Multinacionales acaparan el mercado de panela

0
210
Vender sus productos a bajos precios no les permite a los paneleros volver poner a producir sus cultivos de caña panelera. Foto archivo

350 mil familias productoras se quiebran por los altos precios de los insumos y lo mal que pagan sus productos en el mercado

Redacción Laboral

Desde hace años, 350 mil familias de todo el país que dependen de la producción de panela han estado exigiéndole al Gobierno nacional proteger sus labores, y no solamente las de los grandes empresarios y los importadores.

Es por eso que para el 19 de julio había programada una reunión entre el Ministerio de Agricultura y los dirigentes de Dignidad Agropecuaria, representantes de paneleros, en Santander.

El actual conflicto se originó porque las multinacionales se tomaron el mercado de la panela y con publicidad falsa han provocado que la venta de los productores se reduzca hasta en un 40%: “Está Quala con su Panelada, que es un producto que tiene panela en un 12 o 15%, y lo promocionan como panela pero no lo es. De esta manera se están quedando con una fracción grandísima del mercado”, explicó a VOZ Fernando Paipilla, productor de panela en el municipio de Santana, Boyacá, y líder de la organización Dignidad Agropecuaria.

Para el productor y dirigente social, este problema fue provocado por la Ley 2005 de 2015 que permitió que esto sucediera. Y, además de estar quebrando a miles de familias están engañando a los consumidores, “es una pequeña porción de panela y el resto lo hacen en el laboratorio”, comenta el líder agrario.

Los paneleros no tienen la posibilidad de pagar sus deudas, muchos de ellos tienen créditos bancarios. Foto archivo

La caída de los precios

Para ejemplificar la caída en los precios del producto, Fernando Paipilla comenta que a boca de trapiche normalmente venden el kilo de panela a 3.900 pesos, pero el pasado sábado estuvo entre 2.400 y 2.700, lo que produce una grave afectación a miles de familias.

“Lo que pasa con esto es que cortan la caña y hacen la molienda y con estos precios y sumado a los altos precios de los insumos, no se pueden volver a atender los cultivos de caña, no hay dinero para eso”, explica Paipilla y anota que por eso sus exigencias contemplan la derogación de esta Ley, ya que parece haberse hecho a la medida de los intereses de estos pocos empresarios y para que se quedaran con el negocio de tantos campesinos.

Por otra parte, piden bajar aranceles para que los productores puedan comprar fertilizantes químicos y otros insumos. “Pero además, se le solicita a este gobierno y al entrante que de manera inmediata se le pongan subsidios a los fertilizantes. Eso en lo inmediato”.

Que dentro del empalme el nuevo gobierno tenga muy clara la problemática para que pueda tomar decisiones. “Sabemos que el actual Gobierno es el más mentiroso y el que más duro le ha dado a los campesinos colombianos, no les importó porque desde su primer día los pusimos en contexto que no solo la actividad de los cañicultores, sino en todas las actividades agropecuarias lícitas estaban mal. Pero no les importó. Se hicieron algunos paros y vinieron, hicieron promesas que nunca cumplieron”, explica Paipilla.

Con la nueva ministra de Agricultura Cecilia López ya sostuvieron profundas conversaciones en la que la han contextualizado. “Ella la tiene clara. Sabe qué hay que hacer, sin embargo, esperamos que se tomen las decisiones a tiempo, que se hagan las cosas al derecho, para no seguir con la catástrofe del sector agropecuario colombiano. Ella me dijo que se posesionaría y luego empezaría a tomar decisiones en relación con bajar aranceles y subsidiar de manera fuerte los agroinsumos. Lo otro es una política seria para la producción de productos agropecuarios que se pueden hacer aquí y que se están importando”, dice el dirigente sindical.

Finalmente, invitó a los colombianos a consumir lo tradicional y que no vayan a esos productos artificiales que no tiene nada que ver con la tradicional panela que han consumido desde hace muchos años.