Es el amor y no la muerte quien debe vencer

0
175
World Poetry Movement

El Movimiento Poético Mundial iniciará su propio ciclo de restauradoras acciones, actuando tanto en los recintos cerrados como en las calles, inundando de poesía muros, pasacalles y pancartas, llevando su voz y los cantos a todos los seres humanos que se movilizan por la libertad y por el porvenir radiante de la vida

Fernando Rendón

Por iniciativa del Festival Internacional de Poesía de Medellín, se creó en julio de 2011, el Movimiento Poético Mundial (World Poetry Movement -WPM-), como una confluencia de centenares de poetas de la Tierra, para desarrollar manifestaciones de unidad de acción desde el lenguaje y los actos propios de la poesía.

Desde entonces, WPM ha vivido diferentes momentos y procesos de transformación. Su dirección ha establecido una serie de pautas para la estabilidad y continuidad de sus tareas, a través de cientos de reuniones virtuales y de encuentros presenciales en Medellín (Colombia), en Zigong y Chengdu (República Popular de China), Caracas (República Bolivariana de Venezuela), y en mayo próximo en Estambul (Turquía).

El Movimiento Poético Mundial lucha por una revolución poética mundial que lleve la poesía a todos los pueblos, ya que “la poesía debe ser hecha por todos los seres humanos”, y está destinada a transformar sus vidas.

WPM, desde sus orígenes, ha desarrollado varios miles de lecturas de poemas a través de 21 acciones en más de 150 países, para acompañar a la sociedad humana en su lucha por la paz profunda con justicia social, por un mundo sin muros, por las transformaciones culturales, sociales y políticas que se requieren, y por la defensa irreductible de la naturaleza, nuestro entorno vital, sin cuya completa recuperación no podremos sobrevivir.

Las acciones internacionales más recientes de WPM se desarrollaron bajo los lemas “La poesía es el camino a la paz” (en contravía de las declaraciones de la OTAN acerca de que “las armas son el camino a la paz”) y “Solidaridad con los pueblos originarios de la Tierra en resistencia”. WPM ha mantenido activa una página web (www.worldpoetrymovement.org) en la que expande el espíritu de la poesía y una imaginación luminosa sobre el porvenir humano.

El CC de WPM ha designado cuatro direcciones continentales y responsables de comités nacionales (106), con una destacada participación de mujeres y de jóvenes poetas, en los países en los que ha desplegado su trabajo. Actualmente el Comité Coordinador (CC) del Movimiento Poético Mundial orienta su trabajo a la realización de congresos virtuales en África (enero, 2023), Asia (febrero, 2023), Europa (marzo, 2023) y América (abril, 2023), con el apoyo de la Cancillería de Venezuela y el Ministerio de Cultura de Colombia.

Estos eventos serán preparatorios del primer Congreso de WPM, que se celebrará en Medellín entre el 13 y el 15 de julio, con una segunda etapa en Caracas entre el 17 y 20 del mismo mes, en los que se aprobará un Plan Estratégico 2023-2028 para redefinir sus objetivos y planes de trabajo y renovar orgánicamente el Movimiento, posibilitando una dimensión más impactante de la poesía sobre la sociedad humana.

WPM puede crear mecanismos para lograr que la poesía, con la ayuda de la tecnología y de los medios de comunicación, llegue a los jóvenes, a los niños, a las mujeres, a los ancianos, a todos los seres humanos. Solo así podrá contribuir a un cambio decisivo en un mundo deshumanizado, cuya pulsión de autodestrucción está siendo alentada por las fuerzas de disolución de la historia.

Propuestas de WPM

Durante largo tiempo se ha debatido sobre la utilidad o inutilidad de la poesía, acerca de si puede o no influir de forma esencial en la vida y en el destino de los seres humanos. Y aunque no puede cambiar la sociedad a la manera como lo hacen los políticos y los gobernantes, la poesía siempre cambiará la sociedad a través del cambio de la conciencia, los sentimientos, la sensibilidad y la percepción de las personas en la hora más oscura de la historia, alimentando su esperanza y resistencia, cuando parece que el triunfo de la muerte puede ser posible.

Los pueblos del mundo saben ya que tienen poco tiempo para presionar con acciones la realización de tratados de prohibición de armas nucleares y de destrucción masiva. El tiempo es escaso antes que la naturaleza haga justicia y cancele la suscripción y el derecho de los seres humanos a permanecer sobre la Tierra.

Sabemos que debemos detener el proceso de deterioro de la vida humana, sometida a angustiantes presiones y carencias, y que la única vía posible para equilibrar de nuevo la vida humana, el mundo y la Tierra, y alcanzar la justicia social en el mundo, la paz y la armonía, es la movilización de todas las energías espirituales y culturales, políticas y sociales, para detener el poder del fascismo y del militarismo, que han puesto su sello en la destrucción de la vida y del planeta.

Es el amor y no la muerte quien debe vencer en la cima de la historia. El Movimiento Poético Mundial iniciará su propio ciclo de restauradoras acciones, y de acompañamiento a las vigorosas movilizaciones sociales en el mundo, actuando tanto en los recintos cerrados como en las calles, inundando de poesía muros, pasacalles y pancartas, llevando su voz y los cantos a todos los seres humanos que se movilizan por la libertad y por el porvenir radiante de la vida. El Movimiento Poético Mundial desarrollará una Escuela Mundial de Poesía y una red de Comités Nacionales de WPM en 200 países.

Nuevo ciclo de la humanidad

Un próximo movimiento migratorio sin orillas de la poesía, convocado y organizado por el Movimiento Poético Mundial, poblado de actos, canciones y voces, reuniones y publicaciones, lecturas de poemas presenciales y virtuales, actos públicos y privados, emergerá desde el sur del continente africano, país por país, y se extenderá simultáneamente hacia el centro y el norte del continente y hacia las puertas y la profundidad del continente asiático.

Se prolongará hasta Oceanía y se dirigirá al sur de Europa, país tras país, un movimiento creciente, como un gran río desconocido de la poesía; en la temporada más lluviosa, refrescará a Europa y llegará a América a través del Atlántico y del Estrecho de Bering, una expresión magna, multitudinaria y potente de los poetas del mundo, unificados, para llamar a la inauguración de una nueva época, de un nuevo ciclo de la humanidad.

Un río de poetas, de músicos, de bailarines, de artista visuales, de cineastas, de pensadores, de humanistas recorrerá la geografía mundial del desastre, y se precipitará desde el norte de América hasta la Patagonia, país por país, hasta que el mundo comprenda el mensaje de los poetas antiguos, de los poetas contemporáneos y de los poetas futuros, el llamado milenario de la poesía del pasado, del presente y del futuro a la vida.