Diálogos al calor del marxismo y el feminismo

0
519
Seminario taller sobre feminismo en Bogotá,

“El marxismo nació como una teoría de la emancipación humana, y con la misma inspiración nació el feminismo” Fanny Edelman

Seminario taller sobre feminismo en Bogotá,
Seminario taller sobre feminismo en Bogotá,

★ Magda Alberto y Francy Franco

En nuestro camino de búsqueda y construcción del proyecto comunista, las mujeres hemos transitado, por múltiples discusiones, elaboraciones prácticas y teóricas, sobre los contenidos mismos de la emancipación de la humanidad. Ello nos ha exigido avanzar en la apropiación de los desarrollos diversos del feminismo como apuesta emancipadora.

En este transitar hemos tenido la fortuna de encontrarnos con las reflexiones de una mujer comunista argentina, Fanny Edelman, que vivió en el seno de su partido las contradicciones dialécticas de lo que significa construir un proyecto político, que trascienda, al aspirar cambiar de raíz el fundamento de las relaciones sociales actuales.

Esta comunista expresa en su voz, y en su historia marcada por los acontecimientos del siglo XX, la relevancia que tiene para el proyecto comunista asumir el marxismo desde una reflexión feminista, invitándonos a consideraciones para nuestra praxis política: “Entiendo que somos feministas las mujeres y varones que consideramos a la mujer una sujeta social total, protagonista de la historia y de la sociedad. ¿Pueden no ser feministas las y los comunistas, las y los marxistas?”.

A propósito de dicha consideración las mujeres del PCC no encontramos las contradicciones que entre feminismo y marxismo tanto anuncian algunas y algunos camaradas. Para nosotras que hemos construido una práctica política, que reivindicamos recreadora del marxismo, el feminismo expresa dicha realización, pues nos permite sistematizar un desarrollo del marxismo desde el particular desarrollo histórico de las mujeres.

En dicho desarrollo el patriarcado como sistema ideológico, político y cultural, que ha oprimido en especial el cuerpo y espíritu de las mujeres, se configura en uno de los bastiones a derrumbar para la consecución de la libertad de las mujeres y la posibilidad de una real sociedad socialista.

Al respecto Fanny Edelman nos recuerda: “Nuestro combate por protagonizar junto al hombre la vida política económica social y cultural de nuestros pueblos, se trata de un combate muy arduo contra el poder patriarcal, paradigma de la desigualdad”.

Siendo la desigualdad uno de los principales retos a superar en la perspectiva de poder de los y las comunistas, las mujeres del partido consideramos que es vital para la vida del PCC asumir una lucha frontal contra el patriarcado, en defensa de la vida y derechos de las mujeres, para ello el PCC y cualquier proyecto que se reclame emancipador necesita beber de las fuentes del feminismo.

Las mujeres comunistas entendemos el feminismo en sentido marxista, en sentido socialista, como un movimiento político histórico que ha planteado la lucha contra el patriarcado, sustento del desarrollo de la sociedad de clases, en nuestro caso la relación capitalista que le ha significado a las mujeres en particular y a la sociedad en general, naturalizar la explotación y el marginamiento sobre la vida y construcción del ser mujer, ahondando las desigualdades, la inequidad y especialmente la segregación sexista como mecanismo de dominación.

Hemos realizado una rica lectura de la experiencia de Fanny Edelman, por ello les invitamos a no eximirse de esta valiosa lectura, que más que una entrevista, es una historia de vida y práctica política que ponemos en sus manos: “Marxismo y Feminismo”.