“El feminismo es determinante para este momento de cambio”

0
97
Heidy Sánchez. Foto cortesía

La concejala de Bogotá, Heidy Sánchez, habló con VOZ sobre la participación de las mujeres en política, los avances y retrocesos en la ciudad, los principales retos del Gobierno nacional y los cambios necesarios en los partidos a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Redacción VOZ

¿Cuál fue el proceso que la llevó a participar en política?
-Desde muy joven estoy en política. En el colegio, a partir de las representaciones estudiantiles, comencé a incentivar ejercicios de movilización para hacer valer nuestros derechos. Asimismo, cuando ingresé a la universidad hice parte del IV Foro de Estudiantes frente al Conflicto Social y Armado e ingresé a la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios, ACEU.

Lo anterior fue determinante para enfocarme en la defensa de los derechos humanos, tanto con el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice, como con el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CPDH, donde fungí en un periodo como responsable del movimiento estudiantil.

Posterior a ello estuve en la fundación y creación de la Asociación de Trabajadores Independientes, ATI, en miras de avanzar hacia espacios de exigencia de derechos laborales para personas que en teoría no tienen una relación de subordinación como, por ejemplo, los vendedores y vendedoras informales, o las personas que tienen un contrato de prestación de servicios. Igualmente, con la devolución de la personería jurídica de la Unión Patriótica me comprometí con el impulso del partido en la ciudad de Bogotá.

Mujeres en política

¿Cuáles han sido las principales dificultades que como mujer ha tenido en el ejercicio político?
-Son muchos los retos que enfrentamos las mujeres a la hora de participar en política y son muchos los estereotipos que se nos endilgan para esto. Considero que nosotras debemos demostrar que sí somos capaces de asumir espacios de representación electoral. A la hora de una campaña política hay exigencias que se nos imponen mayoritariamente, lo que no se hace con los hombres y pues a pesar de que ha sido a veces complejo, creo que el hecho de estar en estos espacios evoca la idea fundamental de que muchas más mujeres participen en política y que sean escenarios sanos y seguros para nosotras.

¿Cómo se puede avanzar para garantizar la participación efectiva de mujeres en espacios de representación?
-Los partidos políticos deben reconocer que existen patrones, conductas y comportamientos dirigidos para no permitir esta participación efectiva de más mujeres en política. Hay que decir que las colectividades deben avanzar en espacios dirigidos a incentivar la formación de las mujeres, no solamente de cara a espacios de representación electoral sino también tenerles en cuenta en los cargos de dirección y de toma de decisiones, permitiendo identificar una transversalidad de los temas de género al interior de estos.

Es necesario reconocer el trabajo y las reivindicaciones de las mujeres, examinar que existen opresiones basadas en género. Para el caso de los partidos de izquierda, es imperativo potenciar el feminismo como un determinante para el actual momento político de cambio.

Retos

¿Considera que en Bogotá han existido avances en los derechos para las mujeres?
-Bogotá ha sido pionera en incentivar políticas dirigidas hacia las mujeres. Fue la primera ciudad en crear la Secretaría Distrital de la Mujer, una cartera propia para reivindicar y trabajar por las mujeres. Asimismo, en la ciudad se implementó una línea única para atender las violencias basadas en género. Hay que decir que, si bien existe el Sistema Distrital de Cuidado, este aún no logra cubrir esa redistribución en términos de tiempos para las mujeres que se dedican incluso 100% a las tareas del cuidado, por lo que es importante ver esto con un sentido crítico sin desconocer que es un avance para las mujeres en el Distrito Capital.

¿Cuáles son los principales retos que tiene el gobierno del presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez para trabajar por las mujeres?
-El gobierno del cambio sin lugar a dudas tiene que cumplir con el programa con el que se llegó a la Presidencia de la República. Por un lado, lograr la creación del Ministerio de la Igualdad y la Equidad que sin lugar a dudas será un gran avance para las mujeres y las diversidades, y todos los sectores que históricamente han sido oprimidos en el país.

Por otro lado, avanzar como ya lo anunció el presidente Gustavo Petro en los últimos días, sobre el reconocimiento del medio salario mínimo (500 mil pesos) para mujeres cabeza de hogar. Esta es una acción que le apuesta a la eliminación de las brechas de desigualdad para las mujeres.

Estamos hablando de cambios estructurales en las políticas…
-Por supuesto. Se debe avanzar en políticas dirigidas que sean materializadas por los gobiernos territoriales para la eliminación de todas las violencias basadas en género, que no solamente deben estar enfocadas en lógicas punitivistas sino también hacia la formación, la escuela y la familia, para que así haya un compromiso por reconocer los micro machismos que existen en la cotidianidad y que esto permita caminar a la eliminación de las violencias.

Además, hay un reto fundamental y es la creación e implementación del Sistema Nacional de Cuidado que reconozca, redistribuya y resignifique estas tareas. Creo que esto es fundamental para avanzar en una sociedad más justa. Por ejemplo, nuestra ministra de Trabajo Gloria Inés Ramírez ha planteado un derrotero que necesita el compromiso de todas: “a un trabajo igual, salario igual”.

25N

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ¿cuál es el llamado a los partidos políticos?

-Son cuatro los mensajes para las colectividades políticas. El primero es la creación de protocolos de atención a violencias basadas en género, logrando espacios seguros para las mujeres que deciden hacer parte de sus filas y prestándole mucha atención a este tipo de violencias. Lo segundo es reconocer variables, por ejemplo, el mansplaining o la macho explicación, el silenciamiento que existe muchas veces de las mujeres al interior de los partidos políticos.

En tercera instancia, hay que avanzar en la alternancia y la paridad, no solamente hacia la conformación de listas, sino también en los espacios de las direcciones de los partidos políticos. Y finalmente, tener programas dirigidos a eliminar las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres hacia la sociedad.

¿Qué es lo que cada partido político presenta ante el país para reconocer a las mujeres en materia laboral, medio ambiental, agraria, etc.? Entre muchos otros aspectos y sobre todo para el Partido Comunista y la Unión Patriótica su principal bandera en este gobierno debe ser impulsar un sistema nacional de cuidado en el país.