Elecciones en la ADE: A fortalecer el magisterio y mejorar la educación

0
181
Movilización de la Asociación Distrital de Educadores en el reciente paro nacional. Foto ADE Bogotá

Conocedores de que su responsabilidad sobrepasa las fronteras de las aulas de clases, estos luchadores continúan batallando por una mejor sociedad

Redacción Laboral

El 25 de agosto se llevarán a cabo las elecciones a la Asamblea General de Delegados y a la Junta Directiva de la Asociación Distrital de Educadores, ADE, en Bogotá; organización sindical de docentes que cuenta con más de 26 mil afiliados y que siempre ha luchado por la defensa de la educación pública y las garantías laborales para los docentes.

VOZ habló con cuatro de los candidatos y candidatas a la Junta Directiva para conocer sus propósitos de llegar a ese cargo de dirección.

Para el profesor José Montero se debe seguir impulsando un sindicalismo clasista y popular que establezca independencia del patrón y la democracia. Una independencia, que justo en el actual momento en el que inicia un gobierno popular, exige que los dirigentes de los trabajadores deban seguir defendiendo sus derechos.

“Fecode se ha comprometido a impulsar políticas gubernamentales que no sean contrarias a las políticas del magisterio y ha buscado que de parte del Gobierno haya compromiso con la reforma al Sistema General de Participaciones, que es fundamental para garantizar los recursos para salud, educación y saneamiento básico; el estatuto único docente que ha sido un viejo reclamo y se espera conseguir; pero debemos estar pendientes de cualquier política contraria a los intereses del magisterio porque reclamaríamos y se haría necesaria la confrontación. Confiamos que no será así”, expone José Montero.

Cree que para fortalecer la ADE se debe continuar con la formación sindical del magisterio en general, fortalecer espacios como la escuela sindical; el Centro de Estudios e Investigaciones Docentes, CEID; “llegarle al maestro con formación política y sindical y superar el gremialismo, el individualismo, burocratismo y el clientelismo que le hacen daño a las organizaciones sindicales”.

Hace un llamado a los docentes bogotanos porque entiende que estas elecciones son una oportunidad para elegir dirigentes que acaben con esos males del sindicalismo y que los maestros deben buscar el voto programático.

Por el estatuto docente

Por su parte, el docente Danilo Guzmán cree que la ADE, en su nuevo periodo de cuatro años con una nueva dirección, debe apuntar a la búsqueda de un estatuto docente cuya base sea la estabilidad laboral, el ascenso a través del estudio y la producción académica y el tiempo de experiencia, lo que se espera lograr en el actual gobierno.

Aunque el profesor Guzmán explica que hay otros objetivos: “Está el tema de la salud porque consideramos que no vamos a tener las tensiones que teníamos en el consejo directivo del Fomag y podremos tener una salud digna para el magisterio”

Acerca de mayores recursos para la educación, aseguró que en campaña hubo encuentros con Petro quien se comprometió a revisar el Sistema General de Participaciones.

Sobre el tema de la calidad de la educación, comenta que va más allá de la responsabilidad de los docentes porque está ligada al tema de los recursos para cerrar las brechas en tecnología, infraestructura, alimentación escolar, que fueron acrecentadas por la pandemia y que afectan el desarrollo del proyecto educativo. “También está la cantidad de estudiantes que meten en las aulas. Es injusto que se encuentren profesores en preescolar con grupos superiores a 30 estudiantes, en secundaria más de 50”.

Sobre este y otros temas de importancia, anota que Fecode está pensando convocar el Tercer Congreso Pedagógico Nacional para discutir los problemas de la educación.

El candidato a la Junta Directiva, Luis Alexander Hurtado, expresa que en el nuevo periodo la ADE debe fortalecerse hacia su interior; debatir sobre los incumplimientos con la comunidad educativa por parte de la administración de la alcaldesa Claudia López, pues del pliego acordado solo ha cumplido un 45%.

Y, “fortalecer todo lo relacionado con la unidad y la lucha organizativa con otros sectores y comunidades para establecer una paz total con justicia y reparación. Los maestros nos entendemos como sujetos sociales que reivindicamos lo social y lo comunitario”.

 

Provisionales y calidad

Sobre los incumplimientos se refiere a las mejoras de un 100% en infraestructura de los colegios, en lo que no se avanza porque mejoras de tres meses se han demorado hasta un año. En dotaciones tampoco se ha cumplido y falta mejoras de pupitres, laboratorios y tableros, entre otras cosas. Y no hay suficientes condiciones como infraestructura, comida caliente, más docentes y dotación para la jornada única.

Por otra parte, la docente Aura Nelly Daza expresa que la ADE debe seguir fortaleciéndose como un organismo de lucha y resistencia contra políticas como las que impusieron anteriores gobiernos. “Ayudar en su crecimiento y blindarla de quienes la quieren acabar”.

Con respecto a los provisionales, argumenta que se debe incidir desde Fecode en el Gobierno nacional para que la Comisión Nacional del Servicio Civil en los concursos cambie parámetros y que sea la pedagogía la que oriente y resignifique al magisterio.

Acerca de la cantidad de estudiantes que debe haber por profesor, lo que actualmente afecta la calidad de la educación, aduce que siempre han puesto los parámetros en los pliegos y que se responde que es un tema de falta de recursos. “Gustavo Petro está comprometido con un mayor presupuesto que logre reducir el número de estudiantes por grado y que se logre que en primera infancia haya solamente 15 niños, en preescolar 20, en primaria máximo 25 estudiantes por aula de clase y en bachillerato también 25. De esta manera, se lograrían mejores resultados en cuanto a calidad para estudiantes y profesores. Esto implica una gran inversión en infraestructura y ampliación de planta. Es decir, la construcción de más instituciones educativas”.

La profesora Aura Nelly Daza sabe que la calidad de la educación mejorará cuando factores que inciden, cambien. Entre ellos está la conectividad, tecnología, infraestructura, alimentación, problemas familiares y sociales y aforo en aulas. Todos estos aspectos, hacen parte de los grandes objetivos por los que debe seguir luchando la ADE.