Congresistas buscan prohibir “corrección” de orientación sexual

0
179
Carolina Giraldo (izquierda) y Andrés Cancimance (derecha). Foto Manuel Antonio Velandia Mora

Manuel Antonio Velandia Mora

El proyecto radicado el 3 de noviembre, denominado “inconvertibles”, contó con el visto bueno de las diferentes organizaciones LGTBI y con el apoyo de 58 congresistas y entrará para su trámite por la Comisión Séptima de Cámara.

El Proyecto de Ley tiene como objeto prohibir los esfuerzos de cambio de orientación sexual, identidad y expresión de género (ECOSIEG) en el territorio nacional y promover la no discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género diversas en las redes de salud mental y se dictan otras disposiciones.

En la primera página de la propuesta del proyecto se observan las firmas de los/as representantes Carolina Giraldo Botero, Andrés Cancimance López, Etna Támara Argote Calderón y de la senadora Angélica Lozano Correa.

Este es un momento simbólico y muy importante en el que la recientemente instalada Comisión de seguimiento de los derechos LGTBI en el Congreso de la República radica en la Secretaría de la cámara el proyecto de ley al que hemos denominado “Inconvertibles” que prohíbe en el país las mal llamadas terapias de conversión, dijo la representante Carolina Giraldo Botero.

¿Representante Carolina, por qué es importante este proyecto en Colombia?

Porque nadie puede ser obligado a ser lo que no es. Una persona que, por ejemplo, que es obligada a ser lo que no es por medio de unas supuestas terapias. Prácticas que en algunos países se han llamado de tortura y que en algunos lugares de nuestro país siguen siendo usuales, esta es la razón por la que es necesario avanzar para que se radiquen por fin estas prácticas en las que realmente la gente la pasa muy mal física y emocionalmente.

Es desde la práctica del amor, es desde la práctica del respeto y no desde la violencia que pretende “ayudar” a un ser querido a asumir una experiencia de vida que no es la suya ni la que desea construir, como verdaderamente se demuestra el amor, el respeto y la solidaridad.

¿Cómo se llegó a este proyecto?

Este es un paso fundamental, que continúa el proceso iniciado por el representante Mauricio Toro en la pasada legislatura. Un legado que retomamos desde la Comisión de diversidad sexual con todo el orgullo, con todo el honor, para que finalmente pueda ser ley de la República. Es avanzar en la cultura ciudadana hacia el respeto a los demás. Es construir una Colombia en la que quepamos todos, dado que en este momento en el país este tipo de prácticas no tiene ninguna repercusión de tipo legal, porque no está regulado. Hay una serie de vacíos en la ley que permiten que de alguna manera las personas se aprovechen y pretendan hacer lo que no se puede hacer. Esta violencia ha generado muchos casos de suicidio e intentos de hacerlo. En Colombia el respeto por la vida debe estar por encima de los derechos, también es en una invitación a que las personas puedan ser aquello que desean ser.

¿Andrés Cancimance López en qué radica la importancia de este proyecto?

Éste es un proyecto muy esperado por los sectores LGTBI y de las diversidades de géneros y cuerpos en el país, porque será sin duda una ley a través de la cual se prohíban todas las prácticas y de tortura que están cimentadas en una estructura de odio y en una estructura de crimen, también. Una estructura homofóbica que no puede seguir agrediendo a más personas ponemos. Por eso es tan importante un proyecto como este porque ponemos en evidencia una lucha de los sectores LGTBI a nivel nacional como también una lucha de varios países que han venido ratificando a través de sus congresos esta misma solicitud dentro de las mal llamadas “terapias de conversión”. Colombia se suma a esa estrategia internacional, esa lucha que está avanzando en países que prohíben estas formas de vulneración de derechos.