sábado, abril 20, 2024
InicioOpiniónEditorialGobierno, ELN y EMC dinamizan la Paz Total

Gobierno, ELN y EMC dinamizan la Paz Total

Editorial VOZ 3169

Dos hechos dinamizan hoy el proceso de la Paz Total. Por un lado, se desarrolló en los Llanos de Yarí la reunión de la comandancia del Estado Mayor Central (Farc-EP), EMC, para preparar su participación en los diálogos con el Gobierno Nacional.

Por otro lado, en la antesala del inicio del tercer ciclo de conversaciones entre el ELN y el Gobierno, en Cuba, se conocen nuevas declaraciones críticas de la comandancia de esta insurgencia al Gobierno del presidente Gustavo Petro y las dificultades que tiene hoy el proceso de paz.

Los medios de la derecha se han dedicado a potenciar los aspectos guerreristas de dichas reuniones y declaraciones. En el caso de la reunión del EMC en el Yarí, se han centrado en analizar el uniforme, el tipo de fusil y las gafas del comandante Iván Mordisco. Es la banalidad y la mala intensión de un periodismo funcional a los intereses del Establecimiento.

En referencia al ELN, la prensa burguesa, potencia las críticas que hace la comandancia, sobre la política social y de paz del Gobierno y las coloca como obstáculos, desconociendo que, desde el proceso de paz en La Habana, “nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

El tono duro, radical y las figuras expresivas del ELN como las que se publicaron en el más reciente número de Insurrección por parte del comandante Antonio García no son nuevas, hacen parte de un cuerpo de ideas y visiones, con las que el Gobierno debe lidiar y aprender a leer en el trasfondo crítico de una guerrilla que ha sostenido una posición y un discurso histórico radical.

Afirmaciones como, “tras ocho meses del nuevo Gobierno, los hechos hablan por sí solos y parece que sus promesas no fueron más que humo que se disipa”, refiriéndose al presidente Petro, y “el amor con hambre no dura”, señalando la política económica. Estas son metáforas que, en el marco de las negociaciones, deben asumirse como críticas. Debe entenderse y asumirse que el proceso de paz con el ELN lleva implícito un debate abierto y complejo sobre los asuntos más importante de la sociedad colombiana.

En cuanto a la reunión en el Yarí y el proceso que intenta iniciarse con el EMC, hay que destacar que, existe ya un equipo concreto para los diálogos y la negociación de paz, conformado por Leidy Tatiana, conocida como Ángela; Carlos Eduardo García, Andrey; Danilo Alvizú; Javier 33 y, Jaime Muñoz Dorado, preso político conocido como Sebastián, recluido en la cárcel de Popayán.

Pero, quizás lo más importante es que se comienza a proyectar unas líneas políticas del diálogo y la negociación, que plantea una agenda con temas nacionales complementarios al Acuerdo de Paz negociado en La Habana. Llaman la atención que, aunque hay un esfuerzo de diferenciación con lo logrado en 2016, al leerlos y contextualizarlos, siempre termina siendo una especie de continuación de las mismas problemáticas: limitar el latifundio, avanzar en el proceso de titulación de tierras no solo a campesinos en general, sino, a los combatientes y garantizar la participación política.

Se podría esperar que, en la mesa, el EMC proponga una dejación de armas gradual y progresiva, dependiendo de los avances en el cumplimiento de los acuerdos que se firmen, tema que tiene que ver, por un lado, con el nivel de incumplimiento en que incurrieron los expresidentes Juan Manuel Santos e Iván Duque, situación que tiene hoy en crisis la implementación. Por otro lado, con la triste y trágica experiencia de asesinatos de los excombatientes después de la firma y reincorporación a la vida civil. Sin duda, será uno de los aspectos más polémicos y complejos en este proceso.

Además de los importantes progresos con el ELN y el EMC, hay avances también en Buenaventura y en la Sierra Nevada de Santa Marta, liderados por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. En el puerto vallecaucano, se mantiene un acuerdo de paz urbano que se fortalece y que “busca superar la fase de exploración de voluntades y consolidar un escenario de diálogo socio jurídico para abordar los asuntos estructurales del conflicto en Buenaventura”.

En la Sierra Nevada de Santa Marta, en un espacio cerrado, el Alto Comisionado para la Paz y testigos nacionales e internacionales se reunieron con un vocero delegado por el “Estado Mayor” de las llamadas Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada, ACSN, quien reiteró la intención del grupo en seguir siendo parte de la Paz Total. En la reunión se trabajaron los temas jurídicos pertinentes.

La Paz Total se dinamiza y avanza en medio de las dificultades propias de la naturaleza del proceso. Ella es posible, avanzaría mucho más si los poderes derechistas actuales, que actúan como francotiradores del proceso, se sinceren y se pongan a trabajar por ella sin trampas.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments