¿El país superó los índices de pobreza que dejó la pandemia?

0
438
El 66% de la población en La Guajira sufre de pobreza monetaria. Foto Cristian Garavito

En la actualidad hay más de 25 millones de personas en condición de pobreza y pobreza extrema. Superar esta realidad es una decisión del Gobierno nacional, que en el Plan de Desarrollo ha expresado su voluntad de lograr igualdad económica y social

Carolina Castro
@carolinacaxtro

Superada la pandemia del covid-19, hoy la economía aun experimenta los impactos que provocó esta crisis con efecto dominó sobre lo social y lo político. Después del confinamiento la economía en 2021 creció un 10,7% como respuesta a una recuperación de los distintos sectores y actividades económicas que aportaron en mayor medida a la riqueza nacional, es decir, al Producto Interno Bruto, PIB, tales como comercio al por mayor y al por menor; la reparación de vehículos automotores y motocicletas; el transporte y almacenamiento; el alojamiento y servicios de comida; las industrias manufactureras y la administración pública y defensa; los planes de seguridad social de afiliación obligatoria; la educación; las actividades de atención de la salud humana y de servicios sociales.

No obstante, hay que mencionar que la economía experimenta una natural desaceleración a raíz del menor crecimiento económico mundial. Para 2022 fue de 7,5% apalancado por el dinamismo de la demanda interna, posicionando a Colombia como el segundo con mejor desempeño económico dentro de los 38 países miembros de la OCDE. La actividad económica estuvo impulsada por el crecimiento del consumo de los hogares (9,5%), la inversión (11,4%) y las exportaciones (14,8%). Se espera que para 2023 el crecimiento económico sea cerca de un 3%.

Diagnóstico

Además del crecimiento económico también se requiere una recuperación y fortalecimiento de las finanzas públicas que permitan cumplir los propósitos plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo, los programas de gobierno en perspectiva de garantizar mayor justicia e igualdad social.

La administración de Gustavo Petro se enfrentó con el déficit fiscal (ingresos vs gastos) más alto en el último siglo en Colombia, sin embargo, dicho déficit en 2022 fue de 5,3%, es decir, 1,7% menos que en 2021 (7%).

La inflación se frena y continúa con tendencia descendente. El desempleo desciende a un dígito y en agosto de 2023 fue de 9,3%, inferior al registro antes de la pandemia del covid-19 de 9,4%. En el 2022 se redujo la pobreza multidimensional a 12,9%, lo que quiere decir una reducción de 3,1% frente al 2021 (16,0%).

Se viene presentando un fortalecimiento del peso colombiano frente al dólar, cotizándose hasta en 3.900 pesos, mientras a mediados de 2022 se acercaba a los 5.000 y algunos alcanzaron a afirmar que por “culpa” de Petro se disminuiría la confianza inversionista y el dólar superaría los 6.000, lo que hoy se evidencia fue una gran mentira, por el contrario, ha crecido la inversión extranjera directa que para 2022 fue 11.320 millones de dólares, creciendo un 58% con respecto al 2021.

La inversión nacional tuvo un crecimiento de 25,5%, relacionada con el buen comportamiento que ha mostrado la industria manufacturera.

Los índices de pobreza en Colombia

El pasado 22 de septiembre el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane, publicó el informe de pobreza monetaria nacional 2022, con base en una actualización de la metodología para construir la línea de pobreza, teniendo en cuenta estándares internacionales, pero también considerando las particularidades y necesidades del país.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, “la línea de pobreza representa un valor monetario en el cual se consideran dos componentes: el costo de adquirir una canasta básica de alimentos y el costo de los demás bienes y servicios, expresado sobre la base de la relación entre el gasto total y el gasto en alimentos”.

El Dane define que el cálculo de la línea de pobreza monetaria extrema se realiza con base en el valor de la canasta básica de alimentos (2.100 calorías diarias) y el cálculo de la línea de pobreza monetaria resulta de multiplicar la línea de pobreza extrema por el coeficiente de Orshansky (relación entre el gasto total y el gasto en alimentos).

Es así, que con base en los cálculos del Dane, la línea de pobreza monetaria extrema per cápita nacional en 2022 fue $198.698; en el caso de un hogar de cuatro personas fue de $794.792.  Mientras la línea de pobreza monetaria per cápita nacional en 2022 fue $396.864; en el caso de un hogar de cuatro personas fue $1.587.456. Lo que quiere decir, que alguien en Colombia se encuentra en condición de pobreza extrema si vive al mes con ingresos inferiores a los $198.698 y están en condición de pobreza monetaria aquellos que vivan al mes con menos de $396.864.

Incidencia de pobreza monetaria y pobreza monetaria extrema

El índice de pobreza monetaria es de 36,6%, con una reducción de 3,1% frente a 2021 (39,7%), sin embargo, sigue siendo preocupante que 18.331.941 colombianos y colombianas estén en condición de pobreza, lo que significa que 1.302.469 personas salieron de esta situación.

Las ciudades que experimentaron mayor pobreza monetaria en el año 2022 fueron Quibdó con el 62,3%, Sincelejo con el 49,5% y Riohacha con 48,8%. Por otro lado, las ciudades con menor incidencia en pobreza monetaria fueron Manizales con 20,6%, Cali con 24,0% y Medellín con un 24,8%.

En lo que tiene que ver con la incidencia de la pobreza monetaria extrema a nivel nacional, se presenta un incremento frente al 2021 del 0,1% llegando a 13,8% a 2022 con 6.904.501 de personas en esta condición, lo que significa que 130.907 personas entraron a la pobreza monetaria extrema.

Las ciudades con mayor incidencia de pobreza monetaria extrema en el 2022 fueron Quibdó con 31,7%, Riohacha con 23,3% (que aumenta con respecto a 2021 en 1,3%) e Ibagué con 17,6%; mientras que las que presentaron menos incidencia fueron Manizales con 4,0%, Medellín con 5,3% y Cali 6,7%.

La pobreza en Bogotá

Actualmente la alcaldesa Claudia López está poniendo un debate público alrededor del impacto que han tenido las ayudas económicas sobre los índices de pobreza monetaria y pobreza extrema en la ciudad de Bogotá.

Aunque López se jacta de tener muy buenos resultados aún no volvemos a los índices antes de pandemia y si viene señalando al Gobierno nacional por terminar el programa de ingreso solidario que operaba a modo de concurrencia con el Distrito, para lo cual ha sido necesario recordarle a la alcaldesa que este programa era transitorio mientras la emergencia sanitaria (la cual terminó en julio de 2022). Sin embargo, el Gobierno de Gustavo Petro lo extendió hasta diciembre de 2022 y ha avanzado sobre una actualización de la metodología de la focalización de las personas en pobreza y pobreza extrema, de tal forma que las ayudas lleguen a quienes más lo necesitan.

Por lo anterior, las medidas tomadas por Prosperidad Social no tienen el objetivo de quitarle las ayudas económicas a las personas como la alcaldesa Claudia López lo insinúa, por el contrario, con el ánimo de llegar a muchas más personas a nivel nacional, la entidad pasa de destinar, en transferencias monetarias condicionadas, $1.9 billones a cerca de $7 billones y de beneficiar 1,9 millones a 3,3 millones de hogares, privilegiando a madres cabeza de hogar con niños, niñas o adolescentes a su cargo.

Actualmente en Colombia hay 25.236.442 de ciudadanos/as en condición de pobreza y pobreza extrema, lo cual representa un gran reto para el ejecutivo pues debe dirigir y enfocar sus planes y programas descritos en el Plan de Desarrollo, principalmente para mejorar la situación de estas personas, esto en perspectiva de cumplir con la igualdad económica y social como bandera de este Gobierno.