miércoles, mayo 22, 2024
InicioInternacionalNord Stream 2: Estados Unidos planeó el sabotaje

Nord Stream 2: Estados Unidos planeó el sabotaje

Todas las acciones de sabotaje contra los gasoductos Nord Stream y Nord Stream 2 se desarrollaron bajo la supervisión de Jacob Sullivan, consejero de Seguridad Nacional de Biden, del secretario de Estado Antony Blinken y de la subsecretaria de Estado Victoria Nuland

Ricardo Arenales

Fuentes cercanas a la cancillería rusa confirmaron que el viernes de la semana pasada ese país presentó un proyecto de Resolución al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre las explosiones de los gasoductos Nord Stream, donde se busca establecer la responsabilidad de los Estados Unidos en una explosión, que Moscú no vacila en calificar como “sabotaje”.

«Hoy hemos distribuido un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad instando a una investigación internacional independiente, bajo los auspicios del secretario general de la ONU, sobre los sabotajes en Nord Stream. Intentaremos que se vote la próxima semana», escribió en su cuenta de Telegram Dmitri Poliansky, representante permanente adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas.

La petición que de que la ONU aboque el conocimiento del asunto se produce varios días después de que se conoció una investigación del afamado periodista norteamericano Seymour Hersch donde se indica que Estados Unidos preparó el plan para colocar explosivos en el gasoducto Nord Stream, que venía transportando gas ruso barato a Alemania y gran parte de Europa. La Casa Blanca habría dicho, según la investigación, que prefería que Alemania se “congelara” en invierno y no que dejara de apoyar a Ucrania.

Con apoyo de Noruega

El trabajo periodístico asegura que fueron buzos de la marina de Estados Unidos quienes colocaron los explosivos debajo de los gasoductos Nord Stream en junio del año pasado. Según fuentes de inteligencia, la operación se llevó a cabo bajo la cobertura de los ejercicios Baltops 22 de la OTAN. Sin embargo, la ejecución de la explosión se aplazó tres meses.

Al momento de la explosión, los dispositivos fueron activados en forma remota por personal de inteligencia militar de Noruega, que anteriormente habían ayudado a colocar cargas de C4 bajo las tuberías. En esas condiciones, en septiembre ocho bombas deberían explotar frente a la isla de Bornholm, en el mar Báltico, pero solo estallaron seis, debido al aplazamiento de la operación, precisó el periodista.

Todas las acciones de sabotaje contra los gasoductos Nord Stream y Nord Stream 2 se desarrollaron bajo la supervisión de Jacob Sullivan, consejero de Seguridad Nacional de Biden, del secretario de Estado Antony Blinken y de la subsecretaria de Estado Victoria Nuland.

Biden lo había anunciado

La planificación del sabotaje -indicó Seymour Hersch- comenzó en diciembre de 2021, o sea dos meses antes del inicio de la operación militar especial rusa destinada a aplicar en Ucrania la resolución 2202 del Consejo de Seguridad de la ONU. “Como hemos señalado repetidamente, el 7 de febrero de 2022, en una conferencia de prensa conjunta con el canciller alemán Olaf Scholz -quien se hallaba de visita en Washington- Biden había declarado que si Rusia llegaba a intervenir en Ucrania “ya no habrá más Nord Stream 2”.

Posteriormente, en junio de 2022, el parlamento de Noruega adoptó un acuerdo militar con EEUU, concediendo a este último país pleno acceso y uso ilimitado de cuatro zonas del territorio noruego, incluidas áreas marítimas.

Acto terrorista

La ejecución del sabotaje contra los gasoductos fue confiada a la fuerza naval norteamericana, ya que el Mando de Operaciones Especiales está obligado a rendir cuentas al Congreso. La voladura de los gasoductos Nord Stream y Nord Stream 2 es el acto de sabotaje más grande y audaz realizado desde la Segunda Guerra Mundial.

El impacto de este acto de terrorismo económico, que ha impedido la llegada de gas barato ruso, y obligado a Europa a comprar el gas de Estados Unidos, mucho más caro, ha afectado gravemente toda la economía europea, provocando un alza nunca antes vista de los precios de la energía en todos los países miembros de la Unión Europea.

La idea de que estamos frente a un acto terrorista, la confirma la exministra australiana de Relaciones Exteriores, Kavin Kneissl, al afirmar, la semana pasada, que todo lo que llegó a oír de sus colegas norteamericanos desde 2018 estaba relacionado con la intención de garantizar que el Nord Stream 2, entonces en construcción, “nunca llegaría a ser operativo”.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments