martes, mayo 21, 2024
InicioEconomíaLas cifras que la burguesía tergiversa

Las cifras que la burguesía tergiversa

El Establecimiento analiza los indicadores económicos para justificar determinaciones en pro del gran capital y en contra de las reformas progresistas

Armando Henríquez

La coyuntura económica se caracteriza según el objetivo que se planteé quien trata de definirla. Generalmente los economistas vinculados a las grandes empresas o a la Andi, Fenalco y similares, maquillan la coyuntura económica, para justificar algunas determinaciones en contra de los trabajadores o claramente favorables para el empresariado.

Recuérdese como se están utilizando las cifras económicas para impedir la reforma laboral y pensional con el supuesto de que afectarían negativamente el empleo formal. El Banco de la Republica recientemente afirmó que se perderían miles de trabajo si se logra que la jornada de trabajo diurno vuelva a las condiciones de la condición intertropical de Colombia, de seis de la mañana a seis de la tarde.

Cuando César Gaviria y Álvaro Uribe decidieron implantar las reformas neoliberales que afectaban negativamente los ingresos de los trabajadores, presentaron estadísticas amañadas para mostrar que, al reducir los impuestos de las empresas, incrementarían los salarios de los trabajadores. Treinta años después, los resultados demuestran las falsedades de esos diagnósticos. 

Características del momento económico

Los medios de comunicación hacen uso político de algunos de los procesos económicos que afectan a Colombia. Por ejemplo, la alta inflación en nuestro país a partir del estallido de la guerra Rusia-Ucrania, es presentada como si fuera una consecuencia de los actos de Gobierno del presidente Petro. Vista objetivamente esta inflación, en muy poco es consecuencia de las políticas locales, no solo de Colombia sino de América Latina.

Un analista objetivo concluye que el aumento general de precios es una consecuencia inmediata de la guerra debido a que Ucrania es el gran proveedor de algunos productos alimenticios y de materias primas fundamentales para producción de fertilizantes y plaguicidas. Por otra parte, Rusia es el principal proveedor de gas para el continente europeo.

La confrontación alteró los suministros y las comunicaciones disparando los precios del transporte, aparte de los precios de combustibles, fertilizantes y alimentos producidos en Ucrania y Rusia. El conflicto disparó la inflación a nivel mundial.

Por otra parte, prácticamente la economía mundial esta vinculada al dólar, por tanto, cualquier determinación negativa que tome el Sistema de la Reserva Federal, banca central de los Estados Unidos, influye en la economía de los países donde el comercio se hace con base en la divisa estadounidense.

Colombia, al igual que los países latinoamericanos, se ven afectados por el alza de interés que a partir de la guerra Rusia-Ucrania ha tomado la Reserva Federal. Los precios del petróleo también inciden en la paridad dólar-peso colombiano. Por tanto, terminan influyendo sobre los precios de las materias primas y las mercancías importadas.

La coyuntura económica en la época de Petro

Desde los años sesenta del siglo pasado, la mayor parte de los economistas de las distintas escuelas consideran que se alteran los mecanismos de mercado cuando los gobiernos, para combatir la inflación, imponen el control de precios. Por esa razón, el método utilizado generalmente es que los bancos centrales, en nuestro caso el Banco de la República, aumenten las tasas de interés para tratar de revertir la presión inflacionaria.

Cualquier economista, periodista o comentador de la evolución de la economía colombiana, sabe que a partir del momento en que Gustavo Petro asumió el poder, la inflación está condicionada por las secuelas de la guerra Rusia-Ucrania, el alza de intereses en los Estados Unidos y la dinámica en el precio internacional del petróleo. Pero sucede que en la prensa colombiana pretenden atribuirle la inflación a la acción política del gobierno del Pacto Histórico. Igual acontece con la devaluación de la moneda colombiana frente al dólar.

A partir del momento en que el presidente Petro empezó a mostrar que efectivamente trataría de implementar las reformas prometidas durante su campaña electoral, casi todos los medios nacionales califican la gestión del Gobierno mediada por sus intenciones de descalificar la gestión presidencial. Todos los proyectos de reforma puesta a consideración de la opinión pública han sido descalificados. Se puso en movimiento toda una conceptualización desvalorizadora del contenido de las reformas.

Cualquier hecho económico positivo se le buscan condicionamientos negativos, ya se trate de que algunos comestibles empezarán a bajar sus precios, que el crecimiento económico del primer trimestre del presente año haya sido positivo o que la inflación hubiera cedido. Todos estos hechos positivos, o se silencian o se tergiversan. En general, la presentación de la información va precedida de un comentario destructivo.

El crecimiento económico

Según comunicado de prensa del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, del 15 de mayo del presente año, el Producto Interno Bruto de Colombia en el primer trimestre del 2023 creció un 3 por ciento.

La actividad económica que más creció fue la financiera y la de seguros, 22.8 por ciento, por eso incidió con el 1 por ciento del incremento total. Las actividades artísticas y recreación y otras del sector servicio aumentaron un 18,7 por ciento; administración pública, planes de seguridad, educación, salud y servicio sociales, 1,9; minas y canteras, 4,5; electricidad, gas, vapor, aire acondicionado, 0,2; comercio al por mayor y menor, 0,6; información y comunicaciones, 1,4.

Las cifras del Dane señalan que la tasa de desempleo viene reduciéndose sostenidamente desde el mes de enero. Para el mes de marzo la tasa de desocupación pasó de 12,6 a 10,5 en las trece ciudades y áreas metropolitanas más importantes del país. Por su parte, la cifra de ocupación pasó de 57,7 en marzo de 2022 a 59,8 en el mismo mes de 2023. Como acusan los indicadores, el crecimiento del empleo ha sido sostenido a lo largo del presente año. El Dane también informa que la pobreza multidimensional se redujo el año pasado ya que 1.4 millones de colombianos salieron de esa condición.

El efecto de las reformas

Si el texto de las reformas es aprobado en el parlamento con algunas ligeras modificaciones, producirá cambios positivos en el ámbito laboral. Todos los profesionales como médicos, economistas, abogados vinculados por el Estado con órdenes de prestación de servicio serán cobijados con contratos a términos indefinido y por lo tanto serán beneficiados con las prestaciones contempladas en el Código de Trabajo.

Al contrario de lo que dice el Banco de la Republica y en general casi todos los medios de comunicación corporativos, las políticas contenidas en el Plan de Desarrollo, ya aprobado, no solo cuidan las fuentes de agua y crean políticas para proteger el medio ambiente y distribuir adecuadamente los recursos de la naturaleza, además, estimulan el desarrollo del campo colombiano y el uso racional y equitativo de la tierra.

La ejecución del Plan de Desarrollo y algunas determinaciones relacionadas con el uso del suelo van a empoderar a los sin tierra, a los pequeños y medianos campesinos, ya que se recuperan las tierras obtenidas ilegalmente por terratenientes y latifundistas, haciendo uso de la práctica que señalan los investigadores nacionales y extranjeros de que la extensión de la tierra que tienen algunos latifundistas no está relacionada con los títulos, sino que están determinados por el dinero que tenían para comprar alambre de púas.

El cambio llega también al manejo y uso de los indicadores económicos para decirle la verdad a la sociedad colombianos sobre la salud de la economía.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments