Gelasio Cardona Serna: Jurisconsulto, profesor y comunista

0
621
Gelasio Cardona Serna. Foto archivo

Falleció el abogado filandeño, fundador de la Universidad Autónoma de Colombia y presidente del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos. Fue un jurista comprometido con la democracia y la paz. Homenaje de la célula comunista en la que militó

Marco Tulio Millán – Célula Humberto Oviedo

Para despedir al maestro, humanista y defensor de los derechos humanos, desde el silencio que nos invade y anuda nuestra voz, hay que detenerse en la historia de nuestra patria para oír el llanto de los oprimidos, de los indefensos que desfilarán por ese corredor imaginario que él concibió en su partida para expresamente pedir a su familia no hacer exequias públicas.

Así es el temperamento de los grandes hombres que no buscan coronas de laurel, así las merezcan por todas sus grandes lides. Sus convicciones son férreas y el aporte a la sociedad con sus acciones y obras son su legado que está tallado en la historia con signos de mármol, la que empieza a escribirse sobre este hombre, sobre este ser social y con todas sus letras destacamos su nombre: el jurisconsulto Gelasio Cardona Serna.

Decir que ha muerto, cuando deja todo un legado y su estela permanecerá a través del tiempo, muchos de quienes lo conocieron y quienes oirán hablar de sus luchas, querrán emularlo y eso será más que justo y podremos decir en un futuro que su pensamiento y lucha no fueron vanos.

Legado y ejemplo

Hombre de ejecutorias, sin vacilaciones en la lucha de y por los trabajadores y sus organizaciones sindicales, de la paz y de la educación crítica. Su partida nos entristece, pero su legado y ejemplo, es digno de continuar por las nuevas generaciones consecuentes, por la coherencia de su actuar en los momentos críticos de su trajinar político y jurídico.

Fue catedrático de Derecho Constitucional y del Trabajo por un lapso de doce años en la Universidad Libre, en la Universidad Central y en la Universidad Autónoma de Bogotá; secretario de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre en 1964 y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de 1976 a 1981.

Además, fue presidente de la Asociación Colombiana de Juristas Demócratas y vicepresidente de la Asociación Americana de Juristas; miembro de la Comisión de Verificación de los Acuerdos de Paz; miembro del Consejo de Honor de la Asociación de Abogados Laboralistas al servicio de los trabajadores y miembro del Consejo Directivo de la Universidad Autónoma; actualmente se desempeñaba como presidente nacional del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CPDH.

Defensor de grandes y justas causas

Despedimos desde esta tribuna a un grande, a un ser comprometido y como advertimos, al defensor de los derechos humanos, defensor de grandes y justas causas y desde su militancia en el Partido Comunista Colombiano, confiamos que su semilla se expanda, y quienes le sigan y emulen su ejemplo puedan contemplar un país en paz como éste siempre lo anheló.

A su familia un cálido abrazo de solidaridad y condolencias por parte de quienes fuimos honrados con su amistad y camaradería, que con la presencia de sus principios y la huella indeleble de sus ideales nos evoca la condición de los imprescindibles del poema de Bertolt Brecht.