Las guerras de Medellín: Desarrollo urbano y violencia

0
582
La ciudad se destaca por grandes obras de infraestructura pero contrasta con la miseria alrededor de estas. Foto Juan Carlos Hurtado Fonseca.

Mientras Medellín gana un premio internacional que la cataloga como la ciudad más innovadora del mundo, el drama humano que viven miles de familias medellinenses por la violencia, el microtráfico, el desplazamiento interno y el desempleo, entre otros, crece exponencialmente

La ciudad se destaca por grandes obras de infraestructura pero contrasta con la miseria alrededor de estas. Foto Juan Carlos Hurtado Fonseca.
La ciudad se destaca por grandes obras de infraestructura pero contrasta con la miseria alrededor de estas. Foto Juan Carlos Hurtado Fonseca.

Juan Carlos Hurtado F.

Con sorpresa Martha Soto escuchaba cómo le comunicaban al conductor del taxi en el que se desplazaba en la capital antioqueña, que no prestara servicios hacia la Comuna ocho porque había combates, que debían esperar a que subiera la tanqueta de la Policía.

Entendió por qué el conductor le había preguntado antes de permitirle subir al vehículo, adónde iba ya que no debía ir a las comunas uno, ocho y 13.

En la comunicación radiotelefónica les informaban a los conductores de taxi, que en la Comuna 13 podían ir solamente hasta Villa Lilia. Entre los mismos conductores decían que miraran lo que había pasado con un taxista que aunque se le había advertido, no había hecho caso; se había metido a la Comuna ocho donde le quitaron el carro y lo dejaron tirado en una cañada. Afortunadamente, fue rescatado y llevado a un hospital adonde llegó con un ataque de nervios.

Así como Martha, miles de medellinenses son testigos de la manera como se extiende la violencia en los barrios populares. Para muchos ya es común escuchar los tiroteos de combos que se disputan el control del microtráfico.

Algunas causas

Claudia Serna
Claudia Serna
Claudia Serna, es abogada de la Corporación Jurídica Libertad, organización no gubernamental que trabaja en Medellín desde hace 20 años por la promoción y defensa de los derechos humanos; hace acompañamiento a procesos organizativos y de resistencia por la defensa del territorio, entre otras cosas.

Le explicó a VOZ su lectura sobre algunos aspectos que producen problemáticas como violencia y desplazamiento interno.

–Hablemos primero del desplazamiento interno de Medellín, que aseguran se ha incrementado en los últimos meses.

–Desde hace varios años Medellín ha tenido una fuerte tendencia primero a ser receptora de población. Adicional a esto se están propiciando diferentes eventos de desplazamientos internos.

Según informes de la Personería de Medellín, para 2012 hubo 10 mil personas desplazadas, más o menos 2.500 familias desplazadas internamente, la mayoría por el conflicto interno urbano y por diferentes obras de renovación urbanística. Es una problemática que se ha agudizado y está muy relacionada no solo con el conflicto sino con la transformación de la ciudad.

–Usted habla de dos causas que generan el desplazamiento. Hablemos entonces de la transformación urbanística de la ciudad.

–Medellín más o menos desde 2000 ha querido exaltarse como una ciudad turística y como una ciudad para los negocios, por esa razón se han construido diferentes equipamientos que propicien negocios. Por otro lado, está relacionada con diferentes proyectos de movilidad, embellecimiento y estética urbana, por eso está en la agenda del alcalde Municipal la construcción del Cinturón Verde Metropolitano o Jardín Circunvalar, y la construcción de diferentes senderos que atravesarían las comunas de manera horizontal.

Además, los anteriores alcaldes invirtieron bastante en equipamientos educativos, como los colegios de calidad, parques biblioteca, la biblioteca España de Santo Domingo. Pero que son solamente proyectos infraestructurales, porque no encontramos una calidad real de estos derechos o de estos servicios de educación. Además en muchas de estas comunas el control por parte de los sectores armados es tan fuerte que las personas no pueden disfrutar de eso.

Estado y actores armados

–Cualquiera pensaría que estas obras son progreso, así sea cemento. ¿Por qué son estas obras las que generan o acrecientan estos conflictos urbanos?

–A principios de los 90 se quería construir la parte del metrocable hacia Santo Domingo, testimonios de las mismas personas nos hicieron entender un poco que una de las formas en que el Estado puede entrar en los territorios donde antes no había tenido ningún tipo de acceso fue a través de algunas obras de infraestructura. Estas obras generan desplazamiento.

–¿Qué grupos armados hacen presencia en estos barrios?

–Según la Comisión Internacional de la Cruz Roja, los paramilitares en este momento son Los Urabeños y Los Rastrojos, y las demás bandas se comportan como combos criminales, aunque trabajan muy parecido a los paramilitares. Pensamos que desde la entrada de Los Urabeños, desde el paro armado en enero del 2011, esta ciudad está viviendo una nueva guerra, cuando estos llegan a disputarse con La Oficina de Envigado, es que se ven estos niveles de conflictividad. Medellín ha sido una ciudad importante en las rutas del microtráfico.

Cuando estaba “Don Berna” sin que a él lo hayan extraditado se decía que la ciudad estaba entre comillas tranquila; porque Fajardo el alcalde de 2003 a 2007 había hecho un pacto de gobernabilidad con él. En ese tiempo se le llamaba la “donbernabilidad”, con ese pacto bajó el índice de homicidios. Comprendemos que cuando Medellín está tranquilo en cuanto a la conflictividad es porque hay control y un pacto con la administración.

Entonces, hay intereses del capital y el Estado en hacer grandes obras en infraestructura, y no se sabe si es casualidad pero hay desplazamiento de la gente.

–¿Qué dice el gobierno municipal con respecto a esa problemática?

–Nosotros hemos luchado porque el enfoque no sea simplemente de seguridad, sabemos que la situación de esta ciudad no se soluciona con equipamiento militar y tecnología. Hemos encontrado que se han instalado cinco estaciones de policía, en los últimos 10 años, en los barrios populares. Por lo menos nueve o 10 CAI periféricos, pero no hay seguridad real para estas comunas.

Al contrario, en la comuna 13 han habido denuncias últimamente, sobre el relacionamiento de la Policía con los combos. Se denuncia que la Policía entra las armas a las comunas, que transporta en moto a diferentes integrantes de combos. Y lo último, es que en la comuna 13 la fuerza pública capturó a diferentes integrantes de un combo y cuando llegaron a la estación los soltaron porque según el comandante esas personas eran intocables. El año pasado se decía que la Policía estaba con un bando y el Ejército con otro. Estas situaciones agudizan mucho más el conflicto.

–¿Cree que el Estado podría terminar con estos conflictos con medidas diferentes a las policivas?

–Sí, pero esta sociedad está muy corroída por el microtráfico y el narcotráfico. Sin embargo, creemos que con políticas y programas sociales podría disminuir un poco y con la persecución de la corrupción de la fuerza pública.