Fidel entre nosotros

0
249
Fidel entre nosotros, semana académica-cultural. Fuente Prensa Latina

José Ramón Llanos

El 13 de agosto Fidel hubiera cumplido 96 años. Fidel es la figura más emblemática de América Latina, sembró esperanzas en todos los pueblos explotados y vilipendiados de nuestro continente. Además, es el latinoamericano de máximo reconocimiento mundial, todos los intelectuales progresistas del orbe han reconocido a Fidel como el hombre excepcional que fue capaz de derrotar al imperio norteamericano y un eficaz creador de acciones protectoras de la naturaleza.

Homenajes en nuestro país

En Colombia las Casas de Solidaridad con Cuba y otros movimientos colombianos de solidaridad, así como políticos, artistas, cubanos residentes en el país, y por supuesto miembros de la Misión Diplomática cubana y el Partido Comunista organizaron una serie de eventos titulada Fidel entre Nosotros.

En todos los actos se distinguieron por el entusiasmo como participaron los estudiantes y egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina. Profesores y otros miembros del ámbito académico como Jairo Estrada, Josué Otto de Quesada, Ciro Becerra, Elsa Rojas le expresaron a este redactor las razones por las cuales estaban en el acto. Hasta ahora menospreciadas por la cultura patriarcal imperante en América”.

El viernes 12 de agosto se realizó la proyección de la película El Mayor, dirigida por el cubano Rigoberto López. El filme narra la vida y las valerosas acciones del líder camagüeyano Ignacio Agramonte, los sacrificios que implicaron su lucha por la independencia de Cuba.

La intervención de Javier Caamaño, embajador de Cuba

En la intervención central del evento final de esta semana de celebraciones, el señor embajador Caamaño llevó la palabra y entre otras cuestiones importantes manifestó: “Hoy es el cumpleaños 96 de la persona que cambió la historia de Cuba. No fue el único que luchó por eso, pero sí el que la cambió. Fueron muchos años, siglos de lucha por la soberanía de Cuba y no se logró”

Prensa Latina anota que el señor embajador destacó que todo lo dicho por Fidel lo cumplió, además otras promesas que hicieron otros próceres. Singular importancia tiene que Fidel forjó un gran respeto para Cuba entre los pueblos de Latinoamérica y toda la comunidad internacional. El embajador Caamaño llamó la atención sobre el hecho que las gestas que enarboló Fidel incidieron positivamente en toda América Latina.

Enfatizó que “Todo eso con mucha humildad, modestia y sencillez, pero no por eso es menos grande, sino mucho más grande.”

El señor embajador manifestó que el legado de Fidel Castro los cubanos lo justiprecian y “lo cuidan porque saben qué significa lo logrado y también lo que significaría perderlo”

Finalmente, el diplomático isleño valoró el encuentro de una delegación del gobierno colombiano con el Presidente Miguel Diaz Canel. Este hecho permitió que se normalizaran las relaciones entre estas dos naciones que nunca debieron haberse alterado.

El Partido Comunista participó en los actos celebratorios con sus militantes y a través de las intervenciones de Jaime Caycedo, secretario y del médico Román Vega. Caicedo destacó la importancia de Fidel como estímulo a la lucha contra el capitalismo y las posibilidades reales de la construcción del socialismo en nuestro continente.

Román Vega destacó el nivel de la ciencia médica cubana evidenciado en la prontitud con que lograron producir las cuatro vacunas contra la pandemia de la covid-19 que asoló al mundo. Igualmente mencionó la solidaridad de Cuba con el mundo por la labor médica desarrollada por la Misión Henry Reeve, en cualquier país que requiera esa valiosa ayuda.

La poesía también tuvo la palabra

En esta fiesta de la fraternidad y la evocación de Fidel Castro también hizo presencia la poesía. Mery Yolanda Sánchez, Laura Castillo y Alexander Gómez, director del Festival de Literatura Ojo en la Tinta compartieron con los asistentes algunos versos de su autoría.

Viviana Mejía del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba y de la cátedra Fidel Castro hizo una intervención que fue bien recibida y aplaudida por la asistencia.