FARC: Acuerdo debe sentar bases para una sociedad equitativa

0
447

Saludo de la Delegación de Paz de las FARC a las mujeres del Oriente Colombiano

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=2czUISi4H_k[/youtube]

Mujeres, compañeras, de la Mesa de Unidad Cívico – Agraria y Popular del Oriente colombiano (MUCAPOC): la Delegación de Paz de las FARC-EP, y particularmente la Subcomisión de Género, saludamos con gran entusiasmo y expectativa este evento que esperamos haga un significativo aporte a la discusión de la Subcomisión de Género en la Mesa de Conversaciones y al logro efectivo de los derechos de ustedes las mujeres.

Para las mujeres de Colombia, y especialmente para la mujer campesina, este evento, además de ser una oportunidad para hacer un aporte efectivo a la paz de nuestra nación, es un canal para dar a conocer todas las formas de victimización que hemos sufrido en el contexto del conflicto armado. Pero también, y más allá de eso, una ocasión para manifestarnos y reafirmarnos como sujetos políticos, como ciudadanas con derechos, como luchadoras que somos.

Cuando hablamos de violencia de género incluimos todos los escalones posibles de violencia, desde la discriminación sutil, pasando por la violencia doméstica hasta llegar a la violencia sexual como arma de guerra ejercitada por el paramilitarismo y por muchos miembros de las fuerzas militares; reconocemos también que la violencia estructural, es la más persistente y representa la mayor parte.

Queremos manifestarles que las FARC-EP, y en específico su Subcomisión de Género, consideramos que la eventual firma de un acuerdo debe sentar la arquitectura para una sociedad equitativa, libre de opresión, explotación y discriminación basada en clase, sexo o etnia.

Por eso, la Subcomisión de Género hemos recibido a 26 representantes de organizaciones de mujeres y de la comunidad LGTBI, para escuchar sus propuestas y sugerencias frente a la inclusión de la perspectiva de género en los acuerdos. Hemos recogido sus planteamientos y en este momento se está terminando la revisión del primer acuerdo parcial sobre Política de Desarrollo Rural Integral.

Las campesinas, indígenas y mujeres negras colombianas han sido históricamente excluidas de la vida laboral, expresándose esto en leyes y medidas que las discriminan a la hora de tener acceso a créditos, tierra o salarios. En realidad, estas mujeres, además de cumplir con sus labores en la esfera productiva – en la mayoría de los casos sin recibir remuneración alguna por ello – , también se desempeñan en los labores de reproducción, es decir en el sostenimiento del hogar, y todo lo que esto implica. Por lo tanto, tienen un doble papel, una doble jornada; sin embargo, en la práctica no se les reconoce, o es reconocido de forma muy deficiente.

El acuerdo trata de ser un punto de partida para empezar a remediar todas estas formas de discriminación que tradicionalmente se ha dado en el campo colombiano. Vemos con satisfacción el creciente protagonismo de las mujeres al interior de las organizaciones agrarias y populares en nuestro país, y estamos seguras que con su decidido apoyo y movilización, lograremos construir una Nueva Colombia donde quepamos todas y todos.

Finalmente el día internacional de la no violencia contra las mujeres, es en conmemoración de la lucha de las hermanas Mirabal asesinadas por los paramilitares de la dictadura de Trujillo en República Dominicana, es también en homenaje a todas la mujeres de Colombia y el mundo que han padecido victimización por reclamar sus derechos, el mejor homenaje que todas las mujeres podemos hacer es continuar con la lucha por alcanzar la paz con justicia social.

Las guerrilleras de las FARC-EP, mujeres también históricamente excluidas de la vida social y política en nuestro país, ratificamos la necesidad de seguir avanzando en la articulación de nuestras propuestas y también en la toma de decisiones frente a ellas. Así, paso por paso, lentas pero seguras, vamos sembrando las semillas del cambio.

Finalmente, queremos transmitirles nuestra fe inamovible en la capacidad organizativa y movilizadora de las organizaciones agrarias y populares, y especialmente en las mujeres, quienes son una parte esencial de estas. Están en nuestras corazones.

Muchos éxitos,

Delegación de Paz de las FARC-EP