Clavos calientes

0
379

Chile y Venezuela

La situación que vive la República Bolivariana de Venezuela en el momento actual, desde el punto de vista del saboteo económico, el desabastecimiento y la especulación, recuerda la que vivió Chile en los tiempos de la Unidad Popular de Salvador Allende y que condujo al golpe militar fascista. Son los mismos métodos y, por supuesto, los mismos asesores de la CIA yanqui. En el caso actual venezolano no necesariamente tiene que llevar al mismo desenlace, es lo que hay que tratar de evitar con las correcciones a tiempo del gobierno bolivariano y la movilización permanente de las masas, sin descuidar la solidaridad internacional.

487 Desabastecimiento

Narcofinancieros

El sistema financiero está colocado contra las cuerdas a raíz del escándalo de la quiebra de Interbolsa, porque cada vez es más evidente la estrecha relación de la oligarquía con factores irregulares para lavar dinero mal habido. Se considera que más de cien mil millones de dólares han sido legalizados a través de empresas financieras.

El debate de Simón Gaviria arrojó datos y cifras dramáticas de esta estrecha relación de los ricos con mafias del narcotráfico, aunque el representante quiso atenuar la responsabilidad de su clase con el cuento de que son las FARC las que han aprovechado estas bolsas y entidades para lavar dinero. Lo que salta de bulto es la actitud de “familias prestantes” que se aprovechan de la ilegalidad para lavar dineros del narcotráfico y de otros negocios sucios. A Simoncito como que de nuevo se le olvidó leer.

Juan Camilo chamuscado

Juan Camilo Restrepo, quien tiene fama de serio y progresista a pesar de su conservatismo, resultó un fiasco en el Ministerio de Agricultura, no logró abrir un proceso de modernización del campo y sobre todo de soberanía alimentaria, porque prefirió el statu quo y colocarse en contra del proceso de paz con la insurgencia.

Su posición contra las zonas de reserva campesina, a las que calificó de “republiquetas independientes”, frenó un acuerdo rápido sobre el primer punto del orden del día, así como su exposición ante los medios para señalar a las FARC-EP de principales victimarios mientras guardó siempre silencio sobre el terror paramilitar que no cesa en el campo. Varios líderes de la restitución de tierras fueron asesinados sin protección y sin políticas justas desde el ministerio de Restrepo. Renunció y se va chamuscado.

Jaramillo y la paz

Sergio Jaramillo, alto comisionado para la Paz, intervino en el foro sobre solución del conflicto en la Universidad Externado de Colombia. En medio de frases retóricas y eludiendo las principales contradicciones en la mesa de La Habana, dijo que “estamos ante la posibilidad real del fin del conflicto con las FARC. Esto es algo real”. Habló de que se necesitarán diez años en la etapa de implementación de los acuerdos y de la necesidad de que las FARC le den la cara a las víctimas. Eso sí, de las responsabilidades del Estado no dijo ni mu. Tampoco sobre los cambios reales y eficaces que se requieren para abrir el camino hacia la paz estable y duradera.