Denuncian irregularidades electorales en el consulado de Argentina

0
298

Diana Carolina Alfonso

Del 7 al 13 de marzo la comunidad colombiana en el extranjero llevará adelante las votaciones a Cámara y Senado. A 72 horas del comienzo de los comicios han surgido denuncias inquietantes sobre la fiabilidad del proceso en Argentina, bajo la responsabilidad del Cónsul Jorge Villamizar Trujillo, quien por cierto es hermano de Basilio Villamizar Trujillo, excandidato al Senado por el partido de gobierno Centro Democrático.

Las acusaciones van desde hostigamiento verbal, físico e incluso posibles perfilamientos, lo que en la jerga militar colombiana implica seguimiento e inteligencia hacia individuos, organizaciones sociales y partidarias, usualmente contrarias al régimen uribista. Las irregularidades han perjudicado a algunos aspirantes a jurados de votación, ciudadanos que inscribieron su cédula en el consulado y testigos electorales.

A continuación se develan algunas de esas denuncias. Buscando cuidar la integridad de las denunciantes se ha querido dejar en el anonimato ciertos nombres.

P.C., quien por causa del conflicto armado hoy reside en Argentina, denuncia que en el mes de octubre del 2021 se dirigió al consulado colombiano en Buenos Aires con el propósito de diligenciar la inscripción de cédula para poder ejercer el derecho al voto, tanto en las elecciones legislativas como en las presidenciales. Tras la inscripción, el consulado le entregó un comprobante, formulario E4.

P.C. asegura: “el 14 de febrero de este año revisé la página de la Registraduría Nacional para conocer mi lugar de votación y la sorpresa es que estoy inscrita en Nueva Orleans, Estados Unidos. Cabe aclarar que yo nunca he tenido relación con este país, ni he viajado allí, ni siquiera tengo VISA americana”.

El costo político de lo que dice el consulado “fue un error” se trasladó a la Registraduría General de la Nación, sin haber sido reparado.

Continúa la denuncia de P.C.: “al día siguiente fui al consulado a reportar la situación. Volvieron a hacer la inscripción de mi cédula pero la misma sólo quedó registrada para la elección presidencial pues, según el organismo, ya había pasado el tiempo de inscripción para votar en las elecciones legislativas. Es decir que por error de la Registraduría Nacional, me fue negado el derecho a elegir, a ser elegida y a tomar parte de las elecciones tal como menciona nuestra Constitución Política colombiana en el artículo 40”, concluye la denunciante.

En un documento firmado el 7 de marzo, distintas organizaciones sociales colombianas que hacen presencia en Argentina, expresaron su preocupación por la demora de la acreditación de observadores internacionales para las elecciones legislativas en el exterior. Según se lee en el comunicado “dicha demora en los puestos de votación consulares nos deja en un lugar de discriminación respecto a nuestro proceso electoral y a las garantías de transparencia”.

Otra denuncia tiene que ver con el derecho a la información, ya que sumado a los dos tarjetones para Cámara y Senado, se encuentra disponible un tercer tarjetón para votar por las consultas interpartidarias a la presidencia.

Todo habría comenzado el 7 de marzo en las primeras horas de la jornada electoral. En palabras de Yessica Jaramillo, testigo electoral acreditada, el responsable de los registros electorales del consulado le prohibió hacer mención de la opción a la consulta interpartidaria. Ante las reiteradas quejas de la testigo, agentes de la fuerza pública, entre los que se encontraba presuntamente un coronel colombiano, la intimaron pues según ellos en el reglamento del Consejo Nacional Electoral no se especifica el derecho a la información. Horas más tarde el coronel se acercó a la testigo de forma amenazadora para comunicarle que ella había incurrido en “voto cantado”, a lo cual Jaramillo exigió que se comprobara dicha acusación. El coronel se limitó a retirarse con gestos de sorna.

De acuerdo con el Magistrado Luís Guillermo Pérez, la entidad sí está en la obligación de informar sobre las tres consultas. Así se habría pactado con el Registrador Nacional, Alexander Vega.

Tomando cartas en el asunto, el Magistrado puso al tanto al Registrador Nacional. En dicha conversación se puede leer lo siguiente: “Sr. Registrador esto está pasando en los consulados de Argentina, los jurados han recibido la orientación de no informar de las consultas. Puedes enviar una circular por favor para evitar equívocos? Te agradezco”. Pese a la gravedad de la denuncia, el registrador sólo inmutó un “vale, ya lo hago”.

Según la testigo electoral, el nivel de conflicto escaló a niveles alarmantes cuando ella se dispuso a tomar el registro fotográfico de la jornada. Según el procedimiento de administración de pliegos electorales, entre los formularios expedidos en ocasión de cada evento electoral se encuentran: la lista de sufragantes, E10; el acta de instalación y registro general de votantes, E11; la autorización de voto, E12, y el acta de escrutinio del jurado de votación, E14; siendo este último de suma vulnerabilidad, dada la experiencia de fraude que se vivió en las elecciones presidenciales del 2018, en las que resultó electo el candidato uribista Iván Duque.

La resolución 1707 de 2019 del CNE estipula que los jurados tienen derecho, antes del inicio y después del cierre del proceso electoral, a hacer el registro visual del conteo de votos y del armado total del puesto y del material electoral, para dar testimonio de los elementos que se entregan y sus condiciones de recepción, en caso de que sirvan como soporte a las reclamaciones que se puedan efectuar. Conforme a Malka Orozco, también testigo electoral, el consulado colombiano en Buenos Aires sólo estaría dejando fotografiar el formulario E14.

Malka Orozco indica que “los [formularios] E10 son un documento público en donde aparece la lista de cédulas de los sufragantes que pueden votar por mesa en el puesto de votación, mismo que debe estar visible. Eso no está pasando en el consulado y tampoco están dejando tomar fotos de ese padrón. Y lo otro es que el [formulario] E11 tendría que llevar la firma y la huella del votante, pero en el exterior no las tiene porque enviaron los formularios viejos. Por eso se sospecha de las garantías de quienes puedan votar. Continúa: “no nos están dejando tomar registro a sabiendas de la ausencia de esa corrección que se solicitó, justamente, desde el año pasado previendo cualquier posibilidad de fraude. Nosotros seguimos exigiendo que se deje fotografiar el [formulario] E11, que debe estar visible según la resolución 1707”.

Finalmente, Yessica Jaramillo y Malka Orozco, testigos electorales por la coalición Pacto Histórico, denunciaron fuertes hostigamientos por parte de la fuerza pública colombiana que hace presencia en el consulado, y también por agentes de la Policía Federal argentina que custodian el edificio consular. Según cuentan, como respuesta a sus peticiones el Cónsul Jorge Villamizar Trujillo solicitó a viva voz que les fueran tomados sus números de cédula colombiana y DNI argentinos. Por si fuera poco, se les obligó a mostrar el contenido de sus celulares sin ninguna orden judicial. En una actuación provocadora, durante el día de ayer un supuesto coronel se acercó a una de las testigos electorales para cerciorarse de su identidad.

Presuntamente la fuerza pública colombiana estaría haciendo presencia en el consulado de Buenos Aires con el fin de adelantar tareas de inteligencia. A raíz de las intimidaciones, las testigos pidieron la identificación de los supuestos militares. Entre ellos se encontrarían el coronel Rodrigo Ramírez, el coronel Edison Rodríguez y la intendente Adriana Bohórquez.

Publicado originalmente en NODAL. URL: https://www.nodal.am/2022/03/colombia-denuncian-posible-fraude-electoral-en-el-consulado-de-argentina/