El país sin tapabocas, ¿ya era hora?

0
193

Con meses de atraso, se cumple la meta de conseguir la inmunidad de rebaño, aunque falta en la vacunación completa de la infancia. El Gobierno nacional adopta medidas para la transición de la pandemia a la endemia, pero…

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

“Se ha tomado la decisión de eliminar el tapabocas en los espacios abiertos y cerrados de las escuelas, colegios y universidades de Colombia, a partir del 15 de mayo de 2022”, dijo el pasado 27 de abril el ministro de Salud Fernando Ruiz, quien también advirtió que desde el inicio de la pandemia de Covid-19 en el país han fallecido 358 niños, han ingresado a cuidados intensivos 549 y se han hospitalizado 3.191.

El jefe de la cartera también dejó claro los riesgos de este virus con los niños por el bajo índice en su vacunación, pues con una dosis está el 73,9% de los infantes y con dos, el 42.1. Por esto, invitó al sector educativo y al de bienestar familiar a hacer operativos para incrementar la aplicación de los biológicos.

Dos días antes, el presidente de la República Iván Duque había dicho que hay más del 83% de los colombianos con una dosis, y casi el 70% con doble dosis. “Tenemos 11,2 millones de colombianos con dosis de refuerzo”.

Asimismo, desde el pasado primero de mayo, municipios que tengan el 70% de esquema completo en inmunidad contra el nuevo coronavirus podrán dejar de usar el tapabocas en espacios abiertos. Y cuando el 40% de ese total tenga el refuerzo, se eliminará el uso de la mascarilla en espacios cerrados, aunque se mantendrá en el transporte público, hospitales y de manera desescalonada en centros educativos.

“Es dentro del salón de clase donde se tiene que utilizar el tapabocas”, aclaró Ruiz y argumentó: “De acuerdo con el pico epidemiológico por enfermedades respiratorias que estamos atravesando, el Comité Epidemiológico evaluó el tema y consideró que podemos tener situaciones en las cuales puede haber un incremento de la infección respiratoria, que puede enmascararse con el Covid-19 en los niños, principalmente”.

A su vez, Duque aseguró que las medidas se tomaron con base en diálogos con la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Causas de la inmunidad

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la emergencia sanitaria no ha terminado. Así lo dice la OMS y el Gobierno nacional. El analista, doctor en Administración y Políticas de Salud, Román Vega, manifiesta que actualmente hay muchos países que tienen oleadas de infección por Covid-19.

“Lo que se está produciendo en algunas regiones del mundo, en relación con las coberturas de vacunación y con una gran cantidad de población que se ha infectado, como en Colombia y que por eso adquiere inmunidad, es que hay menos riesgo de infección para las cepas que han venido circulando”.

Para Vega, el Gobierno actúa con base en la cobertura del 70% de las dos dosis, lo que habría producido una inmunidad de rebaño. No obstante, se debe tener presente que los ya vacunados pueden infectarse, aunque de manera más leve. “Tampoco hay un tratamiento para quienes se infecten y desarrollen una enfermedad grave, como puede pasar con ese 30% no vacunado. Y, en Colombia hay un montón de conglomerados, es decir, de presencia de Covid en núcleos importantes de la población en distintas regiones del país”, señaló el doctor Vega.

Por otra parte, acerca del atraso en el proceso de vacunación de los niños, la vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, FMC, Carolina Corcho manifestó que se debe a que no se ha hecho lo suficiente: “En el plan de vacunación no se contemplaron las medidas de búsqueda activa de las familias para aclarar las dudas e inquietudes de los padres y poder vacunar a los niños. El sistema debe hacer eso y ya deberíamos tener la vacunación completa”.

Sigue la emergencia

Sobre los argumentos para eliminar el uso de la mascarilla en centros educativos, la vicepresidenta de la FMC señaló que esta causa problemas de socialización, aprendizaje, distracción o dificultad para la concentración y desarrollo en general de los niños y niñas.

La médica cree que se deben adelantar jornadas masivas de vacunación en los colegios, en los centros de atención de bienestar familiar y en las casas, lo que exige un esfuerzo del sistema de salud.

“La meta del 70% de vacunación es tardía ya que debía ser en diciembre, pero sí es el momento de quitar el tapabocas”, comenta. Además, que ante la posibilidad de que aparezca una nueva cepa habría que valorar en su momento nuevas medidas y no extender las actuales por riesgos que podrían llegar pero que aún no han llegado. “En este momento estamos en tránsito de la pandemia a la endemia”.

Y es que los números de contagios y muertes que arroja el Instituto Nacional de Salud, INS, muestran que en los últimos días la curva se ha mantenido abajo: el 28 de abril hubo 208 nuevos casos de contagio y cuatro fallecidos; el 29, 236 nuevos casos, cuatro fallecidos; y el 30 de abril, 264 nuevos casos y cuatro fallecidos.

Con estos datos, con los de la vacunación y las nuevas medidas, “La prolongación de la emergencia sanitaria y la razón por la cual no se elimina es porque ha transcurrido un tiempo muy corto entre el número reducido de casos, contagios y fallecidos, entonces hay que esperar un tiempo”, anotó el ministro de Salud.

Recomendaciones para niños

Desde otro punto de vista, muchos padres de familia han manifestado su preocupación por las posibilidades de contagio de sus hijos e hijas en los colegios, más si se tienen en cuenta las cifras de inmunización presentadas por el ministerio de Salud. Por eso, los epidemiólogos aconsejan seguir utilizando las mascarillas como lo dice la OMS y el Unicef:

Para niños de entre 6 y 11 años deben tenerse en cuenta los siguientes factores: si hay transmisión generalizada en el área donde reside el niño; la capacidad del niño para utilizar la mascarilla de forma segura y adecuada; el acceso a las mascarillas, así como su lavado y cambio en determinados lugares (como las escuelas y las guarderías); la supervisión adecuada de un adulto y las instrucciones para el niño sobre cómo ponerse, quitarse y llevar puesta la mascarilla de forma segura; las posibles repercusiones de llevar puesta una mascarilla sobre el aprendizaje y el desarrollo psicosocial, en consulta con el personal docente, los padres o cuidadores y los proveedores de servicios médicos; y, los entornos e interacciones específicos del niño con otras personas que corren un alto riesgo de sufrir una manifestación grave de la enfermedad, como las personas mayores y las que tienen otras afecciones de salud subyacentes.

Los organismos internacionales recomiendan que a partir de los 12 años utilicen mascarilla en los mismos supuestos que los adultos, en particular cuando no se pueda garantizar una distancia mínima de un metro de los demás y haya una transmisión generalizada en la zona.

Finalmente, el doctor Vega expresó: “El problema es si se presenta una nueva cepa frente a la cual no haya tenido contacto la población se pueden presentar nuevas oleadas. Lo que uno le recomienda a la gente es seguir usando el tapabocas en espacios cerrados o donde pueda hacer contacto estrecho con otras personas, que no se baje la guardia”.

Entresacado: “El Gobierno actúa con base en la cobertura del 70% de las dos dosis, lo que habría producido una inmunidad de rebaño. No obstante, se debe tener presente que los ya vacunados pueden infectarse, aunque de manera más leve”

Entresacado 2: “El ministro de Salud dejó claro los riesgos de este virus con los niños por el bajo índice en su vacunación, pues con una dosis está el 73,9% de los infantes y con dos, el 42.1”