lunes, junio 24, 2024
InicioPaísLa extinta calle Theodore Dreiser en Kiev

La extinta calle Theodore Dreiser en Kiev

La vía de Kiev que perpetuaba el nombre del periodista y novelista estadounidense, simplemente cambió. Ahora se llama Ronald Reagan

Alberto Acevedo

En tiempos del poder soviético, la capital ucraniana, Kiev, y el país en general, adquirieron niveles importantes de desarrollo que llenaron de orgullo a los connacionales. La calle Theodore Dreiser era una de esas obras para mostrar.

Es posible que a lo largo de su existencia haya sido cómplice del nacimiento de nuevos amores, donde jóvenes muchachos se dieron su primer gran beso. Fui testigo de la rutina diaria de la abuela que, en las mañanas, visitaba la panadería de su predilección para comprar lo del desayuno. O sirvió de punto de encuentro de viejos jubilados que departieron un café con galletas, una y otra vez, para hacer más grata su existencia.

Al despuntar este mes de julio, algunas cosas cambiaron. Ya no será más la calle Theodore Dreiser. Ahora se llamará Ronald Reagan.

La noticia se conoció en el marco de la celebración de la cumbre de la OTAN, en la ciudad de Vilna. No había terminado sus deliberaciones el máximo evento de los señores de la guerra, cuando la información llegó a oídos de algunos de los asistentes. No se anunció por los micrófonos, no despertó el interés de los periodistas, ni ocupó titulares. Simplemente pasó y se quedó así.

Hijo de inmigrantes

Theodore Dreiser fue uno de los más grandes humanistas norteamericanos y uno de los grandes críticos del capitalismo mundial que, en sus palabras, fue un monstruo que se formó absorbiendo el sudor y la sangre de los trabajadores de todo el mundo.

Dreiser nació el 27 de agosto de 1871 en Terre Haute, Indiana, Estados Unidos; falleció en Hollywood el 28 de diciembre de 1945, cuando el mundo asistía al desenlace de la segunda guerra mundial. Hijo de inmigrante alemán, su infancia estuvo ligada de grandes privaciones materiales. Hasta tanto, que debió cultivarse en escuelas públicas. En 1892 comenzó a estudiar periodismo en Chicago y de ello hizo su profesión.

En sus escritos expresó su amor profundo por la patria, los Estados Unidos. Pero fue enemigo declarado de sus gobiernos. Por esa postura sufrió innumerables ofensas, que ahora se reproducen bajo la actual administración de Ucrania. No solo por sus posiciones patrióticas, insobornables, sino por otra razón imperdonable: era comunista.

Obra prolífera

Dreiser viajó a la Unión Soviética, pasó por Kiev, compartió con el poeta Vladimiro Maiakovski y el genial director de cine Serguei Eisenstein. Cuando los alemanes iniciaron las hordas de quema de libros, las obras de Dreiser ardieron en la hoguera.

Su primera novela fue, Nuestra hermana Carrie; después vinieron Jennie Gerhardt, El financiero, El titán, Un viajero a los cuarenta años. Pero su gran novela, la más sobresaliente, que mereció elogios de Sinclair Lewis, H. M. Wells y Hugh Walpole, entre otros, fue Una tragedia americana. Por esta obra, Herbert Wells lo calificó como uno de los mejores novelistas del siglo XX.

La calle de Kiev que perpetuaba su memoria cambió de nombre. Ahora se llama Ronald Reagan. Si el exmandatario norteamericano estuviera vivo, sería un entusiasta defensor de las actuales autoridades ucranianas. Estaría autorizando la entrega de bombas racimo y de aviones F-16 a ese país.

Al fin y al cabo, a Reagan y Zelenski los une el común denominador de ser criminales de guerra. El norteamericano decía que Rusia es el imperio del mal y soñaba con apretar el botón nuclear. El segundo, sueña con convertir a Ucrania en “el arsenal del mundo”. Por eso la decisión de cambiar el nombre a la calle Dreiser es coherente con el nuevo pensamiento de Ucrania. Es razonable. Aunque los besos de los enamorados no recuperen el sabor de antes.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula