constante cambio

Diego Armando Ricaurte Mendoza
@ArmandoDiego33

Durante los últimos cuatro meses, todos los sábados de ocho de la mañana a doce del mediodía en la Biblioteca Nuevo Latir se reunió un equipo de educadores convencidos de su tarea histórica de aportar desde sus saberes y conocimientos a la educación transformadora de estudiantes en diferentes colegios que llegaron para complementar su formación.

Ellos y ellas, encontraron en este proceso, no solamente un lugar de preparación para la prueba de Estado, sino un espacio de pensamiento crítico que promulgó desde el primer día que no es la educación la que cambia al mundo por sí sola, sino, como muy bien lo escribió Freire, la educación cambia a las personas que van a cambiar el mundo.

Le redacción juvenil del semanario VOZ comparte la experiencia de este proceso que integra la necesidad de luchar por la educación para todas y todos, pero con perspectiva de lo popular, de aquellos procesos que nacen en el seno de los barrios y de las voluntades que a través de la pedagogía proyectan una mejor sociedad.

La educación y lo popular

Por esa razón, desde el inicio se propuso metodologías activas, críticas y dialógicas, con la finalidad de evidenciar el carácter pedagógico del pre-icfes. Otro aspecto fundamental del desarrollo fue explicar ¿por qué popular? Evidentemente, esto va mucho más allá de la gratuidad del programa o la donación del trabajo voluntario de los profesores, profesoras, compañeras y compañeros que aportaron de manera significativa al proceso, como en el caso de la Barricada Antifascista del América.

Pues bien, lo popular tiene un carácter del método en la educación. Desde allí se reconoce que la enseñanza y el aprendizaje es un proceso dialéctico, transformador y de constante cambio. Todo el tiempo se aprende algo nuevo y al mismo tiempo se enseña. No se separa la teoría con la práctica educativa.

Por otra parte, la reivindicación del intelectual Nicolás Buenaventura se concibe como un eje fundamental para el proceso. De ahí que, se desarrolló la explicación a estudiantes y acudientes sobre la vida, obra, legado político y educativo de este pedagogo popular. Además, recordamos su historia en la lucha por la vivienda, precisamente en los barrios del oriente de Cali, donde ahora se asume el compromiso de avanzar con los procesos sociales y así transformar las complejas realidades del pueblo caleño.

Estudiantes comprometidos y críticos

Al espacio del Pre-icfes Popular Nicolás Buenaventura, cada semana llegaron entre 60 y 90 estudiantes de diferentes colegios del oriente de Cali e incluso, estudiantes que viven bastante lejos del sector donde queda la Biblioteca Nuevo Latir, lo cual provocó la organización de dos grupos de estudio.

Es así que con gran esfuerzo se culminó de manera satisfactoria la primera promoción del Nicolás Buenaventura el pasado 27 de agosto de 2022, dejando un balance totalmente positivo, pero sobre todo, un nivel de aprendizaje sobre cómo organizar un pre-icfes popular, proyectarlo en otros espacios y en el tiempo para el beneficio de una comunidad estudiantil que busca alternativas en la educación para luchar por un mejor futuro.

En una entrevista realizada por la página de Instagram el Chola’o para documentar este proceso, una estudiante expresó: “El Pre-icfes Popular Nicolás Buenaventura es un espacio agradable para compartir con profesores y nuevos compañeros, además los profesores tienen estrategias y métodos muy creativos”.

Por esa razón, las y los jóvenes que impulsan esta iniciativa se proponen seguir fortaleciendo los lazos entre el proceso político, el barrio y los jóvenes, para que dure muchos años, para que sean muchas las promociones que logren llegar a la universidad pública, se organicen y la defiendan.

Porque mientras la educación no se garantice, los maestros y maestras, junto con estudiantes críticos y organizados deben seguir en pie de lucha con el conocimiento en los barrios. Así como lo expresó, Nicolás Buenaventura: “Se necesita usar el conocimiento no para mostrar que se sabe más sino, sobre todo, para dar un timonazo a tiempo en la lucha”.

Proyección del Pre-icfes

Este proceso desde un principio se proyectó para que sea de largo aliento por lo que entre las clases, los balances cada sábado y el resolver la financiación de los materiales de trabajo, se proyectó junto con un grupo de compañeros y compañeras de la Unión de Jóvenes Patriotas, UJP- Candelaria, la realización del Pre-icfes Popular María Cano, como proceso hermano que en cuatro sábados intensivos pudo ayudar a más de treinta jóvenes en Villa Gorgona para la preparación del examen de Estado y desde ya proyectar un segundo ciclo.

Esto denota la necesidad objetiva para que la educación sea garantizada en todos los niveles, con un carácter gratuito y de calidad para todos los territorios a nivel nacional. Además, la importancia de una articulación de pre-icfes populares y preuniversitarios comunitarios que se organizan en otros municipios, distritos y departamentos. Sería pues fundamental propender por una coordinación de este tipo de iniciativas para compartir experiencias y orientar el trabajo.

Cabe destacar que este proceso liderado además por los y las comunistas del Valle del Cauca en cabeza de la Juventud Comunista, JUCO, se propone seguir agitando la batalla de ideas que no es otra cosa más, que la tarea fundamental de formar hombres y mujeres que se organizan y se unen de cara al actual momento político. Lo cual tiene un aspecto muy importante y es la legitimidad con la que cuenta, siendo un trabajo hecho con las comunidades en los diferentes territorios y barrios populares quienes manifiestan el compromiso y disciplina consciente para llevar este tipo de procesos, lo cual tiene sus dificultades y retos.

Por tal motivo, es necesario que continúen surgiendo muchos otros espacios que respondan a las necesidades de las inmensas mayorías. El llamado es a la organización y lucha por la educación crítica, democrática, gratuita, pública y de calidad.