El incendio de Matanzas

0
131
9 de agosto. Bomberos en las labores de contención del incendio. foto Agencia Cubana de Noticias, ACN

William Salgado

El viernes 5 de agosto el Ministerio de Energía y Minas de Cuba informó que un rayo incendió uno de los tanques que almacenan crudo en la Base de Supertanqueros de Matanzas. Los bomberos y trabajadores de Matanzas intentaban apagar el incendio. Susely Morfa González Primera Secretaria del Partido Provincial comunicaba que “autoridades, cuerpo de bomberos, el Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas Revolucionarias, FAR, estamos en el lugar y tenemos confianza que la situación se va a controlar”.

El tanque incendiado tiene una capacidad de 50.000 metros cúbicos. Aunque la base de Supertanqueros cuenta con un sistema de pararrayos parece que la descarga superó la capacidad de protección, según informó Rigel Rodríguez director de la División Territorial de Comercialización de Combustibles de Matanzas. La Dirección Provincial de Salud comunicó que en el lugar del siniestro hay cinco ambulancias disponibles y ha alertado a los hospitales para que estén listos para atender a personas que se afecten por el humo del incendio.

Explotó el segundo tanque de combustible

El día 7 estalló el segundo tanque de combustible. Para la fecha ya se habían afectado 122 personas, de las cuales 24 requirieron hospitalización. Se cuentan 16 desaparecidos. Las autoridades informan que en la base de Supertanqueros no hay depósitos de amoniaco ni de alcohol.

Una labor tan importante como la sofocación del incendio es la del enfriamiento del resto de los tanques para impedir que el incendio se siga extendiendo.

Aérea después de sofocado el incendio. Foto Omara García en ACN

Extinción de la conflagración

La presidencia de Cuba el día 12 informó que a las 7 a.m. “se declaró la liquidación del incendio en la Bases de Supertanqueros de Matanzas”. El cuerpo de bomberos de Cuba “notificó que se mantiene total vigilancia sobre el lugar, tomando en cuenta la posibilidad de que resurjan nuevos focos por el combustible derramado y las altas temperaturas”.

Según Cubadebate a partir de la extinción de las llamas equipos de medicina legal y otras especialidades entraron al lugar del incendio, allí encontraron los primeros restos óseos de cuatro personas.  El 15 de agosto se hizo el balance final de afectados por el incendio: 132 lesionados, dos fallecieron, 19 permanecen en los hospitales del país, solo fue afectada una mujer. De los hospitalizados cuatro están en estado crítico, cinco en estado grave y 10 en cuidados intensivos, según la información del Ministerio de Salud Pública.

Las autoridades e instituciones del Estado organizan la limpieza de la zona destruida por el incendio. Se ha establecido que el fuego destruyó cuatro de los ocho tanques de almacenamiento de petróleo. Sin haber realizado todavía el balance de los daños materiales causados por el incendio tanto la prensa estadounidense, como la europea consideran que golpean fuertemente la economía cubana.

El día 14 del presente el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel hizo un reconocimiento a los bomberos de México y Venezuela que ayudaron a sofocar el incendio en la Base de Supertanqueros. La comunidad internacional respondió solidariamente con el pueblo de Cuba. México, Venezuela y Argentina fueron los primeros en prestar su ayuda solidaria. También se destaca la solidaridad financiera de Vietnam, China y Rusia.