sábado, abril 13, 2024
InicioInternacionalEl plástico, el gran contaminador

El plástico, el gran contaminador

Esta materia prima afecta desde la placenta humana hasta la fauna marina

José Ramón Llanos

La reunión de la quinta sesión de la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, UNEA-5, en Nairobi, Kenia, sesionará entre el 28 de febrero y el 2 de marzo del presente año. En esta fecha se conmemorarán los cincuenta años de la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en 1972.

En esa ocasión por vez primera en la historia se discutieron los problemas del medio ambiente y sus conclusiones se recogieron en un documento titulado Declaración de Estocolmo. Directrices y Principios de Derecho Ambiental.

En esa Declaración se reconoció que la acción humana imprudente, irresponsablemente ejecutada podía ser lesiva para el medio ambiente, el documento lo expresaba en el numeral 3 así:

“El hombre debe hacer constantemente recapitulación de su experiencia y continuar descubriendo, inventando, creando y progresando. Hoy en día, la capacidad del hombre de transformar lo que lo rodea, utilizada con discernimiento, puede llevar a todos los pueblos los beneficios del desarrollo y ofrecerles la oportunidad de ennoblecer su existencia… Aplicada erróneamente o imprudentemente, el mismo poder puede causar daños incalculables al ser humano y a su medio. A nuestro alrededor vemos las pruebas de los daños causados por el hombre en muchas regiones de la Tierra: niveles peligrosos de contaminación del aire del agua, la tierra y los seres vivos…”

En la quinta sesión de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente, los 193 Estados integrantes de las Naciones Unidas, empresas relacionadas con actividades contaminadoras y científicos, están convocados a debatir políticas y acciones para superar los problemas causados por la contaminación ambiental.

El tratamiento de los productos químicos y sus desechos, la basura que llega a los mares y la recuperación de los recursos utilizados para combatir el covid-19 son los temas sugeridos para ser debatidos en el desarrollo de la Quinta Asamblea para el Medio Ambiente.

La producción de objetos plásticos

La reunión de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente es ocasión propicia para comentar los problemas altamente lesivos del entorno en que se desarrolla la vida humana, la fauna y la flora. Hoy abunda la información relativa a esta cuestión proporcionada por la ONU, Greenpeace y otros institutos de investigaciones.

Greenpeace, las Naciones Unidas afirman que ocho millones de toneladas de plástico son vertidas anualmente a los océanos, esto es como si cada minuto se vaciara un camión de desechos plásticos. Si no paramos este proceso en 2025 los océanos tendrán una tonelada de plástico por cada tres toneladas de pescado y en 2050 habrá más plásticos que pescados con la posibilidad de que incluso ya no haya ni pescados, ni otras formas de macrovida.

El informe enfatiza en la lesiva situación de la contaminación por plástico y llama la atención para que se multipliquen las acciones para evitar o disminuir los problemas medio ambientales de nuestro siglo.

Una recopilación de artículos realizada por el “Observatorio de Salud y Medio Ambiente Contaminación por Plásticos, uno de los mayores desafíos del siglo XXI,” entre otros publica un documento escrito por el Instituto Dkv de la Vida Saludable que alerta sobre el problema de la contaminación del plástico explica cómo hemos llegado hasta aquí, cómo impacta nuestra salud y nuestro planeta.

En el texto se detalla cómo se ha incrementado exponencialmente la producción de plástico que pasó de los dos millones de toneladas en 1950 a los 550 millones de toneladas en el 2020. Esta entidad calcula que en el 2050 la producción superará los mil millones de toneladas. Greenpeace afirma que los millones de toneladas de objetos plásticos que llegan al mar son dinamizados por las corrientes marinas y terminan por construir islas de plásticos de grandes dimensiones.

Una de las más grandes se encuentra entre la costa de California y Hawái y es denominada “Gran Parche de Basura del Pacífico”, tiene una superficie de un millón de kilómetros cuadrados, esta superficie es superior a la suma de las superficies de Alemania, España y Francia. Islas similares las encontramos en el mar Pacífico y en el Índico.

El Mediterráneo ocupa el sexto lugar por la cantidad de basuras que alberga, especialmente residuos plásticos que, por la dinámica de las aguas, igual que en otros mares son convertidos en microplásticos que terminan en los organismos de la fauna marina. En los últimos años con más frecuencia se han encontrado ballenas que han perecido por efecto de los plásticos que consumen.  Igualmente sucede con las tortugas marinas. El Mediterráneo presenta la particularidad de que acumula el 1 por ciento de las aguas del mundo, pero tiene el siete por ciento de los microplásticos del mundo.

La basura plástica también altera negativamente las aguas dulces, ríos, riachuelos y hasta algunos humedales. Se debe destacar que la contaminación de la tierra con microplásticos es 23 veces más elevada que la marina.

La ingesta humana de plásticos

En un reciente estudio contratado por las Naciones Unidas con Dalberg Advisors y elaborado por la Universidad de Newcastle concluye que los humanos estamos ingiriendo 2.000 pequeñísimas partes de plástico cada semana, esto es 250 gramos al año. Esto es como si nos comiéramos una tarjeta de crédito a la semana. Lo grave es que no hay ningún estudio que indique los problemas de salud que pueden causar estos consumos de plástico a largo plazo.

Otras investigaciones han identificado microplásticos en algunas placentas humanas y estas mismas sustancias en las deposiciones de algunos bebés. Estos descubrimientos tienen consternados a los médicos debido a los posibles efectos en la salud de estos niños en el mediano y largo plazo.

Quiénes son los fabricantes

Es importante saber quiénes son los productores de esos artículos tan perjudiciales para el medio ambiente y para la vida humana, la fauna y la flora. Los fabricantes de los plásticos son grandes multinacionales, en total son 100 empresas grandes productoras de polímeros a nivel mundial. La principal usuaria de esos productos es Coca-Cola, cuyas botellas y tapas terminan en todos los mares del mundo y en el subsuelo.

Las investigaciones han determinado que estos envases de polímeros vírgenes son producidos con combustibles fósiles con los cuales se fabrica el 98 por ciento de los plásticos. Veinte empresas productoras de polímeros funcionan en Estados Unidos y China y producen el 55 por ciento de plástico de un uso único.

Los emporios estadounidenses son entes intocables que ni siquiera las Naciones Unidas pudieran tomar determinaciones que los llevaran a utilizar otras materias primas no contaminante o menos contaminantes para fabricar sus productos. Esta naturaleza de intocables es debida a que cuentan con la protección del gobierno norteamericano.

En otra ocasión se abordará el análisis de como la pandemia incrementó en miles de toneladas la basura producida por los millones de cubrebocas, jeringuillas, trajes protectores y otros implementos para evitar la propagación del covid-19.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments