miércoles, julio 17, 2024
InicioInternacionalEcuador: Violencia, narcotráfico y elecciones

Ecuador: Violencia, narcotráfico y elecciones

Desde el inicio de su mandato, Guillermo Lasso se ha mostrado incapaz de gestionar el país, atenazado por los efectos del covid-19 y la expansión de las bandas de delincuencia organizada, vinculadas a los carteles mexicanos de Jalisco y Sinaloa

Redacción internacional

Luisa González, la candidata a la presidencia de Ecuador por el movimiento Revolución Ciudadana y la más opcionada para llegar a la primera magistratura del Estado, durante su campaña siempre se negó a utilizar chaleco antibalas y adoptar medidas especiales de seguridad. Así fue hasta hace unos pocos días, cuando ante la inminencia de un atentado, decidió aceptar que redoblaran su escolta personal.

“He aceptado el apoyo de las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad y la democracia de los ecuatorianos”, declaró ante el aumento del peligro que la ronda. Ahora en las fotos de campaña, con su frágil figura, aparece zambullida en medio de las corpulentas figuras de sus escoltas militares.

El punto crítico de la seguridad de la candidata de izquierda ocurrió el 31 de agosto pasado cuando fue detenido un hombre que al parecer iba a atentar contra González. El detenido confesó que tenía que entregar unas bombas y que el objetivo era la candidata de Revolución Ciudadana. “Esto es muy preocupante, porque se afecta la democracia”, reaccionó la aspirante presidencial.

Carros bomba

El episodio es el colofón de un cuadro de crisis de seguridad, violencia y zozobra política que se vive en Ecuador, a menos de un mes de las elecciones presidenciales en segunda vuelta, en donde se enfrentan Luisa González de la coalición política progresista y el derechista Daniel Noboa de la Alianza Democrática Nacional, ADN.

En los dos últimos días de agosto dos coches bomba explotaron en el centro de Quito, la capital del país. Uno de ellos en el sector de La Mariscal, cerca del edificio donde funcionó el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores, SNAI, el departamento estatal encargado de custodiar y administrar las cárceles en Ecuador.

En el vehículo se encontraron cilindros de gas y tacos de dinamita. Seis personas fueron detenidas por su posible participación en el hecho. El alcalde de Quito, Pabel Muñoz, informó que tres granadas fueron detonadas de manera controlada, sin dar más detalles, artefactos seguramente incautados en otro intento de atentado.

Investigación engavetada

En la cárcel de Turi, al sur del país, se produjo un amotinamiento de presos con toma de rehenes. Este ha sido el último de varios motines carcelarios en los últimos años. Un funcionario de seguridad del Estrado indicó que tanto con los amotinamientos como con los coches bomba se pretende “amedrentar al Estado” para afectar el control que el gobierno hace de los centros de reclusión.

A la par de estos hechos, en las calles y en las cárceles surge una nueva acusación contra el gobierno de Guillermo Lasso. El periodista Andersson Boscán, del portal ecuatoriano La Posta, reveló que la policía y Fiscalía General del Estado sabían desde abril pasado que existía un plan de atentado en marcha contra él, Fernando Villavicencio y el coronel José Luis Erazo.

“Tres meses y medio después, Villavicencio fue asesinado. En manos de la Fiscalía y en manos de Policía estuvo esta información, y a pesar de esta información, nunca abrieron una investigación”, dijo Boscán.

Desde el inicio de su mandato, Lasso se ha mostrado incapaz de gestionar el país, atenazado por los efectos del covid-19, la expansión de las bandas de delincuencia organizada vinculadas a los carteles mexicanos de Jalisco y Sinaloa. Bandas que controlan las zonas de la costa del país, desde las que parten los cargamentos de cocaína destinados a los mercados asiático y europeo.

El cambio es posible

En forma paralela, se ha conocido un informe policial denominado “León de Troya”, que vincula a la mafia albanesa con el cuñado del presidente Lasso en un turbio caso de corrupción. Los funcionarios de policía responsables de esta investigación han sido amenazados de muerte. Sus oficinas y viviendas fueron allanadas, mientras otras agencias del Estado responsabilizan a Lasso, al ministro del Interior, Juan Zapata y al comandante de la policía, Fausto Salinas de colocarse al servicio de esas mafias de corruptela y crimen organizado.

En este marco de cosas, en la contienda electoral próxima se define el rumbo de la nación ecuatoriana. Si las mayorías aceptan la propuesta de cambio que propone Revolución Ciudadana o se inclinan por el modelo neoliberal de desarrollo, en buena parte responsable del actual estado de cosas.

Algunos analistas piensan que la propuesta de renovación y cambio tiene buenas posibilidades, y que, en esa perspectiva, otro Ecuador es posible. En los comicios anteriores se aprobó un referendo para detener la exploración de petróleo en la reserva indígena de Yasuní. Este hecho significativo, sumado al fortalecimiento de propuestas políticas progresistas representadas en Revolución Ciudadana y Pachakutik, alientan esas esperanzas de cambio.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula