domingo, junio 23, 2024
InicioInternacionalHambruna en Gaza, Israel no solo mata con balas y bombas

Hambruna en Gaza, Israel no solo mata con balas y bombas

El hambre generalizada de la población de Gaza es el resultado del criminal bloqueo económico impuesto por Israel, una táctica de exterminio más

Alberto Acevedo

Agencias locales de noticias han documentado que, en las últimas semanas, en los alrededores de las zonas donde se estacionaron camiones con ayuda para los habitantes del norte de la Franja de Gaza, pero también en regiones rurales próximas a los centros urbanos, familias enteras escarban entre la tierra en busca de unos cuantos granos de arroz adicionales para paliar la hambruna, que se agrava cada día ante la falta de ayuda humanitaria.

Se ha visto, igualmente, que los niños separan harina de la tierra para hacer pan. Esta es la actual situación de Gaza. Arroz con tierra, un desesperado afán por sobrevivir. La agencia rusa de noticias RT difundió la semana pasada un video mostrando estas escenas desgarradoras, que parten el alma.

La hambruna generalizada de la población de la Franja de Gaza es el resultado del criminal bloqueo económico impuesto por Israel, una táctica adicional que se agrega a las incursiones militares, los bombardeos y ametrallamientos a la población, que ya dejan un saldo de más de treinta mil muertos, desde que Israel invadió la región, en respuesta a las acciones militares del grupo de resistencia palestina Hamás.

Crimen de guerra 

El relator especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, Michael Fakhiri, aseguró en recientes declaraciones al periódico británico The Guardian, que privar intencionalmente de alimentos a la población, constituye claramente un crimen de guerra, y en el caso particular, Israel debe rendir cuentas por crímenes de guerra y genocidio, pues está intencionalmente matando de hambre a los palestinos en Gaza.

“No hay ninguna razón para bloquear intencionalmente el paso de ayuda humanitaria o destruir intencionalmente barcos pesqueros de pequeña escala, invernaderos y huertos en Gaza, salvo negar a la gente el acceso a los alimentos”, puntualizó Fakhiri, añadiendo que Israel ha anunciado su intención de destruir al pueblo palestino, total o parcialmente, simplemente por ser palestino.

El relator especial de la ONU subrayó que “ahora esta es una situación de genocidio”, lo que significa que “Israel en su totalidad es culpable y debe rendir cuentas”. El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional determina que matar de hambre intencionalmente a civiles “privándolos de objetos indispensables para su supervivencia, incluida la obstaculización intencionada de los suministros de socorro”, es un crimen de guerra.

Arma de guerra

El hambre también fue reconocida como crimen de guerra y violación general del Derecho Internacional por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2018. Grupos de Derechos Humanos han advertido repetidamente que Israel ha estado utilizando el hambre como arma de guerra en Gaza.

Para una población tan reducida como la de la Franja de Gaza, donde Israel en sus incursiones militares ha matado a más de treinta mil personas, una cifra de heridos que duplica la anterior, más el número de desaparecidos y refugiados, las cifras de la hambruna son escalofriantes.

Al menos 576.000 personas, una cuarta parte del enclave palestino, se enfrentan a la hambruna en Gaza, mientras 2.3 millones de personas del territorio sufren una grave escasez de alimentos, de acuerdo con cifras reveladas por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Ocha.

Uno de cada seis bebés en el norte de Gaza, aproximadamente el 15.6 por ciento de todos los niños menores de dos años en la zona, sufre de desnutrición aguda o emaciación ─bajo peso para la altura─, según exámenes nutricionales realizados en refugios y centros de salud, el pasado mes de enero.

Obstáculos abrumadores

El director de la Ocha, Ramesh Rajasingham, dijo, además, que la escasez generalizada de alimentos podría ser “casi inevitable” si no se toman cartas en el asunto. En este sentido, indicó que prácticamente toda la población, 2.3 millones de personas, depende de una ayuda alimentaria “lamentablemente insuficiente” para sobrevivir.

Indicó también que tanto la ONU como las distintas organizaciones que brindan ayuda sobre el terreno se enfrentan a “obstáculos abrumadores”, tales como el cierre de los pasos fronterizos o las restricciones a la circulación y la comunicación, “solo para hacer llegar un mínimo de suministros a Gaza”.

Servicios esenciales como agua potable, alimentos, combustible, comunicaciones, salud y educación, están interrumpidos en Gaza, y su población, con miles de personas ubicadas en refugios improvisados, sobrevive apenas con la escasa e intermitente ayuda humanitaria que llevan unas decenas de camiones.

En febrero pasado, entraron en promedio noventa y ocho camiones por día a través de los cruces de Keren Shalom y Rafah, en el área de la triple frontera entre Gaza, Egipto e Israel, con “dificultades significativas” debido a limitaciones de seguridad y cierres temporales, señaló la Unrwa, otra agencia humanitaria. El objetivo es que puedan entrar hasta quinientos camiones diarios. El ingreso de ayuda se ve afectado por los constantes bombardeos, ataques aéreos y combates de la infantería israelí contra milicianos palestinos, dijo la agencia.

Levantar el asedio

La ayuda humanitaria a la población de la Franja de Gaza, escenario de la ofensiva militar de Israel, se ha reducido a la mitad en el último mes, señaló la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Oriente Medio, Unrwa.

El comisionado general de la Unrwa, Philippe Lazzarini, expresó en la red social X que “se suponía que la ayuda humanitaria no disminuiría, para abordar las necesidades de dos millones de palestinos en condiciones de vida desesperadas”.

Entre las dificultades citadas por Lazzarini están la “falta de voluntad política, el cierre regular de los puntos de cruce fronterizos, inseguridad debido a las operaciones militares y el colapso del orden civil”.

Agregó, además: “Hace tiempo que hace falta un alto el fuego, con levantamiento del asedio para permitir el ingreso de una ayuda significativa para salvar vidas ─que es poca y se redujo en un 50 por ciento en febrero─, además de suministros comerciales”.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula