miércoles, julio 24, 2024
InicioPaísLos Bolcheviques del Líbano y la poética de la revolución

Los Bolcheviques del Líbano y la poética de la revolución

32 años antes que Fidel declarara el carácter socialista de la revolución cubana, los Bolcheviques del Líbano habían declarado una revolución comunista

Zabier Hernández Buelvas

En el 2019, en un artículo especial para VOZ, el periodista Leónidas Arango, escribió “el movimiento de 1929 en el Norte del Tolima fue la primera insurrección comunista en América Latina –mientras no se demuestre lo contrario– y se inspiró en la Revolución Rusa de 1917. En este año del Bicentenario de la Independencia, los Bolcheviques del Líbano reclaman su puesto en la tradición libertaria de Colombia”.

Esta afirmación de cuenta clara y precisa del carácter político e ideológico de la temprana revolución zapatera y campesina. Nos ocuparemos entonces de otras visiones.

Ceremonias autónomas

Toda revolución verdadera, lleva implícita un cambio cultural. Los Bolcheviques del Líbano, Tolima, que sabían ya de la nociva alianza de la iglesia con los poderes institucionales y gamonales, declararon su ateísmo como ruptura cultural con el orden que pretendieron derrocar.

Esta revolución poética fue liderada por el zapatero Pedro Narváez, los campesinos Faustino Arango y Segundo Piraquive, y Rubita inspirados en la Revolución Rusa de 1917 y por el auge de los y las revolucionarias de 1928, que fundaron el Partido Socialista Revolucionario, PSR, donde militaron María Cano, Ignacio Torres Giraldo, Tomás Uribe Márquez, entre otros.

La Revolución Bolchevique en el Líbano estaba precedida de una larga y radical discusión entre laicos y católicos. Por ejemplo, los bolcheviques no bautizaban sus hijos en la iglesia, sino en ceremonias autónomas donde quedaron actas de que arrojan fragmentos tan bellos, poéticos y cargados de una profundidad humanista y de ruptura cultural:

“Acto seguido el secretario de la corporación C, Ocampo Vásquez leyó a la bautizada la siguiente formula: Tu misión imprime un sello especial a ti misma y a tus semejantes, pues vienes a abrir la ruta de un nuevo orden social, y a marchas hacia el provenir en que el advenimiento de una nueva vida descansará sobre la justicia emanada del espíritu socialista. Caminaras por la senda del ideal de justicia y esquivarás las filas de los que se pliegan a la fatalidad de la servidumbre con el pensamiento cobarde de que ‘este mundo así lo hemos encontrado y así lo dejaremos’. Tendrás fe en la justicia y amor a la humanidad. Antes que ser esclava, que se alumbre con tu cuerpo encendido, el festín de la tiranía. Eres fruto gestado en las entrañas de tu madre buena y parte de la nueva generación libertada por el esfuerzo del proletariado. Oye la plegaria del moderno obrero: de la tiranía, como de la peste y del hambre, libranos, aunque haya necesidad de sacrificar nuestra propia existencia”.

En los Andes

La escritura y el estilo poéticos y literario de esta revolución se reflejó en cada detalle, en las consignas, en la caracterización de sus objetivos y hasta en las formalidades más triviales.

En una carta del 5 de septiembre de 1927, dirigida por los revolucionarios, anunciando la llegada de una noble visita, se decía: “Esta ciudad está próxima a ser visitada por la señorita María Cano, la virgen roja del proletariado colombiano (…) no hemos vacilado en formar un comité Pro-María Cano para organizar y atender debidamente a la propagandista genial que, a pesar de su delicada condición de mujer, arrostra toda clase de fatigas y sacrificios por llevar de uno a otro confín el mensaje sagrado de la liberación proletaria”. (El Espectador 2018).

Poesía y firmeza emanada de una bella revolución prematura en los Andes colombianos. Los cambios en la Colombia de hoy, son su mayor homenaje y reconocimiento.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula