Clavos calientes

0
343
Rodolfo Benítez Verson

Relevo en La Habana

El gobierno de Cuba cambió el delegado en la mesa de La Habana en la condición de país garante del proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC-EP. Carlos Fernández de Cossio, quien venía desempeñándose desde la etapa exploratoria hasta hace pocos semanas, fue designado Embajador en la república de Suráfrica. En su reemplazo asumió el cargo el embajador Rodolfo Benítez Verson, Director Adjunto de Asuntos Multilaterales, quien ya está acompañando a los delegados de las dos partes y del gobierno de Noruega en la Mesa de Diálogos.

Rodolfo Benítez Verson
Rodolfo Benítez Verson

Espía en la Casa de Nariño

El presidente Juan Manuel Santos está molesto porque alguno de los participantes en la pasada reunión de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, le filtró a los medios de comunicación, información de sus deliberaciones que se considera confidencial. Pero, además, fue mal interpretado o la información fue tergiversada, porque en algunos noticieros salió la noticia de que no se aceptaría el fallo de La Haya. Santos respondió, vía Twitter, que no se había tomado decisión al respecto y voceros de la Casa de Nariño advirtieron de su malestar por las filtraciones que calificó de irresponsables.

Desinformación de la “gran prensa”

El pasado lunes 19 de agosto, después de la hora cero del comienzo del paro nacional agrario y popular, en algunos medios de comunicación se daban informaciones contradictorias. En una misma edición, en horas de la madrugada, Caracol Radio informó que algunas vías estaban tapadas por las manifestaciones campesinas, pero al mismo tiempo se divulgaba el reporte de la Policía de carreteras de completa normalidad en las vías del país. Al medio día, el informe es que había bloqueos en algunas regiones y se registraban enfrentamientos entre la Fuerza Pública y los manifestantes. La habitual desinformación de la “gran prensa”.

Las FARC-EP y el paro

Aunque el paro nacional agrario y popular no fue decretado por las FARC-EP y el mismo día de su comienzo su Delegación de Paz de La Habana comenzaba una nueva ronda con los voceros gubernamentales, la oficina de prensa del grupo insurgente divulgó un mensaje de solidaridad en que presentaba las fuertes razones de las organizaciones sociales para decretar el paro, debido a los efectos lesivos de los TLC, al modelo de acumulación capitalista neoliberal y a la “confianza inversionista” que el gobierno de Santos heredó de Uribe Vélez sin romperlo ni mancharlo.