martes, julio 16, 2024
InicioPaísEl rentable negocio de la salud

El rentable negocio de la salud

Mientras las Entidades Promotoras de la Salud reportan ganancias por 3.5 billones de pesos, la ciudadanía no tiene un real acceso a este derecho. Urge eliminar la intermediación financiera y replantear estructuralmente el sistema de salud

Juan Felipe Vargas

La ministra de Salud y Protección Social Carolina Corcho fue citada por la oposición para un debate de control político el pasado 29 de noviembre. La razón del llamamiento fueron las declaraciones que la alta funcionaria del Gobierno nacional ha dado al respecto del papel de intermediación que juegan las Empresas Promotoras de Salud, EPS, en el sistema.

La bancada del Pacto Histórico respaldó a Corcho y tuvo la oportunidad de pasarle factura a un sistema de salud que ha dejado morir de enfermedades curables a millón y medio de colombianos.

La trampa de los privados

Si bien la Ley 100 de 1994 garantizó la cobertura en salud sugerida por las políticas del Fondo Monetario Internacional, FMI, y el Banco Mundial, BM, no contribuyó en la calidad de la atención en salud y abrió la puerta para enriquecer los bolsillos de las EPS y los Institutos Prestadores de Salud, IPS, al aumentar sus ganancias.

De tal manera, que esto permitió coberturas casi universales en más del 90%. Hoy, por ejemplo, tenemos una cobertura del 98,81%. La Ley 100 introdujo una figura perversa, la trampa de los bienes públicos, que de manera reduccionista interpretó que fueran los privados quienes resolvieran el detrimento de lo público. Amparados por los artículos 334 y 335 de la Constitución, el sistema de salud se “fortaleció” con la introducción de la intermediación financiera.

Según la Superintendencia Nacional de Salud, Supersalud, en 2020 los ingresos totales de las entidades aseguradoras del sector salud ascendieron a 77,1 billones de pesos, de los cuales 82% corresponden a las aseguradoras del Sistema General de Seguridad Social en Salud, SGSSS. Las EPS del régimen contributivo reportaron ingresos por 34 billones de pesos y las entidades del régimen subsidiado por 24,1 billones de pesos. Por su parte, las entidades adaptadas, especiales y de excepción tuvieron ingresos por 4,9 billones de pesos.

Ingresos del sector salud 2020

La ministra de Salud Carolina Corcho en debate de control político convocado por la oposición. Foto cortesía

Por otra parte, el informe detalla que para el 2020, los ingresos totales de los 6.811 prestadores de salud, que reportaron información, están alrededor de 67,7 billones de pesos. El 13,6% del total de las entidades que reportaron son hospitales públicos, cuyos ingresos totales ascendieron a 15 billones de pesos, que corresponden solamente al 22% del total de ingresos de los prestadores. Entre tanto, los ingresos de las IPS y Transporte Especial de Pacientes Privados, TEP, reportaron información financiera con ingresos de 52,6 billones de pesos.

Los ingresos operacionales, es decir, lo que les entró por prestar el servicio fue de aproximadamente 61,5 billones de pesos. Alrededor del 86% de los ingresos operacionales de los prestadores, estarían explicados por los costos, relacionados con la prestación de servicios de salud, en los que incurren las aseguradoras, especialmente las del SGSSS, que exponen el 74,5% de los mencionados ingresos. El 14% restante correspondería a gastos de bolsillo y exportaciones de salud.

Costos del sector salud 2020

Y por el lado del negocio, es decir, las utilidades de los prestadores de salud en 2020, el informe demuestra que la intermediación financiera puede ser un instrumento que permite concentrar los recursos en los privados.

En el agregado total se generaron utilidades netas por 3,3 billones de pesos; el 78% de dichos recursos son concentrados en las IPS y TEP privadas, y el 22% restante en los hospitales públicos deteriorados. Del total de IPS y TEP privadas que reportaron información financiera, el 75% obtuvieron ganancias por la suma de 3,5 billones de pesos y el resto pérdidas por 917 mil millones de pesos. Por su parte, el 73% de los hospitales públicos alcanzaron utilidades por un billón de pesos y el 27% restante tuvieron un resultado negativo por 286 mil millones de pesos en pérdidas.

Utilidades del sector salud 2020

De tal manera que, este mecanismo de intermediación financiera y una ausencia de inversión en infraestructura pública en salud, permitió la concentración, el fortalecimiento y la integración vertical de lo privado por encima de lo público. Las EPS privadas crearon y fortalecieron sus IPS, también privadas, para robustecer su red de prestación de servicios enfocados hacia la atención en clínicas, laboratorios y especialidades. Así, el sector público con excepciones se ha visto menguado.

Lo peor de esto ha sido la conformación de carteles mafiosos que se han aprovechado del sector. De manera vergonzosa han posicionado a este sector como el tercer reglón de la corrupción en Colombia, donde han aparecido casos surrealistas como los carteles de los pañales, de la hemofilia (70 mil millones perdidos en Córdoba), del VIH (200 mil millones perdidos) y de pacientes con síndrome de Down (10 mil millones de pesos en 2014).

Ni qué decir de los seis mil millones de pesos perdidos de la salud para financiar la campaña de Oneida Pinto del partido Cambio Radical en La Guajira y el caso emblemático de la EPS privada Saludcoop, donde los recursos que se debían invertir en salud eran alrededor de 1,4 billones en 2008 y se destinaron a viajes, campos de golf, pisos de porcelanato, donaciones a equipos de fútbol, hoteles, entre otras extravagancias.

De tal manera que, el Gobierno nacional representado por la ministra Carolina Corcho debe soportar la embestida del poder oculto del capital, que en Colombia obtiene un matiz de perversión superior y de entramado corrupto, donde pareciera que siempre ellos, los señores de las grandes inversiones se burlaran del pueblo y de las autoridades.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula