sábado, junio 15, 2024
InicioPaísDerechos humanosEmitir para cumplirle a las víctimas

Emitir para cumplirle a las víctimas

La propuesta del presidente Petro de utilizar emisiones del Banco de la República para garantizar la implementación del Acuerdo de Paz y cumplirle a las víctimas, no solo es viable, sino pertinente y necesaria

Redacción Política

Por lo menos hay tres crisis por quiebra de bancos en Colombia que han contado con planes de salvamento por parte de los gobiernos de la derecha: dos en el siglo pasado (1988 y 1999) y una en el siglo XXI (2020). Ingentes y cuantiosos recursos fueron inyectados a los bancos. Incluso, en el 2020 en plena pandemia, el gobierno de Iván Duque priorizó inyectarle al sector financiero 17 billones de pesos, mientras negó la renta básica y el pueblo tuvo que sacar trapos rojos para no morirse de hambre.

La burguesía y sus gobiernos de derecha utilizan expresiones técnicas y financieras, como “garantizar el sistema de pagos”, “defender la banda cambiaria”, “se debe respetar la regla fiscal”, “hay que evitar una situación de zozobra que lleve a una corrida bancaria”, “genera pérdida de credibilidad financiera internacional” y otras, para maquillar lo que siempre ha sido un regalo a los bancos cuando estos han caído en desgracia, ya sea por corrupción o por mal manejo de los efectos del sistema financiero mundial sobre las economías locales.

La propuesta de Petro

¿Entonces por qué ahora tanto problema cuando el presidente Gustavo Petro propone medidas para salvar la implementación del Acuerdo de Paz firmado en 2016 y responderles adecuadamente a las víctimas del conflicto?

El jefe de Estado en sesión del Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia, tras lanzar una crítica certera al gobierno de Duque al que acusó de “hacer trizas la paz”, afirmó que, “no hay recursos suficientes para implementar el Acuerdo de Paz. Para indemnizar a los casi 10 millones de víctimas se necesitarían 301 billones de pesos y para la implementación son necesarios unos 105 billones. Al ritmo actual, el tiempo que tomaría la implementación sería de 125 años”. Pero planteó, al mismo tiempo, la posibilidad de indemnizar a las víctimas con “las emisiones que hace el Banco de la República rutinariamente”.

“Como se le ocurre a este presidente proponer emisiones para salvar la paz y cumplirle a las víctimas”, dijo el presidente con sarcasmo, señalando una acción que para el Establecimiento solo es viable y pertinente para rescatar a los bancos.

Petro avanzó en explicar la propuesta: “La emisión que hace el Banco de la República rutinariamente, en vez de ir a los bancos debería ir en bonos para la financiación de víctimas de la violencia de Colombia y creo que acortaríamos los tiempos”.

Una vez se conoció la propuesta, se desató la histeria colectiva al interior de la derecha, con la máxima: “es inviable esa propuesta”. De hecho, José Manuel Restrepo Abondano, exministro de Comercio y de Hacienda del expresidente Iván Duque, expresó en la red social Twitter, “mala idea además de casi inviable”.

Una propuesta pertinente

La propuesta es viable y pertinente. Los recursos destinados para la implementación del Acuerdo de Paz, consignados en el Plan Plurianual de Inversiones del Plan Nacional de Desarrollo (2023-2026) suman 50,4 billones de pesos, cuantía que es insuficiente para cumplir con las obligaciones.

Sin embargo, el Gobierno nacional, acudiendo a toda la capacidad del Estado y utilizando los mecanismos constitucionales que históricamente han servido para solventar las crisis financieras, debe y puede canalizar las emisiones del Banco de la Republica para financiar la implementación del Acuerdo de Paz de La Habana.

La propuesta, que ojalá se convierta en una decisión pronta, es clave en la medida en para el Plan Nacional de Desarrollo, el Acuerdo de Paz firmado con la extinta insurgencia de las Farc en el Teatro Colón, está catalogado como “piedra angular para avanzar hacia la paz total”.

El Banco dice, no

Como era de esperar, ya varios integrantes de la Junta Directiva del Banco de la República se han pronunciado, negando de plano esa posibilidad. Según ellos, emitir para que el Gobierno le cumpla a las víctimas es perder credibilidad en el contexto financiero internacional. Es decir, que para cumplir con ese objetivo hay que dejar tiradas a las víctimas, incumplirles y mantener la capacidad de préstamos a los bancos. Es lo ilógico y antihumano de las políticas capitalistas.

Y en razón de que el Banco de la República, se podría decir que tiene un origen maldito. El capital original con que se fundó fue 10 millones oro, de los cuales cinco eran de la “indemnización” que Estados Unidos pagó a Colombia por el robo de Panamá “y cinco millones aportados por bancos privados nacionales y extranjeros”.

El banco, históricamente se ha caracterizado por ser un escudero del capital financiero nacional e internacional. Por supuesto, la paz no le importa y las victimas menos. Al parecer están cómodos con la guerra. Por eso dice no a la emisión para implementar la paz y cumplirle a las víctimas.

Las victimas dicen sí

El movimiento social por la paz, las víctimas y las y los excombatientes reintegrados a la vida civil, ven con buenos ojos y valoran la actitud del presidente Petro de no quedarse contemplando la crisis y plantear y buscar soluciones al rezago que tiene hoy la financiación del Acuerdo de Paz.

Que el Banco de la Republica llegue a emitir recursos para la paz y las víctimas, sería una demostración real del compromiso que dicen tener los sectores poderosos del país. Petro abrió el debate, habló con la verdad y propuso salidas. Ahora falta ver si estamos dispuestos a movilizarnos y defender esta opción.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula